Tu revista de cine y series

ACCIÓN. Tu revista de cine y series

Lunes, 16 Abril 2012 17:30

Los Juegos del Hambre ****

5

 

 

Épica, trepidante y magnífica adaptación de las novelas. Los Juegos del Hambre han llegado y es para quedarse. El siguiente fenómeno fan que llenará las salas de medio mundo, ha llegado. Tras el final de Harry Potter y con la última película de la saga Crepúsculo lista en la recámara, la industria andaba buscando una nueva saga que pudiese exprimir de cara al público adolescente, llenando las salas de cine de medio mundo, con un moderado presupuesto y unos beneficios enormes por explotar. Y Los Juegos del Hambre es el resultado. Lo curioso es que, en lugar de conformarse con ser un producto sin más, la película lleva los libros con precisión a la pantalla y con un tremendo cariño por lo que se está haciendo. El resultado es una película casi redonda.

Esto no es ni Harry Potter ni muchísimo menos Crepúsculo. Lo oiréis y leeréis hasta la saciedad. Las comparaciones con Crepúsculo están a la orden del día. Error. Ni la temática, ni el tono, ni el trasfondo ni muchísimo menos el mensaje son ni remotamente parecidos a los que vemos en Los Juegos del Hambre. Esto es literatura juvenil, pero bien entendida. Es dura, es violenta, es malsana incluso a veces. He leído los libros y no sólo enganchan por su ritmo endiablado, sino que convierten lo que conocemos por fenómeno fan en algo más. Son libros épicos. Nada complacientes. Y la película capta eso a la perfección.

Así que mientras en Crepúsculo el mensaje sería que el amor triunfa pese a todos los obstáculos (perfecto para quien quiera comprar esa moto, ahí no me meto), Los Juegos del Hambre habla de un mundo en el que el sufrimiento humano es un espectáculo televisivo (¿le suena a alguien?), en el que los pocos ricos y poderosos explotan a los débiles (¿sigue sin sonar a nadie?) y en el que la idea que queda clara, tras ver la película, es que uno tiene que enfrentarse al poder establecido cuando es absoluto, porque está corrupto. Eso no se ve en muchas sagas juveniles.

También habrá quien la comparará con Battle Royale, la película de culto que tiene algunos puntos en común en la trama con ésta. Sí, los tiene, no pasa nada por admitirlos. Y es más violenta, salvaje y te lo pasas pipa con ella. Pero aquella era una barrabasada divertida sin más mensaje que las luchas individuales. Una suerte de castigo para niños malos. Esto es otra cosa, una distopía nueva, que podría perfectamente ser la versión juvenil de las vistas en 1984, Farenheit 451, ¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas? o Un Mundo Feliz. De esas cuatro novelas saca muchas ideas, y de sus respectivas películas también. Los guardias son una mezcla entre THX 1138 y Farenheit 451, por ejemplo. Y, volviendo a la peli nipona, sinceramente, Jennifer Lawrence le da tres vueltas de campana a nivel interpretativo a cualquiera de los actores de Battle Royale, con todos mis respetos…

La trama ya nos la han contado hasta la saciedad gracias al exitazo de la película en USA (más de 330 millones, camino de superar allí a cualquiera de las películas de Harry Potter o Crepúsculo), y nos lleva al Distrito 12 de Panem, donde vive Katniss Everdeen, una joven que, para salvar a su hermana, se presentará voluntaria a los Juegos del Hambre que cada año el Capitolio prepara para recordar a los distritos su derrota en la guerra. 24 jóvenes luchando a muerte en la arena hasta que sólo queda uno, que será el ganador y superviviente.

Hay mucha inteligencia en el director Gary Ross y sus productores a la hora de elegir su reparto, con Jennifer Lawrence a la cabeza. Es una actriz como la copa de un pino, nominada al Oscar, solvente, conocedora de los rodajes de grandes producciones (su paso por la saga X-Men) y capaz de ser Katniss pese a las diferencias (pequeñas minucias) físicas con el libro. A su lado Josh Hutcherson, con muchísima experiencia a sus espaldas, como Peeta, y Liam Hemsworth, que se abre paso en Hollywood poco a poco, como Gale. Y un grupo de actores adultos magnífico, que incluye a Woody Harrelson (sembrado, como siempre), Elizabeth Banks (casi irreconocible), Wes Bentley, Stanley Tucci, Donald Sutherland o Lenny Kravitz en su debut ante las cámaras (con un personaje que los fans adorarán).

Todos ellos se ven envueltos en esta trama que, al contrario que los libros, no es en primera persona (vemos cosas que en los libros sólo podemos imaginar), lo que da un aspecto más global, pero igualmente épico, sensacional, real… Desde la llegada al Capitolio, el momento de Katniss con el arco, la salida a los juegos (brutal, salvaje, violenta… no parece una película para menores de 13… y lo es)… la historia se dispara y nos lanza a una aventura llena de acción y emoción. Con personajes memorables, con el espíritu del libro (no falta nada de lo realmente importante, que son los juegos, y lo que falta fuera no se echa de menos) y con momentos sensacionales, como la lluvia de fuego en el bosque, la batalla y persecución final, el instante de los sinsajos en el bosque… Y un final que sienta las bases de una trilogía que promete muchísimo.

