Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Miércoles, 27 Marzo 2013 02:17

G.I. Joe. La venganza ***

Escrito por Miguel Juan Payán
Valora este artículo
(0 votos)

G.I.Joe, la venganza. Entretenida. Una evasión sin complejos que gustará a los seguidores de las figuras de Hasbro.

Lo primero que hay que aclarar sobre esta película es que en mi clasificación está en torno a las dos estrellas y media, más que las tres estrellas. Además es muy distinta de la anterior adaptación de G.I.Joe. La primera tenía un toque épico de gran escala y se desplegaba por medio mundo, pero tenía un guión más disperso en ritmo, menos compacto que ésta. G.I. Joe la venganza tiene por otra parte un presupuesto más limitado, pero en mi opinión lo utiliza mejor. El nivel de entretenimiento que puede alcanzarse con ambas es similar. Y si pongo las dos en la balanza, tengo que reconocer que ésta me ha convencido más que la primera en cuanto a su construcción, que vista en 3D tiene unas cuantas escenas espectaculares, especialmente la del ataque al monasterio fortaleza en las montañas y la pelea posterior. En la película anterior todo el flashback del personaje de Chaning Tatum y su relación con la Baronesa interpretada por Sienna Miller junto con el flashback del pasado de Storm Shadow y Snake Eyes se me hizo muy pesado, frenaban la película, rompían el ritmo. En ésta no hay nada de eso. Es más dinámica en su presentación de personajes y desarrollo de situaciones (un ejemplo es la manera de revelar la motivación y el conflicto del personaje de Lady Jaye, interpretado por Adrianne Palicki, con su padre y resolverlo luego con su asociación con el personaje del general Joe Colton interpretado por Bruce Willis, fluido y sin entretenerse). En ese empeño por presentar y manejar tantos personajes a la vez la primera entrega de G.I. Joe me recordaba más a la primera adaptación del videojuego de Street Fighter que protagonizara Jean-Claude Van Damme, con la que tenía muchos defectos en común. Por eso creo que esta segunda película construye su trama de manera más sólida, sin tantas variaciones de ritmo y controlando mejor su metraje. Eso hace de ella un entretenimiento válido, que no aburre, entregado claramente a la acción con el mínimo desarrollo dramático posible. Un producto de cine de evasión sin complejos.

Desde ese punto de vista no puedo ponerle pegas. Eso sí, creo que los seguidores de las figuras, los cómics y las series de animación de G.I. Joe habrían apreciado, como yo, algo más de continuidad a la hora de manejar los repartos. Me refiero a que no hacer reaparecer siquiera brevemente o en alguna mención a personajes como Destro (al que se quitan de encima de un modo un tanto facilón en la cárcel de máxima seguridad), la Baronesa (un gancho visual esencial y un motor en el reparto de la primera entrega que se echa de menos y no tiene equivalente en esta segunda, ni siquiera con la espectacular aparición de Adrianne Palicki con el vestido rojo), o la Scarlett interpretada por Rachel Nichols, deja un vacío demasiado importante entre ambos largometrajes.

No obstante una vez aclarado esto, e insistiendo en que en su construcción creo que es más sólida que la primera, esta nueva G. I. Joe incorpora otros elementos curiosos que proporcionan buen tono al conjunto. Lo mejor de la película y lo más interesante está curiosamente en el personaje y el área narrativa más inesperada para destacar en este tipo de proyecto, el papel del presidente interpretado por Jonathan Pryce, que adquiere gran protagonismo en el relato, se convierte además en el mejor elemento de unión o continuidad entre ambos largometrajes y además tiene algunos momentos divertidos, con Pryce disfrutando de ese doble papel de Zartan (compartido con un casi totalmente ausente Arnold Vosloo cuya contribución es poco más que un cameo). Pryce ya fue, ejerciendo como villano de Bond, lo más destacado de El mañana nunca muere, pero allí estaba más contenido que aquí y lo ataron más en corto. Ejerciendo como presidente suplantador puede desatarse a placer en una clave de humor negro donde además lo acompaña Ray Stevenson como Firefly. Creo que el de Pryce como Zartan es el personaje mejor aprovechado de toda la galería que despliega esta segunda película de G.I. Joe, y al mismo tiempo me parece que a otros personajes, como Firefly, Flint o Jinx, no se les saca tanto partido como deberían. Su contribución al conjunto es más bien episódica, incluso por debajo de la aparición breve pero contundente del omnipresente Walton Goggins como alcaide de la prisión de máxima seguridad, que tiene todo ese peso que imprime a sus cameos y apariciones breves este notable actor al que nos hemos encontrado recientemente ganando protagonismo en la serie Justified, en Lincoln y en Django desencadenado. Me parece muy significativo que los dos personajes menos identificables como parte de la galería de guerreros de las figuras y variantes de los G.I. Joe, por decirlo de algún modo, o mejor, como lo dice la propia Lady Jaye, los que no llevan galones sino botones en la chaqueta, sean los que se llevan los momentos de protagonismo mejor construidos de todo el relato.

Mención aparte merece el personaje de Bruce Willis, que funciona bien, y precisamente por eso me habría gustado ver más tiempo en pantalla, con más participación en la historia. La que tiene es ligeramente más amplia que sus contribuciones a la saga de Los mercenarios, pero no por muchos minutos.

Otra pega que tengo que hacerle a la película es que siguen empeñándose en desperdiciar la coreografía de las escenas de combate. Las peleas son confusas porque están montadas con muchos cortes, pero además porque la cámara no está en algunos momentos donde debería estar para sacarle el máximo partido a esos enfrentamientos. Una lástima, porque hay cosas bastante curiosas en la coreografía de los personajes de Storm Shadow, Snake Eyes y Jinx. También me parece significativo que sea la escena del ataque y fuga del monasterio en las montañas la que más luce no sólo en el 3D sino en la coreografía de los combates, sospecho que por su asociación a un importante despliegue de efectos visuales por ordenador.

Dicho todo lo anterior, la película me ha entretenido bastante, es una digna propuesta de cine de evasión para no ponerse a pensar mucho y me apuntaría a ver una tercera entrega.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Visto 2974 veces Modificado por última vez en Viernes, 19 Abril 2013 13:09
Más en esta categoría: « El Payaso **** LOL ** »

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Lo más popular

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Formilla Live Chat