Martes, 11 Octubre 2011 19:29

Sin salida ***

Escrito por Nicolás Carrasco
Valora este artículo
(0 votos)

5

Entiendo los motivos que pueden hacer que algunos críticos, incluso alguno de mis compañeros, le pongan pegas a Sin salida, pero yo tengo que reconocer que me ha entretenido bastante, y que me esperaba algo mucho peor. Realmente creo que Sin salida es una película de suspense que consigue sus objetivos, que son el mero entretenimiento, y además estoy seguro de que las seguidoras y seguidores incondicionales de Taylor Lautner la mirarán con unos ojos más amistosos, precisamente porque está pensada para exhibir el estrellato del joven actor en una película de acción lo más distinta posible a la saga de Crepúsculo, pero sin apartarse del objetivo de ser anzuelo para el público adolescente. No le encuentro nada malo a todo eso, porque estamos en el marco del cine comercial, y como tal cine comercial, se trata de una película concebida como evasión.

Además creo que está bien sustentada por un reparto de actores secundarios que arropan con solvencia y seriedad al actor principal, quizá no tan afinado como otros más veteranos, pero posiblemente destinado a seguir ejerciendo como reclamo taquillero para las adolescentes en sus siguientes proyectos. Las apariciones de María Bello, Jason Isaacs, Alfred Molina y Sigourney Weaver aportan momentos más sólidos a un argumento que es sobre todo carreras y persecución, con elementos que recuerdan el argumento de El fugitivo mezclado con una típica trama de espionaje. A Lautner no le hace falta ser un experto en Shakespeare para salir adelante en este tipo de película donde lo físico impera sobre lo expresivo. Su faceta como licántropo en Crepúsculo encuentra un buen complemento en este personaje de adolescente perdido que no es quien creía ser.

No se le puede pedir más a esta peripecia del gato y el ratón en la que la intriga importa menos que la trepidante caza del protagonista llevada a cabo por varias hordas de perseguidores, lo que da lugar a un inofensivo pero eficaz paisaje de entretenimiento para todos los públicos, sin momentos escabrosos ni siquiera cuando la joven pareja protagonista parece que va a entrar en materia en el tren…

No se hace larga, consigue apartarse pronto del riesgo de ser sólo una película para jóvenes transformándose en un potable vehículo de suspense. Quizá no sea muy original, pero no está, ni de lejos, entre las peores películas de espionaje con jovencito que nos han ido llegando a los cines en los últimos años. Y desde luego es más convincente que algunas de las aventuras de representantes más maduros del género de acción, como Jason Statham y compañía.

Nicolás Carrasco

Visto 8948 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Octubre 2011 09:58
Más en esta categoría: « Sin salida ** Transgression ** »

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO