Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Lola Versus ***

Jesús Usero 10 Ene 2013

El cine independiente parece no querer dejar morir a la comedia romántica. Lola Versus es buena prueba de ello. Una película sencilla e imperfecta, romántica y positiva, que sorprende por la sencillez de su planteamiento y por un feminismo inteligente planteado de principio a fin en el que no hacen falta galanes ni príncipes azules cuando el personaje central es capaz de encontrar su lugar y plantear sus prioridades. Sin estridencias, con mucho sentido del humor y aprovechando el marco incomparable de la ciudad de Nueva York, menos turística que en otras ocasiones. Más ciudad en la que vivir, menos destino de vacaciones que visitar. Y lo hace a través de los ojos de un personaje tan maravilloso como Lola.

Una chica joven que recién cumplidos los 29 años parece tener toda su vida enfocada y compuesta. Pero como en la vida real, justo cuando crees que lo tienes todo atado y bien atado, el destino te desmonta el chiringuito y todo se va al garete. A punto de casarse con el hombre perfecto, éste cancela la boda, lo que lleva a Lola a enfrentarse al amor, la soledad, la amistad, el sexo y el compromiso para encontrarse a sí misma, aunque ello suponga equivocarse una o mil veces, acostarse con hombres en su primera cita, salir con su mejor amigo o recaer en los brazos de su ex, que es como el perro del hortelano.

Y para componer a un personaje tan complejo, Greta Gerwig, una especie de Woody Allen femenino, neurótica, hiperactiva, con un aparente déficit de atención, encantadora y maravillosa, el centro sobre el que gira toda la historia y el verdadero corazón de la película. Una película que, como la mayoría de películas independientes de este género, intenta mostrarnos que hay otra forma de entender la comedia romántica más allá de Hollywood y sus tópicos.

Aunque Lola Versus no esté exenta de ellos ni de momentos en los que el realismo deja paso a otra cosa, mucho más artificial y menos honesta, más liviana y menos inteligente. Pese a los momentos de humor que bordean el surrealismo (la charla sobre penes con su amigo tras una mala noche, la mala noche en sí, el arquitecto, los clientes y la sangría…) y pese a la honestidad de la mayor parte de su trama, hay momentos en los que se les escapa a los responsables de las manos el asunto. En los que pierde credibilidad y se parece demasiado a aquello de lo que intenta huir.

Pero queda ese final inteligente, honesto y verdaderamente feminista. Queda la magnífica interpretación de Gerwig y de un reparto en el que en lugar de Joel Kinnaman iba a aparecer Orlando Bloom (creo que la película sale ganando con el cambio). Y queda la sensación de que realmente no estamos ante una comedia romántica, sino ante una comedia sobre un personaje creíble, que respira en una ciudad que intenta engullirla y que se enfrenta, como todo el mundo, a su vida lo mejor que puede, aunque a veces eso la haga cometer errores. Y aunque los príncipes azules no existan.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Jueves, 10 Enero 2013 17:26
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.