Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Isabel Coixet nos entrega un relato de amor a los libros. Una historia sencilla y contenida, ambientada en la Inglaterra rural de los 50, con un brillante reparto en el que destacan varios nombres y que nos habla de la dificultad de encajar en una comunidad cerrada, de la persecución de nuestros sueños y la soledad, todo ello en torno al amor por la literatura y los libros, al cariño por la lectura. Coixet narra con excelente pulso esta pequeña y sencilla historia de tonos agridulces que se mueve con cierta elegancia entre las calles del pequeño pueblo y las estanterías de la librería que da nombre a la película. Todo ello usando como punto de partida la novela de Penelope Fitzgerald en la que se basa la película.

Una viuda decide retirarse a un pequeño pueblo británico donde abrir la primera librería del mismo, un lugar que se convierta en un rincón para la cultura y para que los habitantes tengan acceso a todo tipo de literatura. Pero su plan no contaba con la oposición de algunas de las personas más poderosas del pueblo dispuestas a hacer lo que sea necesario para que la pequeña librería nunca llegue a funcionar y cierre sus puertas. Aunque nuestra protagonista tendrá el apoyo de algunos habitantes del pueblo, bastante peculiares, que intentarán que el sueño siga siendo una realidad. Lo que no será un camino fácil, pero los personajes no están dispuestos a rendirse fácilmente. Aunque la gente no termine de aceptar la librería y la oposición sea cada vez más encarnizada.

Sin un reparto a la altura de las circunstancias, una película así fracasaría, y en el caso de La Librería hay tres nombres en concreto que destacan por encima del resto. Por un lado Emily Mortimer como la protagonista, una actriz capaz de explicarlo todo con una sola mirada (vean el plano final de su personaje) y con una voz tan inconfundible que sólo podemos recomendar que vean la película en versión original. A ella se suman Patricia Clarkson y Bill Nighy, como rival y aliado respectivamente, con su saber hacer habitual y en el caso de Nighy con un delicioso personaje alejado de todo el mundo que esconde algún que otro secreto, pero no los que podríamos esperar.

A ellos se suman nombres tan interesantes como Charlotte Vega, Gary Piquer o la joven Honor Kneafsey, que dan mucha fuerza a la historia, con una ternura conmovedora por momentos, pero que no llega más allá. Sí, está bien narrada, sí, es elegante y sí, sin duda hay un buen reparto. Pero ni la historia sorprende, ni termina de emocionar por completo, ni pasa de ese concepto de buena película de época, pero sin arriesgar. No se la juega en determinados temas, ni apuesta por mostrar el lado más oscuro de las personas, simplemente esa pequeña lucha por integrarse y soñar, y ese amor por los libros. Que no es poco, la verdad, pero esperábamos un poco más.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 13 Noviembre 2017 11:03
Valora este artículo
(0 votos)
H

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.