Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Lunes, 17 Junio 2013 14:16

Monstruos University ***

Escrito por Miguel Juan Payán
Valora este artículo
(0 votos)

Monstruos University precuela algo previsible pero con muchos recursos para triunfar en la taquilla.

Pixar vuelve a la carga con Mike y Sully acudiendo a la socorrida fórmula de la secuela, lo cual aparentemente plantea cambios en el paisaje, los personajes y las aventuras de los dos divertidos monstruos protagonistas, y de paso permite que Mike tenga más protagonismo que Sully. Y eso marca todo el tono de la historia con una nueva edición de la fórmula argumental del desubicado social que lucha por encontrar la popularidad y su sitio en el sistema para ser una unidad productiva solvente dentro del mismo. El problema es que lo de encontrar el sitio en el mundo, ser popular y alcanzar el éxito social empieza a estar tan repetido en este tipo de tramas de dibujos animados. Entiendo que por ser cine de animación con el público infantil en la diana de la taquilla no pueden pasarse de gamberros y hay que cuidar el mensaje que se transmite a la infancia. Pero el problema es que hasta ahora Pixar había conseguido casi siempre hacer un encaje de bolillos nada fácil capaz de vender animación a los adultos sin meterse en huertos argumentales con la infancia y la adolescencia. Sin embargo esta precuela les ha salido en mi opinión menos cómica de lo que podría ser, más formulista, más previsible y más domesticada de lo previsto. Y creo que está por debajo de su primera entrega, Monstruos S.A. . Quizá porque lo que había que contar sobre el mundo de los Monstruos S.A. estaba ya contado allí y en Monstruos University simplemente se trata de trasladar los personajes a un nuevo entorno para seguir explotándolos comercialmente, con habilidad, eso sí, con mucho talento visual, sin duda, con un ritmo que no tiene pegas… pero con un guión que sigue paso a paso una fórmula argumental trillada.

Así que la película no aburre, en absoluto, y tiene algunos gags divertidos, pero no me he reído tanto como esperaba y la he notado un tanto agotada narrativamente.

Pondré como siempre un ejemplo para dejar las cosas más claras sin destripar nada. Creo que el tono más deseable para la película es el del chiste de la paloma a principio, que nos sitúa perfectamente en el mundo en el que nos vamos a mover, y el del caracol al principio y al final. Pero ese tono no está en el resto de la película, donde reina en exceso el complejo de inferioridad camuflado de Mike en lugar de la explosiva naturaleza despreocupada y propensa al disparate de Sully. Mike es esencialmente un domesticado, desesperado por integrarse, y su historia es el drama de nuestro tiempo: todo el mundo se siente especial, campeón, héroe… Sully es todo lo contrario: un gamberro con la alegría de vivir como bandera y dispuesto a pasarlo bien.

De hecho, cuando la película empieza a lanzarnos algunos guiños y homenajes, como ese momento de persecución del cerdo estilo Desmadre a la americana o ese otro momento de Carrie, da la impresión de que está buscando unos caminos de humor gamberro más próximo a la película anterior, pero el asunto no tarda en quedarse en mero guiño sin continuidad.

Quizá excesivamente preocupados por dar una de esas “lecciones para la vida” tan habituales en cierto cine de animación que para serles sinceros me cansa la cabeza, se aparta del dibujo animado más divertido y disparatado. Mike es la materialización de esa animación “con mensaje”, mientras que Sully es la materialización del cine de animación que recoge gloriosamente el testigo de la comedia del cine mudo, la slapstick comedy, de acción y persecución, de chistes como el del caracol del principio y el final.

Creo que a Monsters University le falta más de lo segundo, lo que podríamos llamar “el estilo Sully”, y tiene excesivo protagonismo del “estilo Mike”. Y el asunto es más llamativo porque la película es visualmente brillante y cuenta con un despliegue de personajes que permitía mucho más chiste y más diversión.

Sostengo la teoría de que en las producciones de Pixar hay algo así como una primera y una segunda división. A la primera pertenecen joyas como la saga de Toy Story, Up, Buscando a Nemo y Brave. En la segunda encuadro películas como Bichos, Cars, Monstruos S.A. y sin duda Monstruos University.

Ojo, que la segunda división de Pixar sigue siendo un ejemplo notable de talento desbordante, y es raro no encontrar en la misma algunos momentos francamente hilarantes. Pero, si me permiten el símil futbolístico, Pixar es como el Real Madrid, el Fútbol Club Barcelona o la Selección Española de fútbol: siempre le vamos a exigir más precisamente por el potencial que tiene. Y cuando juegan un poco más de normalillos, sin llegar a defraudar, nos dejan con cierta añoranza de lo que pudo haber sido y no fue.

Si buscan compañía para este nuevo largometraje de Mike y Sully, nada mejor que recordar sus aventuras en la primera entrega, Monstruos S.A.,Bichos, Cars, Toy Story, Up, Buscando a Nemo…

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Visto 2005 veces Modificado por última vez en Martes, 09 Julio 2013 10:40
Más en esta categoría: « The East *** Antes del Anochecer **** »

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Lo más popular

Formilla Live Chat