Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Las Nieves del Kilimanjaro ****

Jesús Usero 27 Abr 2012

 

Muy buena crítica social, perfecta para los tiempos que corren. De la mano del emblemático director francés Robert Guediguian nos llega esta película, inspirada de algún modo por un poema de Victor Hugo, que se convierte en una excelente pieza de cine social para los tiempos que corren, perfecta para ver en sesión doble con, por ejemplo, Cinco Metros Cuadrados, aunque carezca del vitriolo y la mala uva que tenía aquella. Aquella era más cercana, esta nos pilla al otro lado de los Pirineos y, quizá por ello, nos sirve para echarle un vistazo a la crisis global, con algo de perspectiva, desde la distancia del idioma y la cultura francesa.

La historia sigue a un matrimonio en el que él firma la prejubilación mientras desmantelan su empresa, mientras ella atiende como enfermera a una mujer mayor. Llega el momento de retirarse tras muchos años de lucha y lo van a hacer con un viaje a África donde podrán empezar el ocaso de sus vidas con una fascinante experiencia. Pero antes de que llegue ese momento son atracados a punta de pistola en su casa, donde les quitan todo el dinero, los billetes y las tarjetas de crédito. Desde ese momento intentarán comprender por qué les ha sucedido eso, qué hicieron para merecer el robo y a qué se debió ese incidente.

La película navega por los sentimientos de los protagonistas con elegancia y mucha serenidad, aunque no demasiada sutileza cuando llega la hora de la lucha de clases y los problemas de la pobreza. Cuando se descubre que los motivos del robo son el paro y tener que mantener a una familia, que los protagonistas, antiguos luchadores sindicalistas se han convertido en burgueses, que los obreros ahora son otros. Que la crisis ha machacado a demasiada gente. Que el miedo lleva a cometer muchas estupideces y las batallas del pasado son ahora de otros. Que quizá nos rendimos demasiado tiempo.

Son momentos en los que la película se le va de las manos con el mensaje, en los que pierde su buen humor cuando lo tiene y el drama huele a cartón piedra. Se les calienta la boca con el tema y no lleva a ningún lado porque es demasiado obvio. Se mueve demasiado en el ámbito del panfleto y ese tipo de cosas me suelen mosquear bastante. Por obvias. Pero en esos momentos que son los más flojos de la película, que se alzan gracias al trabajo de los actores, gracias a su talento, sobre todo los protagonistas, Ariane Ascaride y Jean Pierre Darrousin. Gracias a dios son momentos escasos en el metraje.

La historia funciona porque los sentimientos son reales, porque el director sabe mover la historia y aunque no evite esos puntos negros antes mencionados, sabe no recalcarlos demasiado. El resto es un acierto tras otro (ese tebeo de Spiderman que es tan importante en la historia), que nos llevan a un final nada sencillo pero emotivo y sincero, que no viene mal en tiempos oscuros como estos.

Jesús USero.

{youtube}VC7mi1nU4UQ{/youtube}

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Viernes, 27 Abril 2012 19:59
Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: « SAFE *** THe Pelayos *** »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.