COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

La Cartelera

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Criticas

Alvin y las Ardillas 3 **

alvin-y-las-ardillas-3-cartel1

Perfecta para los más pequeños de la casa en una tarde de invierno. Alvin y las Ardillas 3 da exactamente lo que ofrece, más aventuras de sus simpáticos protagonistas en un enclave más aventurero en esta ocasión, lo que permite salirse un poco del encasillamiento argumental de las dos películas anteriores, para llevar a nuestros personajes a un crucero y una isla desierta donde tendrán que encontrar una forma de salir de allí antes de que los peligros que acechan entre los árboles acaben con ellos. O incluso de que la isla explote. Un cambio de localizaciones aunque el argumento, a fin de cuentas, se reduzca al final a que alguien quiere explotar a las ardillas.

Por supuesto la trama de la película es sencilla a más no poder, y es que Alvin y las Ardillas 3 va destinada, como las anteriores de la saga, a los más pequeños de la casa, dejando muy poco que mascar no sólo a sus padres, sino a los niños mayores de 8 o 9 años, que seguramente lo pasarán mejor viendo a robots repartirse estopa en Acero Puro. Salvando las distancias argumentales, ambas películas son cine familiar con un mensaje muy parecido, ensalzando los valores y la importancia de la familia, el miedo al abandono y la redención y el perdón finales. Sólo que en esta película lo dan todo muy muy mascadito para que los más pequeños lo entiendan. Los padres pueden parecer un coñazo, pero debemos hacerles caso porque nos quieren y desean nuestro bienestar, y cuando estamos solos, es cuando echamos de menos su apoyo. Porque la familia siempre debe estar unida. Y debemos aprender a madurar…

Algo de eso se puede sacar del metraje de esta inofensiva entrega que vuelve a contar con David Cross y Jason Lee, que regresa como padre de los chicos a tiempo completo, al contrario que en la segunda parte donde su aparición parecía más un cameo. Cross es sin duda el amo de la función, no sólo por su genial disfraz que lleva casi todo el metraje, sino que suyos son los pocos chistes que los adultos apreciarán (la coña de Justin Bieber, por ejemplo). Lee en cambio tiene poco que mascar…

El resto es una aventura sencilla con múltiples referencias a películas que van desde El Arca Perdida a El Señor de los Anillos, con mayor o menor fortuna. Con un presupuesto muy ajustado, que se nota en las ardillas, y con un metraje que se pasa volando porque no llega ni a la hora y media. Se parece mucho a Los Pitufos, y hará seguramente tanto dinero o más que ésta, pero le falta esa chispa de humor gamberro que sí tenían los bichos azules, donde había sitio para el sarcasmo y algo de mala uva que aquí no aparece por ningún lado.

Pero su público saldrá encantado de la sala, disfrutará y seguramente pedirá una cuarta entrega, aunque está parezca ser la última.

Jesús Usero

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Síguenos en Telegram

Síguenos

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Críticas más leídas

  • 1