COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

La Cartelera

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Criticas próximos estrenos

Train to Busan ****

Una de las mejores películas de zombis de los últimos años. Aunque quizá decir zombis sea erróneo. En realidad son infectados, de estos que comen carne humana y contagian, sí, pero lo hacen a toda velocidad. No están muertos, no, están infectados y convertidos en esa clase de zombis que comenzaron a hacerse populares con 28 Días Después, por ejemplo, y que no gustan mucho a George A. Romero. Pero en este caso funcionan de maravilla debido al trabajo excelente de dirección, ritmo, guión e interpretación de todos los implicados en una película que no cuenta nada nuevo, nada que no hayamos visto hasta ahora, pero que lo hace con frescura al situar a sus personajes en un tren que viaja de Seúl a Busan.

Sang-ho Yeon da el salto al cine de imagen real tras un par de largos animados, y lo hace con una película que es secuela, precisamente, de una de esas películas animadas, Seoul Station, en la que se narra la aparición del brote vírico que convierte a la gente en zombis y cómo llega a la estación de tren de Seúl. Train to Busan toma la historia justo ahí, con un grupo de personas que suben al tren justo cuando el virus llega a la estación, sin saber que una persona infectada se encuentra en el tren con ellos y acabará desatando el caos dentro del tren, ante los desconcertados pasajeros, entre los que hay un matrimonio que espera su primer hijo, un joven equipo de baseball, una mujer y su anciana madre, los miembros de la tripulación…

Y, sobre todo, un padre con una hija. Un tipo mediocre, con un gran trabajo pero bastante descuidado como padre, separado, cobarde… Un tipo cualquiera, gris, que se verá superado por las circunstancias mientras trata de salvar a su hija. La película se mueve desde el inicio a la velocidad del tren, con un ritmo trepidante en el que el director sabe mover a sus personajes, sorprender al espectador, crearle una tensión continua y haciendo que las cosas cambien cuando, justo, pensamos que ha llegado a un callejón sin salida narrativo (el tren permite cierto tipo de cosas, pero se corre el riesgo de cansar al espectador si no se producen interesantes cambios).

Gracias a eso sabe esquivar los tópicos, que los tiene, los baches del camino, que sin duda los hay, dándonos momentos realmente espectaculares, desde la primera aparición masiva de los mismos (o la primera en el andén, que sólo ve la niña) a la llegada a una estación, sin olvidarnos del momento en el que se demuestra la naturaleza humana… O el final, perfectamente hilvanado. Es sorprendente sin ser nada nuevo, es una película de zombis, un género tan sobreexplotado que parece que nunca podrá ofrecernos nada nuevo. Pues Corea del Sur vuelve a conseguir llevar el género a sus claves narrativas y sociales para ofrecer una película con personalidad propia, emocionante, entretenida y con grandes momentos. Hay que ver más cine coreano, sin duda.

Jesus Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Síguenos en Telegram

Libros ACCIÓN

Síguenos

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Críticas más leídas

  • 1