El romance está perfectamente integrado en la trama y es tan ambiguo que intriga e interesa tanto como la acción, pero sin cansar ni exceder tiempo en pantalla. Lawrence se echa la peli a la espalda sin despeinarse, y no creo que los miles de lectores de la novela puedan quejarse de la película. Aunque falten cosas… Eso sí, Gary Ross peca, como casi todos los directores modernos, en mostrarnos gran parte de la acción como un documental, cámara al hombro, todo temblando… y no se ve casi nada muchas veces. Le resta puntos.

Lo dicho, es épica (ojo al momento del gesto de los tres dedos…), es vibrante, es violenta y es muy entretenida. Un cruce entre Perseguido y Deliverance, pero para adolescentes. O eso nos han dicho. Porque cualquiera puede disfrutarla y hacerse fan de la saga desde el minuto uno. De lo mejorcito que hemos visto este año en cine americano. Sólo queda esperar a la secuela… Arriba esos tributos.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Publicado en Criticas

intocable_12469

Tres semanas ni más ni menos lleva entre lo más alto de la cartelera la comedia francesa Intocable, dos de ellas en lo más alto del ranking de la taquilla española, habiendo recaudado esta tercera una cifra similar a la de su estreno, con 1,38 millones de euros y un total de 5,53 millones, lo que es casi un millón de espectadores y un camino brillante por delante cuando llega el esperado momento de las vacaciones de Semana Santa, momento en el que la taquilla española suele coger fuerza. Además los estrenos de esta semana no va a afectarla demasiado debido a que están enfocados al público juvenil e infantil, por lo que puede llegar sin problemas a los 10 millones de euros cuando termine su singladura comercial en nuestro país. Tampoco ha tenido un mal estreno Todos los Días de mi Vida, el drama romántico que en USA ha arrasado y que aquí consigue una cifra similar a la de Intocable en su estreno. Sigue sin haber grandes estrenos en España (algo que esperamos las fiestas pongan remedio), más allá de las correctas cifras de algunas películas. Como Balncanieves y sus 1,08 millones de euros, correcta cifra en su estreno. John Carter se deshincha rápidamente y aunque suma 4,75 millones sabe a poco para un estreno así. El Exótico Hotel Marigold demuestra una vez más la buena forma del cine adulto, con casi 0,5 millones en su estreno, cifra impensable en otro momento en nuestra cartelera, lo que la sitúa por encima de otro estreno de la semana, Al Borde del Abismo, con 0,38 millones y el público ignorándola. Mucho peor le han ido las cosas a Extraterrestre de Vigalondo. Una auténtica lástima porque pese al decente número de copias, la película apenas arranca 90.000 euros en su estreno. ¿Será la semana Santa el bálsamo de los males de la taquilla en España?

los-juegos-del-hambre-2012-poster

Se veía venir y ha acabado sucediendo. Los Juegos del Hambre se ha estrenado y convertido en el siguiente fenómeno mediático tras Harry Potter y la saga Crepúsculo, atrayendo a fans de las novelas, que se cuentan por millones, y a seguidores cinematográficos por igual. 155 millones en su primer fin de semana, más de 68 el viernes, 19 de ellos de los pases del jueves a la medianoche. El tercer estreno más importante de la historia, por detrás de la última de Harry Potter y de El Caballero Oscuro. Y el mejor estreno para una película no secuela. ¿Alguien da más? Si los cines empezaban a preocuparse por la ausencia de un juggernaut de las taquillas como era Potter y la marcha de Crepúsculo a finales de año, la llegada de Los Juegos del Hambre calmarán esos miedos al menos durante unos años. Una bestia de las taquillas que además ofrece un espectáculo cinematográfico de primer orden. Y sin necesidad de 3D. Posiblemente estábamos ante la película más anticipada del año, o al menos una de ellas, y no ha defraudado, pero ha dejado frías el resto de recaudaciones. 21 Jump Street cae menos de lo esperado, suma otros 21 millones y ya lleva más de 71, en su camino a la barrera de los 100. Lorax se acerca a los 200 millones con ya 177 y esta semana la tendremos en España, mientras John Carter se desinfla por completo y se queda en 62.3 millones tras tres semanas en cartelera, menos que LJH en su día de estreno. La película merecía mucho más. El otro estreno de la semana, October Baby, que aparece en un puñado de salas, se conforma con 1.7 millones, pero un buen promedio por sala y la curiosidad del público. La pregunta ahora es, ¿cuánto tiempo reinará Katniss?

Jesús Usero

 

 

Publicado en Taquillas

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Lo más popular

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

LECTURA FÁCIL

Formilla Live Chat