Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Opinión

Opinión (6)

Desde que Terry Gilliam intentó por primera vez en el año 2000 llevar a cabo su película sobre Don Quijote, el ex de los Monty Python ha tenido que abandonar el proyecto hasta en ocho ocasiones por diversas circunstancias. Su primer intento tuvo lugar en Navarra, con un presupuesto de 32 millones de dólares y actores de la talla de Jean Rocheford, Vanessa Paradis y Johnny Depp. A partir de ese primer rodaje, el director se encontró con otros problemas que frustraron su ilusión de trasladar al mítico personaje de Cervantes a la gran pantalla. La experiencia sirvió para que Keith Fulton y Louis Pepe retrataran en su documental Perdidos en la Mancha la particular odisea de Gilliam, que tuvo que hacer frente a una brutal tormenta en las Bárdenas que provocó una inundación que destruyó todo el equipo de rodaje, al ruido de los caza F-16 españoles que dificultaban el registro de sonido, a la falta de presupuesto o enfermedades de algunos actores, como la doble hernia discal que sufrió Jean Rocheford cuando cabalgaba a Rocinante. Todos los elementos parecían ponerse en contra para que finalmente no pudiéramos disfrutar de su particular visión del hidalgo más famoso de la historia de la literatura.

Hoy lunes, 8 de la mañana, puerta del metro de mi barrio, veo en la portada de los dos dos periódicos gratuitos que han conseguido sobrevivir a la crisis a José Coronado besando el Goya y caigo en la cuenta de que para ser sincero no esperaba otra cosa, ni por deducción profesional ni por inclinación personal como espectador.  Pero tal como va el año en lo que a nominaciones y premios se refiere, me temía que los académicos volverían a pillarnos fuera de juego a la mayoría votando otra cosa.

Este fin de semana ha llegado a la cartelera Shame, película dirigida por Steve McQueen que inexplicablemente no ha merecido nominación a los próximos Oscar que serán repartidos por la Academia de Hollywood, lo cual nos ha dejado a muchos francamente descolocados. ¿Cuál es el criterio que prima en este tipo de premios? ¿Cómo es posible que haya algunas películas, actores, actrices y directores nominados claramente inferiores a los que se han quedado fuera?

Compártelo en tu perfil de facebook Compartir

La moda del 3D ciertamente no parece conocer fronteras en lo que a explotación comercial se refiere y no deja de darle sustos al aficionado. Lo último que hemos sabido es cómo puede llegar a afectar a la distribución en Bluray 3D de algunas películas particularmente singificativas y con seguridad muy esperadas por los aficionados, como son Avatar y Alicia en el país de las maravillas, versión Tim Burton.

Salir de una sala de cine después de ver Origen (Inception), supone una carga de sensaciones peculiar, porque necesitas contárselo a la gente y discutir la experiencia, pero no puedes decírselo a nadie y además necesitas procesar lo que has visto con calma y con otro visonado. Lo que parece evidente es que nos encontramos ante una de las películas del año por diversos motivos y la confirmación de que Christopher Nolan es uno de los mejores directores de su generación, sino el mejor, capaz de elaborar mundos desde la nada, mezclando referencias visuales y argumentales con una pasmosa facilidad.

SHERLOCK HOLMES, la polémica está servida.

Es difícil encontrar un producto de cine o televisión basado en personajes de otro medio, como pueden ser la literatura, el cómic, o hasta los videojuegos, y que no aparezcan voces discordantes que critican y atacan en mayor o menor medida la fidelidad del mismo con respecto a la obra madre. Es decir, que hemos oído críticas muy desairadas contra películas como X-Men, Hellboy, la saga Resident Evil, Orgullo y Prejuicio... Quizá el ejemplo que mejor llega a la cabeza es el Drácula de Bram Stoker, dirigido por Coppola en los 90. Una película fiel al argumento y desarrollo de la trama de la novela, pero que cambiaba completamente el espíritu y sentido de la misma, convirtiendo al conde Drácula en un alma romántica y torturada, cosa que en la novela nunca fue, lo que hizo a los fans de Stoker atacar aquella película.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.