COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

La Cartelera

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Criticas

Focus ***

Entretenida película donde destaca Margot Robbie. La actriz ha venido para quedarse. Nos robó el corazón en El Lobo de Wall Street junto a Leonardo DiCaprio y aquí resulta al final lo más refrescante y memorable de la película, gracias no sólo a su atractivo animal (la cámara la adora y con ella el público) sino también a ese desparpajo que tiene que le da una naturalidad a todo lo que hace y que, en esta película, aumenta el interés de la misma por su sola presencia. No quiere eso decir que su compañero y protagonista, Will Smith, quede eclipsado o sea borrado por ella (aunque a veces así sea…), simplemente la presencia de Robbie es refrescante. Más que la trama de estafadores y timadores de la película.

Una trama que comienza en Nueva Orleans con un grupo muy habilidoso de carteristas, y que nos lleva hasta Buenos Aires, con un timador veterano que intenta enseñar los trucos del oficio a una novata con mucho potencial. Desde ahí los robos y los engaños se multiplican en ambas ciudades, aunque el problema es que tras el final en Nueva Orleans, la trama se estanca durante gran parte del relato hasta llegar a la gran traca final. Es una pena porque el inicio y su humor, los robos y, sobre todo, lo del partido de fútbol, son realmente ingeniosos, divertidos y enganchan, por cómo consiguen atraparte pensando que sabes lo que va a suceder. Y sin embargo la segunda parte de la película, más centrada en lo romántico por partes, es mucho menos interesante y divertida.

Cuando vean la película, su inicio y cómo nos lleva con ritmo y elegancia a la escena del partido de fútbol, con ese sensacional BD Wong (quienes hayan sido seguidores de Ley y Orden SVU sabrán quién es) entenderán a qué me refiero. Esa escena debía ser el final de la película. Pero no, la cosa se complica y prefieren añadir nuevos giros y personajes, olvidándose de algunos de los iniciales, y se hacen más serios, más densos, algo que no le sienta nada bien a la película. Dejan de buscar el entretenimiento puro del género para ponerse casi a buscar su alma de cine negro, sin conseguirlo del todo en ningún momento.

El resultado, evidentemente, no es malo. La película entretiene, su reparto tiene carisma y su pareja la suficiente química, pese a la diferencia de edad entre ambos, y la trama engancha, pese a los altibajos, pero nos queda la duda de qué hubiese pasado si hubiesen contado la historia del revés, si no hubiese sido más rápida, menos arrítmica y con más gracia. Al final este cine consiste en engañar al espectador y hacerle disfrutar del engaño como un truco de magia. Algo que el principio sí consigue y el final ni por asomo. Así que está descompensada, pero mantiene el tipo, no es perfecta, pero no aburre. Y tiene a Margot Robbie dando la cara y llamando a las puertas de Hollywood a cañonazos.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Síguenos en Telegram

Libros ACCIÓN

Síguenos

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Críticas más leídas

  • 1