Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Divertida, fresca, personal y única. Así es La Llamada. Una película basada en una obra de teatro de enorme éxito en nuestro país (la cual debo decir que desconocía hasta haber visto la película) y que ha sido llevada a la gran pantalla de la mano de los responsables de la obra de teatro, Javier Ambrossi y Javier Calvo, contando además con el reparto que ha llenado los teatros, o al menos con algunas de las actrices que han dado vida a los mismos, porque con una obra de larga duración como ésta, que lleva cuatro años en el teatro, los cambios son lógicos. Pero Macaerna García, Anna Castillo, Belén Cuesta y Gracia Olayo, sin olvidarnos de Richard Collins-Moore que también repite en la obra.

La historia es la de dos jóvenes de 17 años, aficionadas al electro-latino, con su propio dúo musical, que acude como cada año a un campamento de verano para chicas, dirigido por unas peculiares monjas. Pero este año las cosas serán muy distintas cuando una de ellas empiece a recibir visitas de Dios quien se comunica con ella a través de canciones de Whitney Houston… Y si todo les suena raro, porque no han visto la obra de teatro como un servidor, tranquilos, en apenas cinco minutos quedarán atrapados por la película, por la historia y por sus personajes. Una historia llena de energía, reflexión y humor, muchísimo humor. Y música, por supuesto. Recordemos que se trata de un musical…

Aunque no podemos olvidarnos de los papeles, sensacionales, de Cuesta y Olaya, que están simplemente perfectas, la película cae sobre los hombros, sobre todo, de Macarena García y Anna Castillo. Dos actrices que son pura energía. Tienen una relación magnética con la cámara, un talento natural y sencillo que las convierte en magia en pantalla. Es imposible dejar de mirarlas con la boca abierta cada vez que su rostro cruza el plano. Hay cosas que se entrenan, que se estudian y aprenden, otras son intangibles. Ambas actrices tienen esa relación única con la cámara y su química es portentosa. Es una maravilla verlas actuar y dar vida a los personajes…

Pero además la película juega a muchos y complejos niveles. Es una comedia romántica, pero no la que se espera habitualmente. Es una película sobre la fe y el amor, pero a través de la música, cambiando las reglas del juego. Es una comedia, sí, pero tiene momentos emotivos, y es de esas películas que tienen corazón, que saben llegar a la audiencia sin edulcorar, sin cargar las tintas. Con mucha honestidad y mucha frescura. Es diferente, lo que la hace única. E incluso, hace que nos olvidemos de sus pequeños deslices, de algún momento quizá algo obvio, o alguna coreografía poco conseguida. Nimiedades, la verdad. La sensación que deja la película es de haber visto algo potente y especial, acompañado además por música de Leiva, y con mucha, mucha fuerza. Esperemos que el éxito del teatro se traslade a las salas de cine también y se convierta en otro fenómeno. Se lo merece.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Last modified on Lunes, 06 Noviembre 2017 18:00
Rate this item
(0 votes)
H

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.