SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Martes, 23 Abril 2013 15:01

Un Lugar Donde Refugiarse **

Escrito por Jesús Usero
Valora este artículo
(0 votos)

Drama romántico basado en una novela de Nicholas Sparks, más bien blandito. Un autor de novelas románticas que suele tener cierto éxito en el cine pese a tocar siempre temas comunes y a que sus historias están en exceso edulcoradas y recurren a demasiados tópicos facilones, haciendo que los que son algo cínicos no terminen de tragarse ni el drama ni el romance. Hemos visto muchas películas basadas en sus novelas que van desde La Última Canción a Un Paseo para Recordar, pasando por Querido John, Cuando te Encuentre o, la más popular y sin duda la mejor de ellas, El Diario de Noa. En esta ocasión hasta repite el director de Querido John, el sueco Lasse Hallström, al que parece que los tiempos de películas como Las Normas de la Casa de la Sidra le pillan ya muy lejos. Se ha acomodado muchas veces en historias demasiado blanditas, demasiado edulcoradas, aunque a veces dirija cosas como La Pesca del Salmón en Yemen, mucho más interesantes.

Aquí la historia nos presenta a una joven que tiene que huir (parece que ha cometido un crimen violento) y acaba en un pequeño pueblo costero de Carolina del Norte, donde conoce a un viudo y sus hijos, con el que comienza una relación, pese a que su pasado terminará por alcanzarla. Los temas habituales de las novelas de Sparks están ahí, el amor, el pasado, la familia, la enfermedad y la muerte… aunque en esta ocasión (como en Mensaje en una Botella), la muerte ya ha sucedido y nos deja a uno de los personajes enviudado y listo para empezar la siguiente relación.

Y es cierto que hay un esfuerzo por parte de la historia para resultar más interesante. Los elementos de suspense, con ese policía tratando de encontrar a la protagonista por todos los medios (con sorpresa incluida) al que da vida David Lyons, el malo de Revolution. Contar con dos actores tan atractivos como son Julianne Hough y Josh Duhamel ayuda a vender la historia, lo mismo que la presencia de Cobie Smulders. Incluso el final de la historia, esos últimos minutos, que añaden un giro realmente sorprendente e inesperado a la historia, hecho para que llore la sala, funciona relativamente bien.

Pero el problema es que el director parece cansado de estas historias, no hay fuerza, casi no hay pasión. Los personajes acaban atrayéndose por inercia, porque lo pone en el guión, no porque uno vea que hay algo especial entre ellos. Lo mismo pasa con la película en general. Todo tiene aire de visto mil veces, de tópicos innecesarios (la hija avispada que parece un adulto, el hijo cabreado, el padre empanado, el pueblo, sus habitantes…), de película prefabricada con demasiada azúcar que marea demasiado la perdiz hasta llegar al desenlace. Le sobra metraje y le sobra ser tan fácil. Se deja ver, no ofende tampoco a la vista y a ratos entretiene. Pero Sparks y su mundo necesita renovarse para interesar a más gente, no sólo a los románticos empedernidos.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Visto 1422 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Mayo 2013 23:52

Síguenos en Telegram

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS