Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Jueves, 25 Octubre 2012 20:44

Argo *****

Escrito por Jesús Usero
Valora este artículo
(0 votos)

Brillante muestra de suspense y cine político, una de las joyas del año. Y, nuevamente, como sucedió en 2010 cuando estrenó la también brillante The Town, el nombre de la película y de todos los relacionados con la misma, empieza a sonar como una de las posibles nominadas a los Oscar. Llega en buen momento para ser considerada a todos los premios del año, y sin duda lo merece, pero también espero que no le suceda lo mismo que a The Town, que a la hora de la verdad fue olvidada incluso cuando iban a ser 10 las candidatas a mejor película ese año. Estoy más que seguro de que aquella película merecía la nominación mucho más que algunas de las nominadas. Y esta es incluso más redonda que la película anterior de Ben Affleck. Argo es, repito, una de las mejores películas del año.

Nunca he sido de los que lapidaron a Ben Affleck en su momento. Desde que formaba parte de la tropa que trabajaba con Kevin Smith, allá por los tiempos de Mallrats, me caía bien como actor. Limitado como era, pero tenía algo que lo hacía simpático. Luego, tras la debacle que supuso para su carrera la relación con Jennifer López, tampoco creía necesario hundir en la miseria a un actor que había participado en películas que me habían hecho pasar grandes ratos, buenas o malas (¿he oído Armaggeddon por ahí? Pues esa y otras como Persiguiendo a Amy, Dogma o Al Límite de la Verdad sirven de ejemplos). Por eso me alegré cuando llegó su primera película como director, la también muy buena Adiós, Pequeña, Adiós, porque tras un tiempo en el que era parte de los chistes de Hollywood, había dejado su estatus de estrella atrás para dirigir aquella pequeña gran película. Había material de gran director y guionista.

The Town fue la confirmación, y suponía también su regreso por la puerta grande a la gran pantalla, con una película que fue un enorme éxito en taquilla en USA y que empezaba a sonar para los premios de la Academia. Un regreso por todo lo alto que ha llevado a esta tercera película, de nuevo con él como protagonista y con más presupuesto, lo que también le ha permitido abandonar el Boston donde se ambientaban las dos primeras películas, para viajar de Los Angeles a Washington e Irán. E incluso se ha permitido el lujo de contratar a otro guionista, en lugar de trabajar él mismo en el guión. El resultado es una apuesta por un tipo de cine que ya no se hace y que bien podría ser Todos los Hombres del Presidente para el siglo XXI.

Porque si Affleck ha demostrado algo en sus tres películas es que la base de su trabajo como director es el guión y su reparto. Aquí lo primero parte de una historia real de finales de los años 70 con la caída del Sha en Irán y el asalto a la embajada americana, lo que llevó al encarcelamiento de sus trabajadores y a la huida de seis de ellos, escondidos gracias al embajador canadiense. Desde Estados Unidos se creó un plan absurdo para sacar a esos seis de Irán antes de que fuesen asesinados, viajar con el pretexto de rodar una falsa película de ciencia ficción y sacar a los miembros de la embajada como parte del equipo de rodaje.

Un plan que parece sacado de las mentes de Hollywood de puro surrealista, pero que nos recuerda también a La Cortina de Humo, aquella película con Robert de Niro y Dustin Hoffman en la que las altas esferas de Estados Unidos creaban una guerra falsa para desviar la atención de un escándalo, y contaban con Hollywood para aquel esfuerzo. Con menos humor y más thriller, Affleck nos relata esta historia, donde el guión se centra en acercarnos a los personajes en una historia coral, aunque todos los personajes terminen girando en torno a Affleck. Un Affleck que ha mejorado una barbaridad como actor, y que aquí aguanta el tipo frente a un reparto de grandísimos actores que están, sencillamente brillantes. No es fácil dar la humanidad que da a su personaje, sobre todo cuando se enfrenta a un reparto como éste.

Nombres como Bryan Cranston, Alan Arkin, John Goodman, Victor Garber, Clea duVall, Tate Donovan, Kyle Chandler, Titus Welliver… todos son grandes actores, rostros populares aunque quizá sus nombres no nos suenen a veces. El reparto hace un trabajo sensacional (la compra del guión de Arkin no tiene precio, por ejemplo), y eso hace que los cimientos de la película sean sólidos, muy sólidos. Y Argo se sujeta sobre ellos con una elegancia magnífica. Construyendo poco a poco el suspense a través de pequeños detalles (esos vasos que se rompen de los nervios), de momentos magistrales (la secuencia del mercado en Teherán). Para llevarnos a un clímax sencillo y funcional. Sin pirotecnias. Sin alardes innecesarios, pero manteniéndote en vilo hasta el final. Un final que no importa conocer de antemano. Son hechos reales a fin de cuentas.

La mención anterior a Todos los Hombres del Presidente no era en vano. Se nota la influencia de la película en su director. Los movimientos de cámara, el look… Affleck sabe contarnos la historia y lo hace con mucha sobriedad y talento. La cámara se mueve casi continuamente, a veces como si fuera un personaje más. Y hay elementos que encadenan las tramas de forma perfecta, como esa televisión que ven a la vez desde la lectura del guión en Los Angeles a Washington, y que nos lleva a la escalofriante escena de las ejecuciones… Y sí, es cine americano, pero es menos obvio, no trata de dogmatizar ni de dar discursos. Los personajes son apolíticos, no dan discursos. Sólo importa la vida de los seis. No hay villanos malvados, sólo gente que hace su trabajo. Y deja claro desde el inicio que, irónicamente, la culpa de todo la tiene Estados Unidos, desde los créditos iniciales, mostrándonos además las reacciones poco tolerantes y comprensivas de los americanos a pie de calle a través de las televisiones que emiten imágenes de la época y que son otro personaje más.

Nos queda cine de calidad, brillante, inteligente, divertido… con un sentido del humor cínico y descreído. Cine con miga que nos habla del principio de una época, la que estamos viviendo ahora, a través de lo que pasó hace más de 30 años. Entretenida, inteligente, excelentemente escrita y mejor dirigida. Y con un reparto espectacular. ¿Alguien da más? Está complicado. Argo es una de las mejores películas del año.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Visto 2527 veces Modificado por última vez en Viernes, 23 Noviembre 2012 00:27

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Lo más popular

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Formilla Live Chat