Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Charlize Theron realiza una brillante interpretación en esta ácida y extraña comedia existencial, en la que se nota el influjo de Jason Reitman y de Diablo Cody.

Desde su cambio de imagen en Monster, Charlize Theron demostró que la belleza natural que acredita no es ningún problema para asumir personajes que no se basan en la apariencia física para salir adelante. Una máxima que la antigua modelo sudafricana vuelve a explotar con sobresalientes resultados, para meterse en el cuerpo hormonado de la confusa Marlo: el personaje principal de Tully.

Sin maquillaje con el que ocultar el paso del tiempo y con kilos de sobra en su esbelta figura, la estrella de Mad Max firma una interpretación más que notable en su nueva colaboración con el director Jason Reitman, tras la excelente y alocada Young Adult.

Theron es el motor que arranca y hace evolucionar la historia de Tully; y lo consigue a través de la psique de una mujer perdida en una vida que ha quemado las antiguas metas que buscaba en su juventud. Embarazada en estado avanzado y con un marido que no le dedica el tiempo que la dama necesita, Marlo comienza a entablar una estrecha amistad con su niñera de noche, a la que contrata cuando nace el bebé que esta esperaba. Las dos se comprenden a la perfección, y se apoyan mutuamente para experimentar sensaciones que la protagonista y madre creía inexistentes en su etapa como adulta. Sin embargo, una terrible realidad se avecina para destruir el intenso afecto que muestra el rol de Theron hacia la chica que cuida a su pequeña, y que responde al nombre de Tully.

El ritmo pausado y reiterativo, casi rayano con la autocomplacencia, caracteriza a esta película; en la que el trabajo del elenco artístico al completo es lo más destacable, dentro del contexto de una historia escasa en verdaderos sobresaltos.

Reitman y la guionista Diablo Cody se esfuerzan porque una atmósfera de turbia tranquilidad inunde cada una de las secuencias, simplemente para transmitir con eficacia las sensaciones de cansancio que denota el papel de Marlo.

De esta manera, tanto el cineasta como la autora del libreto dejan claro que el argumento únicamente sigue la estela de la mujer de mediana edad a la que da vida Theron, sin por ello abandonar a su suerte al resto de los personajes. Esta operación de alto riesgo queda solventada por la historia, con el diseño de una protagonista heroica en su estela de modesta madre de familia; a la que es posible comprender en su plenitud desde la perspectiva de un espíritu que se resiste a renegar de su carácter rebelde, ni siquiera en beneficio de unas reglas sociales que intentan anularla.

Desde el inicio, el espectador sabe que Marlo no es una mujer fácil de vencer por los obstáculos burocráticos; y lo materializa con sus continuas luchas en el colegio de sus hijos, para que acepten a su vástago aquejado de un síndrome parecido al de Asperger. Y tal actitud de desafío sin tregua se perpetúa hasta que la fémina conoce a Tully; momento en que la protagonista desfoga un poco su rabia medioambiental, y comienza a tomar confianza a través del descanso.

Reitman acierta con el retrato de Marlo, aunque para ello tiene que someter la parte final del filme a una suerte de descubrimientos un tanto incomprensibles; los cuales se aprecian un tanto deslavazados y torpes.

Jesús Martín

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Last modified on Lunes, 28 Mayo 2018 19:24
Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.