Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Lunes, 25 Julio 2011 14:04

Green Lantern **

Escrito por Miguel Juan Payán
Valora este artículo
(0 votos)

green_lantern_ver14

Seamos claros: a ratos me ha entretenido, pero a ratos no. El espectáculo visual de tipo galáctico, la clave de ciencia ficción, funciona, pero luego lo que ocurre en la Tierra no está a la misma altura. Esperaba esta película con interés porque pensaba que podría cambiar el paisaje de las producciones de superhéroes trasladándolo a una clave de ciencia ficción similar a aquella con la que arranco la primera entrega de la saga de Superman protagonizada por Christopher Reeve, pero no ha sido así.

La parte de ciencia ficción no está mal, refleja incluso bastante bien el espíritu de las viñetas de este personaje, ciertamente difícil de adaptar al cine, pero le han metido más peripecias en la Tierra de las que conviene, y además éstas no funcionan demasiado bien, porque son algo tópicas. De manera que al final tiene uno la sensación ambigua de que una parte de la película, la que transcurre en el espacio, con toda su psicodelia e imaginación tipo Flash Gordon y space opera, funciona, mientras que toda la parte terrestre de las peripecias del personaje está algo coja.

¿Coja por qué? se preguntarán ustedes. Pues en primer lugar porque es demasiado tópica, la química entre la pareja protagonista no funciona a falta de un guión que les sepa sacar el máximo partido, y lo mismo ocurre con el personaje de Ryan Reynolds. El tipo es un buen actor al que se le puede sacar más partido con un guión que le permita componer un personaje más golferas, más tipo Han Solo, más de comedia screwball. El ejemplo de lo que funciona y no funciona en esta película está reciente, en Thor, con la que comparte una fórmula similar: dos mundos, Asgard y la Tierra en la de Marvel, Oa, el planeta de entrenamiento y sede del cuerpo de los Linternas Verdes y la Tierra en Green Lantern. En Thor esas dos tramas están bien construidas, hiladas, esquivan en lo posible el tópico y proporcionan incentivos de interés en los acontecimientos que se suceden en ambos mundos de forma mucho más equilibrada y con un desarrollo más rico de los personajes. Tomen por ejemplo el papel de Natalie Portman en Thor, y comparen con el de Blake Lively en Green Lantern. Como he dicho, más que un problema de actores, es un problema de guión. En esta ocasión el guión funciona peor. Eso afecta igualmente al tema del villano de turno, y a la relación con los padres y el legado, que son temas centrales en la trama, pero como todo lo demás en la misma, está desarrollado de forma superficial.

No es ese el mejor camino para poner en pantalla los superhéroes, tal y como se ha demostrado una y otra vez. Tal y como está el patio de este tipo de personajes en la pantalla grande, y para entendernos, diría que Green Lantern es vecina de las dos películas de Los cuatro fantásticos y Lobezno, y no de la excelente El caballero oscuro. Además de haberse quedado muy en la superficie en el desarrollo de su historia y personajes, que son poco más que bocetos y se inclinan por el camino fácil del tópico, creo que no han explotado bien las posibilidades que tiene el personaje de Linterna Verde. Vale que como he comentado antes no era difícil de adaptar, porque tiene uno de los poderes más chorras de toda la galería de superhéroes de la DC, muy psicodélico, construyendo objetos verdes con su anillo de poder. Pero su verdadero potencial está en esa visión del cuerpo de los Green Lantern como policías del espacio. Por ahí van los mejores tiros que dispara la película. Lamentablemente son escasos. Ya digo que la parte en el planeta Oa, la trama de Sinestro, los compañeros del Cuerpo de Green Lantern y el entrenamiento (brevísimo, apenas un intercambio de golpes en un puente), son lo más interesante y lo menos explotado de la película. En su lugar, les roban tiempo para montar una floja trama romántica sin humor, dejar colgado el personaje del sobrino del protagonista, que parecía que iba a tener algún desarrollo más pleno, y trabajar mal toda la por otra parte prometedora pero mal desarrollada historia del villano con su padre. Un ejemplo del tópico y la superficialidad con la que se tratan los personajes lo tenemos tanto en la Tierra como en Oa. En la Tierra desperdician como un elemento meramente decorativo un personaje tan interesante como el de Amanda Waller, convenientemente rejuvenecida y pasada por liposucción para el cine con Angela Bassett como protagonista, un trabajo de chapa y pintura que el personaje no necesita en absoluto e incluso me molesta. Una nota de recuerdo: en la serie Smallville estaba interpretado por Pam Grier y funcionaba mucho mejor. En cuanto al ejemplo de error y apresuramiento en lo referido a los personajes de Oa, basta pensar en Sinestro, personaje central en la saga de Linterna Verde en los cómics al que da vida Mark Strong, que es lo más interesante de la película, y que aquí no revela su verdadera naturaleza en el relato… ¡hasta la escena final!

Incluso el enfrentamiento final, que visualmente y sobre todo en su desenlace traslada muy eficazmente al cine  las claves visuales de las viñetas de los cómics de Green Lantern, con el sol al fondo y la solución al problema que se le plantea, que es muy fiel al espíritu de Linterna Verde, me dejó con la sensación agridulce de que necesitaba más épica, más minutos de metraje, de que se resuelve demasiado rápidamente sin dar tiempo a que se desarrolle plenamente la amenaza y el combate en sí mismo.

Creo que es precisamente eso el principal defecto de la película: tiene las ideas ahí pero no acaba de desarrollarlas. Es un buen espectáculo visual en la parte de ciencia ficción que no funciona en la trama que se desarrolla en la Tierra, peca en lo cotidiano funcionando en lo fantástico, y todo ello ocurre porque quizá han querido abarcar demasiado al mismo tiempo, en lugar de centrarse más en los aspectos cinematográficamente más atractivos de las aventuras de este personaje.

Otro asunto, y reconozco que esto es pura especulación, pero creo que habría funcionado todo mejor si en lugar de poner a Hal Jordan como protagonista hubieran tirado directamente de Guy Gardner, que es más chispeante y jocoso como personaje, más macarrilla, posiblemente el Linterna Verde más gamberro. Entiendo que tenían que presentar el personaje, y creo que esa tarea se les ha hecho demasiado pesada, que se ha convertido en un lastre que les ha impedido volar hacia donde deberían, esto es, a Oa y a los planetas que protege el Cuerpo de Linternas Verdes (otro ejemplo para que se percaten de lo que se ha perdido o no se ha aprovechado: uno de los compañeros de Hal Jordan en el cuerpo de Green Lantern tenía en su área de vigilancia el planeta Krypton de Superman… y todavía arrastra cierta culpa por su destrucción).

Por eso, a pesar de lo floja que me ha parecido esta primera entrega, me apetecería que continuaran la saga, liberados del lastre de la presentación propio de las primeras entregas y corrigiendo los errores de esta película. Por ejemplo si Hal Jordan no vuelve a asomarse por la Tierra ni para saludar a la familia la cosa puede mejorar mucho.

Miguel Juan Payán

COMENTARIOS
Visto 10276 veces Modificado por última vez en Miércoles, 10 Agosto 2011 01:22
Más en esta categoría: « La víctima perfecta ** Paul ** »

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Lo más popular

Formilla Live Chat