COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

Síguenos

Formilla Live Chat

Criticas

Mechanic Resurrection **

Más floja que la primera, pero repleta de acción con Statham repartiendo leña.

La secuela de The Mechanic se queda por debajo de las expectativas, aunque Statham muestra que sigue teniendo un excelente gancho como astro del cine de acción y recursos sobrados para hacer películas entretenidas en todo lo que se refiere a sus peripecias como asesino a sueldo retirado pero que en realidad no acaba de retirarse nunca. Lo que ocurre en esta secuela es que desde el principio renuncia a seguir la estela y respetar lo que había sembrado la película anterior, esa especie de vía alternativa de película de acción más de intriga, más sobria, en una variante de las más exageradas y divertidas aventuras a tortas de su protagonista, las sagas de Transporter y Crank, y por otro lado tampoco consigue sacar adelante su intento de acercarse con solvencia a las mismas porque desperdicia los mejores elementos que contiene de cara a enganchar al espectador aficionado a este tipo de fábulas.

Por ejemplo, es demasiado descarado el oportunista y escaso uso que hacen de la contribución de Tommy Lee Jones al relato. Habría sido el plato fuerte de la propuesta ver a Statham y a Tommy Lee Jones en plan “colegas a la fuerza” durante más metraje, especialmente como refuerzo a la parte final, pero no es el caso. Ya les ocurrió algo parecido en la primera película con la contribución de Donald Sutherland, pero aquí la fórmula les ha quedado peor, más floja. Otro tanto puede decirse de la participación de Jessica Alba, por no hablar de esa aparición puramente testimonial que hace Michelle Yeoh. Tienen los mimbre para construir un cesto interesante, pero no parecen interesados en explotarlos. Todo se convierte en mero pretexto para encadenar una serie de secuencias de acción divertidas pero faltas de respaldo por parte del guión.

Además da la sensación de que están queriendo contar tres películas en una. Por un lado la trama de la cárcel ya da por sí misma para una película de acción curiosa, pero pasan por ella como con prisa, quitándosela de encima rápidamente para encadenar con el siguiente trabajo del protagonista, y tampoco le sacan partido al ritmo frenético de esta especie de variante de “trabajos de Hércules” y misiones imposibles, como la de la piscina en el rascacielos. El entorno que rodea al personaje de Tommy Lee Jones en la parte final de la trama también tiene materia prima para su propia película, y significativamente parece más interesante que lo que nos están contando en ésta. Además repiten y vuelven sobre sus pasos en los encuentros de Statham con el antagonista. Lo episódico se come todo atisbo de intento de construir trama sólida, dando como resultado una película que parece desganada y enemiga de sí misma, incluso en el ámbito del cine de acción puro y duro. La construcción del antagonista es buena prueba de ello: es pura caricatura con motivaciones y vínculos emocionales del pasado bastante tópicos y flojos que además hacen un efecto lastre sobre el personaje de Statham.

Más cerca del reboot de Transporter que de The Mechanic. Un Statham flojo.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1