COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

Síguenos

Criticas

Step Up Revolution **

Cuarta entrega de la saga de baile, que en esta ocasión se traslada a Miami. Sorprende encontrarse con una saga de estas características, que nunca ha sido un taquillazo rotundo, aunque ha dado a luz a alguna estrella actual como Channing Tatum, pero que con todo sigue sacando entregas en salas de cine en lugar de directamente a vídeo. No es una crítica, ni mucho menos. Imagino que el coste es tan pequeño y que anda tras ella una compañía tan potente como Disney, que con poco que recaude ya es un éxito. Pero me sorprende con la de películas con grandes repartos que pasan de puntillas por la taquilla americana, (esta misma semana vemos un ejemplo, Shanghai), Step Up sigue gozando de gran salud.

Y eso que la trama tiene poco donde rascar. Grupo de jóvenes rebeldes que baila en las calles paralizando a quienes les rodean, para obtener un premio que les saque del anonimato, joven bailarina que quiere ser una estrella pese a la oposición del padre e historia de amor entre el joven líder del grupo y ella. Que por el camino empleen el baile para luchar contra una inmobiliaria que pretende acabar con el barrio de Miami donde viven y trabajan… es lo de menos.

Porque, reconozcámoslo, actores casi amateurs que destacan por sus habilidades como bailarines y su belleza, no porque sean actores en sí, cuerpos esculpidos, diálogos llenos de tópicos, personajes algo planos, historia de amor de andar por casa… Todos sabemos a lo que nos enfrentamos cuando vemos una película como ésta. No engaña a nadie. Es honesta de principio a fin. No sólo desde el principio de la película, sino desde el principio de la saga. Y es más, ¿a quién le importa? Lo que interesa realmente, y creo que cualquiera que haya visto alguna película de la sala coincidirá conmigo, son las coreografías y los bailes, los cuerpos sudorosos para los adolescentes y que al terminar la película sientas que has disfrutado las coreografías. Que sean buenas, espectaculares.

Y de eso la película anda sobrada. Desde el baile inicial en la calle, cada vez que el grupo the Mob se pone en marcha con una nueva locura nos sorprenden creando algo realmente brillante, que llena la pantalla, más allá incluso del baile. Desde la insuperable performance en el museo hasta el baile final, cada escena es aún más compleja que la anterior, como esa cena en un restaurante donde The Mob se presenta con un espectáculo basado en las máscaras venecianas.

Así que no se engañen. Aquí se viene a ver bailar a la gente. Y vaya que si lo hacen bien. Posiblemente sea la mejor película desde la original, aunque el único actor de verdad sea el genial Peter Gallagher. El resto, música, baile y entretenimiento que no llegará a mejor película del año, pero que cumple con lo que ofrece de sobra y que, con poco que te guste el baile, se disfruta desde el primer al último minuto sin aburrir ni un instante.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1