Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Martes, 21 Mayo 2013 14:55

Un Amigo para Frank ****

Escrito por Jesús Usero
Valora este artículo
(0 votos)

Divertida, humana y sencilla película sobre el paso de los años y la enfermedad. Un Amigo para Frank ahonda en los estragos del paso del tiempo y de una enfermedad tan terrible como el Alzheimer, pero lo hace con sencillez y sin rasgarse las vestiduras, apostando por el sentido del humor y la ternura de sus personajes antes que por el drama y la tragedia, que ya han sido muy trillados y muchas veces se pasan de largo. Porque, asumámoslo, todos nos hemos enfrentado a la enfermedad en nuestra familia de una y otra forma. A la enfermedad y a la muerte. Y el único modo para sobrellevar todo es el sentido del humor. El drama ya lo pone la vida. Son las sonrisas y las carcajadas lo que nos lleva a seguir adelante. Y esas las ponemos nosotros. Es lo que muchas veces no entienden tipos como Michael Haneke, excelente director, pero carente de sentido del humor. Jake Schreier, director de ésta, sí que entiende eso.

Un Amigo para Frank nos cuenta la historia de un hombre que vive sólo en un futuro no muy lejano y tiene principio de Alzheimer (nunca nos lo dicen, es algo que vemos), con una hija viajera y un hijo preocupado que no sabe qué hacer para ayudar a su padre, así que le compra un robot asistente para que le ayude con la dieta, la casa, el ejercicio y un horario sano. Lo que marca la diferencia es que Frank era un ladrón, condenado en dos ocasiones, y que la llegada de su robot le hará recordar viejos tiempos y ponerse manos a la obra preparando un último golpe.

El choque entre Frank, a quien da vida un sensacional (como siempre) Frank Langella, y su robot, sus tira y afloja, sus paseos, sus diálogos, son el espíritu de toda la película que se basa en esa peculiar amistad que se forja. Ese humor, pese a la tragedia de la enfermedad de Frank, esas ganas de vivir recuperadas, esa luz que ayuda a seguir al personaje y le cambia la vida, todo eso es la base de la película, que mantiene con mucha energía el pulso entre drama y humor. Sólo hay que ver la llegada de la hija a casa de su padre, la conversación en el bosque, la visita a la biblioteca o la resolución de la historia. Es una película vitalista, pero con un punto de amargura. Como esa situación en la que Frank se niega a borrarle la memoria a su robot, porque sabe lo importantes que son los recuerdos que él está perdiendo.

Si a todo eso le añadimos un reparto completado por James Marsden, Liv Tyler, Susan Sarandon, Jeremy Sisto y la voz de Peter Sarsgaard, tenemos una película excelente, divertida, honesta y perfecta para ver en familia. Indica que el camino siempre es no rendirse, que la vida siempre nos guarda alguna sorpresa y que, incluso ante un enemigo tan temible, no todo está perdido. No mientras queden ganas de vivir.

Evidentemente una película así está en la línea de otras vistas recientemente como Intocable, El Lado Bueno de las Cosas o incluso Ruby Sparks, por su componente de ciencia ficción y fantasía. Cine divertido y vitalista. Pero, qué quieren que les diga, me recordó continuamente a Tipos Legales, la película de Pacino, Walken y compañía. Por ese espíritu de una persona que decide que no quiere irse de este mundo sin hacer ruido, que quiere seguir luchando y liarla parda una vez más.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Visto 1524 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Junio 2013 08:03
Más en esta categoría: « El mensajero *** Trance **** »

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Lo más popular

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Formilla Live Chat