COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

Síguenos

Formilla Live Chat

Criticas próximos estrenos

La Momia ***

Dubitativo arranque para la nueva franquicia de Dark Universe.

La nueva película de La Momia tiene aventuras y tiene pinceladas de acción al estilo Tom Cruise. Ya saben a qué me refiero: su clásico y circense “más difícil todavía” con él mismo haciendo la escena de riesgo, sin dobles, especialmente en lo referido a la escena del avión, que es la única que genuinamente parece un fragmento de sus alardes espectaculares en la saga de Misión imposible. Además tiene a Russell Crowe interpretando al Doctor Jekyll y Mr. Hyde, a su peculiar manera, abordando el personaje en plan hooligan, como una especie de parodia del género de superhéroes, a medio camino entre Hulk y Nick Furia, más que como una versión fiel a la creación de Robert Louis Stevenson. Y tiene una co-protagonista femenina, Annabelle Wallis, que pide a gritos más minutos en la franquicia, como el propio Crowe. Dicho esto, en positivo, al que veo más fuera de juego es a Tom Cruise, que empieza como héroe pícaro y golferas, tal como hiciera el personaje de Brendan Fraser en la versión de 1999, pero luego acaba teniendo que ajustarse al personaje de víctima propiciatoria del personaje interpretado por Sofia Boutella, y sólo al final vuelve a la fórmula de las aventuras dejándonos con ganas de que la película hubiera ido más por ese otro camino aventurero, en lugar de empantanarse en la parte de introducción del terror que además pierde en la comparación con las películas de Stephen Sommers, donde la mezcla de aventuras, sentido del humor, homenaje al cine clásico de Hollywood y pincelada de terror en clave fantástica funcionaba de manera más fluida y apostando por lo trepidante de manera descarada.

Y además le falta más sentido del humor.

Dicho más claramente: la película tiene elementos para convertirse en base de la franquicia Dark Universe, pero le cuesta encajar la parte que es bajo ese punto de vista más interesante, la de Crowe, Wallis y la organización de persecución y caza de rarezas sobrenaturales. El problema es cómo encajar en esa parte la historia más sencilla y el personaje escasamente desarrollado en guión de Cruise. De hecho, todos los personajes son poco más que bocetos, y eso perjudica al conjunto. El duelo o pulso entre Crowe y Cruise era la joya de esta película, el mejor anzuelo para atraparnos en su trama, pero no llegan a aprovecharlo por cuestión de guión. En sus diálogos la película saca poco partido al potencial de talento que tiene en su reparto. Los actores están pidiendo a gritos más combustible de guión para armar sus personajes, por ejemplo en la relación de guerra de sexos y screwball comedy que sí estaba en el dúo Brendan Fraser y Rachel Weisz en La momia de Stephen Sommers. Cruise y Wallis podrían haber dado mucho más como dúo de lo que el guión les deja dar en la pantalla, de manera que el resultado es frío, distante. Y si Crowe funciona es porque es una máquina, le den el guión que le den. Le ponen a fumarse un puro y leer la guía telefónica y el tipo consigue que el asunto sea interesante. Lo dichol: una máquina. Ya pueden ficharle para las otras entregas del Dark Universe porque, si le dejan y le dan buen material de guión y diálogos, puede ser una pieza de unión para el mismo como lo ha sido Robert Downey Jr. con su personaje de Tony Stark en el universo de los superhéroes de la Marvel.

Para terminar, un ejemplo concreto de por qué pienso que el guión no aprovecha todas las posibilidades que tiene el proyecto y su reparto y no acaba de despegar en ritmo, aunque acumule escenas de acción y persecución más o menos frenéticas: el tratamiento del personaje del amigo del protagonista está sacado claramente de los amigos de Un hombre lobo americano en Londres, clásico de la hibridación de comedia y terror dirigido por John Landis. Lo cual de paso puede darnos una idea de por dónde querían orientar este proyecto. Pero no acaban de sacarle todo el partido que podría tener a esa relación con el protagonista interpretado por Tom Cruise.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1