SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Martes, 31 Julio 2012 19:24

La era del Rock ***

Escrito por Miguel Juan Payán
Valora este artículo
(0 votos)

Rock of Ages (La era del rock), música, chicas atractivas, Catherine Zeta-Jones y Tom Cruise: buen cóctel para el verano.

Lo primero que debo decir de la película es que me lo he pasado bien viéndola. Creo que es un buen entretenimiento veraniego. Luego quiero destacar que Catherine Zeta-Jones vuelve a estar impresionante, y si la dejan suelta con más de un número se come la película ella sola. Lamentablemente no es el caso, pero el número que tiene es para quedarse mirándola embobado porque recupera el estilo cañonazo que desplegó hace diez años en Chicago. Es una pena que tenga sólo un número musical. Sabe a poco. Además me ha sorprendido positivamente Tom Cruise en el papel de estrella del rock. Consigue abrirse hueco como elemento central de la película aunque en principio pudiéramos pensar que iba sólo de estrella invitada.

Luego está la música. A ver, una banda sonora con los grupos y los temas que están en la misma tiene que ser por fuerza atractiva para el público general, aunque no sea tan cañera ni representativa del rock más heavy como a algunos nos gustaría, cosa en la que me meteré más tarde.

Obviamente la historia romántica está desarrollada en parámetros que remiten a este tipo de producciones que son un clásico en el cine musical producido en Estados Unidios, las adaptaciones de musicales de Broadway, con todo lo que ello conlleva. Quiero decir que todo está milimétricamente concebido para que la trama funcione como un reloj en relación a los momentos musicales, para que el rollete romántico sea liviano, ligero, fácilmente consumible como entremés entre los platos principales, que son los números musicales. Así que no me ha sorprendido recordar la versión de Grease protagonizada por John Travolta y Olivia Newton-John mientras veía la ligera peripecia romántica de Rock of Ages. Están cortadas ambas por el mismo patrón en lo referido al enredo de la pareja que se encuentra, se rompe y vuelve a reunirse. No hay sorpresas ni tiene por qué haberlas, no nos vamos a poner ahora vanguardistas y experimentales con una adaptación cinematográfica de un musical de Broadway. Aquí la clave son los números musicales, y éstos funcionan. Todo está pautado y pactado, incluso la subtrama del negocio en crisis que intenta salvar Alec Baldwin, a quien también podemos apuntarlo entre lo mejor de la película, aunque tenga que lidiar con un Russell Brand a quien parecen haberle dicho que tiene que ser divertido y se ha pasado de la ralla divirtiéndose él mismo. Creo que Brand está pasado de rosca, y encuentro poco sutil esa resolución de su amistad con Baldwin, excesivamente tópica para mi gusto, como si fuera impuesta por la corrección política, más que por las necesidades reales de la trama. Vamos que creo que se cargan el personaje de Baldwin y el de Brand con esa resolución metida en la historia con calzador, aunque sospecho que me van a tachar de lo que no soy por opinar tan abiertamente sobre ese asunto. Tanto da. Hablo claro y digo lo que pienso, y no pretendo que todo el mundo piense como yo, pero creo que se cargan los dos personajes de una tacada para quedar bien con un sector del público de manera facilona y algo falsa, la verdad.

Dejando eso al margen, sí quiero hacer notar que lo que más me ha gustado de Rock of Ages (además de Catherine Zeta-Jones y el último modelito que me viste la mujer en la película, que corta la respiración…) es su absoluta falta de escrúpulos y su inteligencia a la hora de pasearse por todos los tópicos de este tipo de producciones sin pudor o falsas pretensiones de hacer algo revolucionario. Los artífices de la película se saben dependientes de una fórmula que acumula lugares comunes, pero la sacan adelante con cierta competencia manejando el sentido del humor y notable habilidad para sacarle el máximo jugo a los personajes y los números musicales. Así que, vale, no hay sorpresas, pero sales del cine con un buen rollo encima muy saludable y habiéndote pasado unas dos horas sin darte cuenta y muy entretenido.

Hay que decir sin embargo que precisamente por su naturaleza como producto de Broadway, lo que nos ofrece la película no es ni pretende ser el más turbio, morboso y profundo viaje al mundo del rock duro y sus estrellas. El tema está ligeramente sugerido para servir como guinda o adorno de una visión oxigenada y convenientemente tuneada de ese mundillo apta para todo tipo de públicos, así que no esperen ver una adaptación de los libros Los trapos sucios, la autobiografía del grupo Mötley Crüe, Led Zeppelin, el martillo de los dioses, la genial biografía de Ozzy Osbourne, Confieso que he bebido. Cualquiera de ellos es bastante altamente recomendable para internarse en las procelosas aguas repletas de peligros y sorpresas de los grandes ídolos de rock. Tampoco esperen que se asomen por la banda sonora de la película algunas bandas míticas, como Deep Purple, Led Zeppelin, Rainbow, Motörhead, Black Sabbath, Iron Maiden, Judas Priest, AC/DC, Metallica o Megadeth… Que no van por ahí los tiros. Los tiros van por versiones de los actores del reparto de éxitos de Def Leppard, Joan Jett, Journey, Foreigner, Bon Jovi, Night Ranger, REO Speedwagon, Pat Benatar, Twisted Sister, Poison, Whitesnake… Es otro estilo que con todo configura un buen respaldo para uno de los musicales más competentes que he visto. Y debo aclarar que el musical no es ni mucho menos mi género favorito.

Aún así me he fabricado en mi imaginación mi propia versión de todo este asunto con Catherine Zeta-Jones versionando temas de Motörhead, Black Sabbath, Iron Maiden y Judas Priest y les aseguro que es muy estimulante. Lástima que no pueda reproducirla más allá de mi cabeza.

Los lastres de la realidad, que son un engorro.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Visto 3313 veces Modificado por última vez en Sábado, 11 Agosto 2012 23:37

Síguenos en Telegram

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS