Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Lunes, 25 Octubre 2010 07:54

Stone **

Escrito por Jesús Usero
Valora este artículo
(0 votos)

stone poster

Hay actores que, pese a ser grandes en sus respectivas generaciones, parecen no haber nacido para trabajar juntos. Quizá sea falta de química, algo que dudo muchísimo, quizá sea mala suerte. O un poco de ambas, quién sabe. El caso es que Stone presenta a dos de los mejores actores que hay actualmente en Hollywood, y el resultado final, lo que queda en pantalla entre este choque de fuerzas de la naturaleza, es decepcionante como poco.

Ya nos quedó ese sabor agridulce en la boca cuando hace años ambos protagonizaron junto a Marlon Brando The Score, un thriller de ladrones y traiciones que no acababa de encajar y que terminaba por convertirse en una historia plana e insulsa, sin ningún tipo de aliciente para el espectador, ni siquiera el hecho de ver a tres grandes actores cara a cara en la pantalla. No se sabe si era cosa del guión algo previsible, de la dirección de Frank Oz o del lucero del alba. El caso es que aquello no acababa de encajar.

Ahora bien, puestos a elegir, mejor ver aquella olvidable pero entretenida película que Stone. Al menos The Score hacía al espectador pasar un buen rato. Stone no causa el mismo efecto, más bien justo lo contrario. De hecho los espectadores salen más mosqueados que una mona de la sala de cine. Si siguen leyendo averiguarán por qué.

stone-movie

Stone es un drama con algo de thriller que bien podría ser heredera de películas como Fuego en el Cuerpo o El Largo y Cálido Verano, salvando las enormes distancias. Ambientada en el sur americano, con el calor y los insectos como compañía muchas veces, con una femme fatale de por medio…

La historia de un convicto que busca salir de prisión antes de tiempo y para ello manipula a su oficial de la condicional, un tipo gris y amargado, con la ayuda de su preciosa esposa podía haber sido algo interesante. Curioso al menos. Casi cine negro, ¿verdad? Pues la cosa dista mucho de eso, me temo. Como a galaxias de allí.

Para que una historia como esa funcione se necesita de un director con las ideas claras y de un guión que, si bien no tiene que ser sorprendente, si tiene que tener fuerza, sobre todo a la hora de elaborar y construir personajes, hacerlos creíbles, reales. El descenso de un hombre a su propio infierno, la manipulación de dos personas, las víctimas que quedan por el camino, como la esposa de de Niro. Nada de nada.

Personajes maniqueos y mal dibujados en guión, con los que los actores hacen lo que pueden. Muchas veces más por exceso, por querer contar más de la cuenta, que por defecto. No saben jugar desde las sombras con lo sutil y con lo que se intuye.

El desastre es mayúsculo porque en lo que realmente falla la película es en que no es entretenida. La experiencia se hace incómoda al espectador por puro aburrimiento. No es que sea pausada, es que es lenta de narices. No cuenta nada. No juega a nada. No arriesga nada. Es más, es pretenciosa hasta lo indecible.

stone2

Porque, mientras los personajes deambulan por ese mundo tan de cartón piedra que han creado para ellos, la película pretende enseñarnos qué es la religión, si existe Dios, si somos seres creyentes por naturaleza o por enseñanza… Ya sea mediante el programa de radio que muchas veces se escucha de fondo en la película, ya sean las charlas entre de Niro y Frances Conroy, ya sea Norton y su epifanía en la cárcel, todos ellos analizan la religión con dos errores. Que no pega ni con cola en el relato y que intentan sermonearnos cada dos minutos. Y a la mayoría de espectadores eso le importa un pimiento. Más aún cuando la cosa huele a adoctrinamiento.

Si a eso le añadimos las escenas de sexo con dobles de cuerpo que cantan la traviata y que resultan vergonzantes y vergonzosas, el deambular del relato hacia ninguna parte (repito, está mucho más interesado en hablar de religión que en contar la historia o desarrollar personajes), pues la cinta puede convertirse en un ladrillo de padre y muy señor mío.

Es entonces cuando el reparto viene al rescate. Todos hacen lo que pueden para levantar la función y hacer que el espectador se anime, por entretener, por hacer creíble su papel. Robert de Niro saca galones y nos muestra a un ser atormentado, apagado, harto de su vida, con una sutileza y economía de gestos maravillosa. Norton por su lado juega a sobreactuar durante buena parte del metraje, perfecta pantomima del cambio que sufre en prisión y de cómo acaba convirtiéndose en el eje en torno al que giran todos.

stone

Sus cara a cara son auténticas clases magistrales de interpretación y muestra de lo que podía haber dado de sí la película con otro guión y con otro director con más fuerza. Porque a veces en esta película no sabe ni encuadrar una simple conversación plano/contraplano.

Frances Conroy y Milla Jovovich también lo dan todo en favor de unos personajes que no tienen mucho de donde sacar pero del que ellas hacen seres interesantes como y cuando pueden. Sorprende sobre todo el papel de Jovovich, porque es raro encontrarla en situaciones como ésta.

Cuando los americanos han estrenado la película casi a escondidas y aún no saben si estrenarla de forma más abierta, suele ser por algo. O es un producto muy pequeño, o la distribuidora no sabe qué hacer con ello y lo estrena en cine por obligación. Este último parece ser el caso.

Una lástima ver cómo se pierde una oportunidad así. Dos grandes actores cara a cara y nada de lo que sacar partido. Ni siquiera el interesante y anticlimático final pueden salvar las casi dos horas de proyección. Ni siquiera Norton y de Niro lo consiguen en su segundan intentona juntos.

Quizá a la tercera vaya la vencida.

 

 

Visto 2503 veces Modificado por última vez en Lunes, 25 Octubre 2010 10:04

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Lo más popular

Formilla Live Chat