COMPRA los últimos números publicados

load more hold SHIFT key to load all load all

SUSCRÍBETE A LA REVISTA. Paga 10 y recibe 12 revistas al año

ESPAÑA

EUROPA

FUERA DE EUROPA
OUTSIDE EUROPE

Síguenos

Formilla Live Chat

Criticas

Jack Reacher Nunca Vuelvas Atrás ***

Buen entretenimiento pero inferior a la primera. Bien es cierto que la primer sorprendió a propios y extraños, tanto a los fans del personaje literario creado por Lee Child (que no veían a Cruise como encarnación del mismo) como a los recién llegados, que quizá esperaban una película de acción más trepidante en la línea de Misión Imposible, y se encontraron con un thriller policíaco con toques de acción pero donde lo que importaba era esa intriga que movía a los personajes y llevaba a Reacher a enfrentarse a dos villanos… muy conseguidos, interpretados por Jai Courtney y Werner Herzog ni más ni menos. Acción había, pero quien buscase una película donde sólo eso primase, lo llevaba claro. Era otro tipo de película, y se agradecía mucho.

Sin embargo su secuela, dirigida en esta ocasión por Edward Zwick, se centra mucho más en la acción, dejando algo de lado a los villanos y a la trama policíaca. Tras un caso que le hace contactar con la persona en el ejército que ocupa ahora un puesto similar al suyo, Reacher viaja a Washington para conocer a esa persona. Pero al llegar ella está en prisión y Reacher será perseguido también, lo que le llevará a una carrera contrarreloj para salvar sus vidas, limpiar sus nombres y poder seguir su camino. En ese cruce de aventuras la incorporación más interesante es sin duda la de Cobie Smulders, quien no sólo es capaz de mantener el tipo frente a Cruise, sino que además, muchas veces, hace su personaje más interesante que el del protagonista.

Hay acción a raudales, con tiroteos, persecuciones, el tono chulesco de Reacher, peleas… Todo ello muy bien rodado, muy bien montado y con un tono a veces cómico que se agradece bastante. Como si la película no se tomase demasiado en serio a sí misma. No aburre, no da tiempo a aburrirse con la acción continua. Uno sale satisfecho de la película si es lo que busca. Mucho, de hecho. Pero cuando se la pone cara a cara con la primera entrega… sale perdiendo. Es menos sólida, su guión tiene varios momentos que desafían cualquier lógica y desaprovecha algunos elementos muy interesantes que plantea pero no explota.

Por un lado está la “lucha de sexos” entre Cruise y Smulders, que debía haber desembocado en pelea entre ambos (quizá el único modo de que Reacher la acepte como igual), y también el de la niña, algo que no aporta demasiado (acaba siendo solución para demasiados callejones sin salida, eso sí) y que tampoco está bien explotado ni resuelto. Mientras los villanos, con Robert Knepper haciendo de… Robert Knepper, no llegan al nivel de los anteriores y esas lagunas de guión pueden distraer al más pintado (como la resolución del aeropuerto). En definitiva, es más espectáculo que la anterior, pero menos película. McQuarrie compuso una película de policías mucho más contenida, y esta, en lugar de seguir esa línea, es otra cosa. Eso sí, otra cosa muy, muy entretenida. Ojalá hagan una tercera.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Comparte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

ACTUALMENTE EN TU KIOSCOS

Suscríbete a la edicion digital. Pincha en logo

Críticas más leídas

  • 1