COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Síguenos

Formilla Live Chat

Criticas

El contable ****

Muy buena película de intriga y acción. Merece cada euro que inviertan en verla.

Primero: Ben Affleck tapa muchas bocas con su trabajo en esta película, después del cual sólo pondrán en duda sus cualidades para interpretar a Bruce Wayne y a Batman quienes estén empeñados, con maledicencia, en ponerle en cuestión.

Segundo: Jon Bernthal, el Castigador/Punisher de Netflix, lo borda una vez más y demuestra que tiene ya más que ganados papeles protagonistas en el cine.

Tercero: la película es un curioso ejercicio de cine de intriga que trabaja las principales claves del relato de superhéroes trasladándolas al cine de intriga policial. Tenemos una alternativa a Bruce Wayne/Batman con el pasado infantil maltratado por una pérdida. Tenemos un remedo del comisario Gordon (casualmente interpretado por el mismo actor que se hará cargo del personaje en el universo cinematográfico de la DC, J.K. Simmons), y hasta tenemos un remedo o alternativa de antagonista inevitablemente unido, casi como la otra cara de la moneda, al protagonista, que es el papel que interpreta Bernthal. No me extraña que Anna Kendrick se haya postulado como posible Robin a la vista de sus escenas con Affleck/Batman.

Pero El contable es algo más que estos tres puntos. En primer lugar es una película muy bien pensada desde el guión. Bien construida. Con una intriga sólida que construye su trama en un ejercicio muy curioso de equilibrio entre el pasado y el presente. Las respuestas del presente están en el pasado de los personajes, no sólo en el pasado del protagonista, sino en el pasado del resto de los implicados en la trama. De ese modo es un curioso ejemplo de narración en la que el flashback deja de ser suplementario de la trama principal y se convierte en algo más que mero acompañamiento o complemento de la misma, ganando importancia en el relato a medida que este progresa hacia su conclusión. Eso para mí es un síntoma de fortaleza en la manera de narrar jugando con el tiempo y en la manera de abordar herramientas y recursos en ocasiones mal utilizados sin caer en el tópico que acompaña a los mismos. De hecho llega un momento, al final, en el que uno se pregunta si la narración principal se apoya en un flashback o es esa narración en el pasado lo principal apoyándose en un flashforward del relato en el presente.

La construcción visual está a la altura de ese planteamiento de guión, destacando ese juego con el encuadre dentro del encuadre para presentar y definir al protagonista, presa del orden, y con el corte rápido y los planos cerrados más cercanos para presentar al antagonista, el agente del caos, en el interior del coche. Son el Yin y el Yang también en lo visual en esta trama. Obsérvese el detalle de las diferencias entre la manera de abordar las peleas entre el protagonista y los distintos matones con los que se enfrenta y su enfrentamiento final con el antagonista entre sombras y en planos más cortos.

Muy eficaz en el tratamiento de la acción, la película es igualmente eficaz en los momentos de intriga y drama, lo que le otorga un perfecto equilibrio entre todas sus partes.

Dicho todo lo anterior, y para que quede más claro: imaginen una visión más siniestra y oscura de algo parecido a las películas de Jack Reacher, pero con más contenido, y tendrán una idea más clara de lo que es El contable.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1