COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

La Cartelera

load more hold SHIFT key to load all load all

Nuestros libros de cine


SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Criticas

Calle Cloverfield 10 ****

Ciencia ficción y misterio servidos de forma brillante. Cuando hace ocho años se estrenó Cloverfield, Monstruoso en nuestro país, no sabíamos muy bien qué esperar de la película. Desde su primer teaser, todo había sido secretismo, sin revelar nunca demasiado por la película, sin contar nada sobre ella, más que un póster con la Estatua de la Libertad semiderruida, unos tráilers en los que apenas se veía nada… Todo era sorpresa, todo era nuevo y no sabíamos que esperar de una película que resultó ser un curioso relato sobre un monstruo arrasando Nueva York (sí, eso lo imaginábamos realmente) a través del found footage que seguía a un grupo de amigos (algo pijos) que recorrían la ciudad. Vista con el tiempo, la película sigue siendo un trepidante relato, pese a sus limitaciones argumentales, contado como no había sido contado antes (pese a seguir siendo una historia convencional de cine de catástrofes con monstruo), que nos sorprendió tanto por cómo estaba contada la historia como por aquella campaña viral de promoción orquestada por JJ Abrams y su gente. Demostrando, una vez más, que Abrams sigue siendo el más listo de la clase a la hora de vender el producto y de hacer que el público se interese por él.

Lo ha vuelto a hacer ocho años después con 10 Calle Cloverfield, cuyo título hace pensar en secuela. Y es lógico, con el escaso coste de producción de la primera película y los beneficios obtenidos, siempre pensamos que una secuela llegaría tarde o temprano. Lo que debíamos haber supuesto es que Abrams, para seguir con la estela dejada por la primera película, ni produciría una secuela al uso, ni la acompañaría de una campaña de promoción convencional. Haría la película en secreto y lanzaría el primer tráiler de la misma sólo dos meses antes del estreno en todo el mundo. Pillando a todo el mundo por sorpresa, casi como con la película original, y además haciendo que la película sea un familiar cercano de la película anterior, pero no una secuela directa. Hay dos formas de tomarse la película. Una, que los hechos de la primera película han llevado, mucho tiempo después, a los hechos que vemos ahora. Otra, que en realidad Cloverfield es una antología cinematográfica, sin relación argumental, donde lo que importa son las pequeñas historias humanas, en un marco de apocalipsis y fin del mundo. El resultado en esta ocasión es todavía más satisfactorio que con la película anterior.

Calle Cloverfield 10 nos presenta a una joven (Mary Elizabeth Winstead) que discute por teléfono con su pareja antes de sufrir un accidente y despertar en una habitación encadenada, sin saber dónde ni por qué está ahí. Su captor (John Goodman) le explica que está a salvo, en un refugio construido por él mismo, en el que se han resguardado de un terrible ataque extraterrestre que ha contaminado el aire, lo que hace imposible salir al mundo exterior. Lo que nos llevará a multitud de cuestiones. ¿Quién es realmente el hombre que ha creado ese refugio? ¿Un paranoico con buenas intenciones o un loco homicida que lo ha inventado todo? ¿Y el joven que cohabita con los dos? ¿Ha habido realmente un ataque extraterrestre? ¿Cuáles son las opciones de la joven y qué le espera realmente más allá del refugio? A todas esas preguntas y a otras más que nos formulamos por el camino, responde la película, dirigida por Dan Trachtenberg, en su debut en el largometraje. Tras el guión nos encontramos con un par de nombres, Josh Campbell y Matthew Stuecken, que no han escrito precisamente películas memorables (la historia de ésta es suya, eso sí), pero sobre todo el nombre de Damien Chazelle, guionista y director de Whiplash, quien al parecer ha concretado la historia original y dado forma al guión final de la película.

Una historia de misterio y suspense que bebe de varias fuentes y homenajea a otras muchas. Por un lado tiene ecos de varios episodios de La Dimensión Desconocida, y un punto Misery muy peculiar e interesante, que es donde está la miga del relato. Pero en nuestros tiempos cuando hablamos de refugios nucleares y apocalipsis, uno no puede pasar de largo sin pensar en la saga Fallout del mundo del videojuego, y entre la música y esas escenas de aparente felicidad, es imposible no recordar los “vídeos” de la gran franquicia de juegos… Y el hecho de que nuestra protagonista se pase gran parte de la película con una camiseta de tirantes blanca y descalza, nos evoca a John McClane. No es casualidad que Winstead haya interpretado a la hija de McClane en las dos últimas películas de La Jungla de Cristal… Lo que nos lleva al reparto de la película…

Winstead está de maravilla como esa joven heroína creíble, de ojos enormes y gran carisma, que nos lleva junto a ella en un viaje del que no sabemos si saldrá, pero del que deseamos que lo haga victoriosa. Y John Gallagher Jr., al que recordamos los fans de The Newsroom, cumple a la perfección también. Pero el mérito se lo lleva un titán como John Goodman, como ese personaje extraño, paranoico, amable un segundo, extremadamente educado, violento al siguiente, impredecible, manipulador, maniático, con misterio incluso cuando dice la verdad. Y peligroso… El director aprovecha la fuerza de Goodman para mantenernos al borde de la butaca todo el relato, y también aprovecha el espacio y la puesta en escena brillantemente para que la historia sea tan inquietante como llena de suspense. Así nos mueve durante su poco más de hora y media de película, dándonos una historia magnífica, con personajes creíbles (pese a partir de arquetipos) y con un toque de ciencia ficción muy siniestro. Aunque en el último tramo, la ciencia ficción más pura, se le vaya la mano y tenga momentos que nos cueste creer. Detalles de guión difíciles de tragar que no empañan la experiencia. Porque se trata de una experiencia. No, no busquen a Bergman o Dreyer en esta película. Esto es entretenimiento y, de paso, un viaje a esas cosas de los humanos que no queremos admitir cuando estamos en circunstancias extremas. Pero sobre todo una película que busca mantenernos en suspense todo el relato pensando qué sucederá a continuación. Y vaya que si lo consigue…

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Libros ACCIÓN

COLABORADORES

Síguenos

Formilla Live Chat

ACTUALMENTE EN TU KIOSCO

Críticas más leídas

  • 1