COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

Síguenos

Formilla Live Chat

Al salir del pase de prensa

ENTERRADO, primeras impresiones: de obligado visionado para los amantes del buen cine

Compártelo en tu perfil de facebook Compartir

buried

El director español Rodrigo Cortés va a dar la campanada a nivel internacional con este relato de acción, intriga y tensión que nos pone las pilas desde su primer minuto y va incrementando la experiencia de ver cine desde un punto de vista nunca antes reflejado en una pantalla grande. Repleta de referencias a películas clásicas y con el cine de Alfred Hitchcock como mentor, Enterrado es un impresionante pulso con la narración cinematográfica que además puede servir de escuela para contar historias audiovisualmente habida cuenta de los retos que plantea el argumento de la película, su planificación y su montaje, afrontados por Cortés con un respeto a la verdadera naturaleza de la historia que pocas veces vemos en el cine actual.

Después de verla resulta fácil aventurar que va a ser uno de esos títulos del cine español de los que se habla no sólo dentro, sino también fuera de nuestras fronteras. Personalmente no recuerdo haber vivido momentos tan emotivamente intensos como los que he pasado viendo esta película desde hace tiempo. El director me confesaba: “mi absoluta obsesión ha sido que la gente abandone el cine con dos kilos menos de peso, con el cuello agarrotado y buscando un masajista de guardia, y lanzándose inmediatamente al exterior para respirar profundamente aire fresco y recordar que están vivos, y para eso tenía que hacer una película muy física, muy tangible, muy real…”

Por lo que a éste periodista se refiere, lo ha conseguido. Me metió en la caja y cuando salí, respiré hondo y empecé a reflexionar lo que significa realmente estar vivo, y cómo  disfrutarlo más, porque además de una película, Enterrado es una experiencia en la que se descubren cosas nuevas con cada visionado. Así que aún habiéndola visto ya, no pienso perdérmela en cuanto la estrenen. Es una de ésas que te apetece ver varias veces.

Quizá eso no estaba entre los objetivos de su director, pero viéndola aprende uno unas cuantas cosas que no sabía sobre sí mismo, y mucho, pero mucho más, sobre cómo hacer y disfrutar el buen cine.

Miguel Juan Payán

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo