Las mejores películas románticas para ver en pareja en San Valentín

Especial películas para ver el día de los enamorados

He querido aprovechar esta fecha tan señalada, motivo de celebración para muchas parejas (ya sean amorosas o de amistad) que aunque es cierto que las relaciones hay que atenderlas, cuidarlas y mantenerlas a diario, el día de San Valentín es una ocasión especial para desconectar del mundo y hacer algo diferente con esa persona que es tan importante en tu vida.

Por ello, quiero proponeros una serie de películas que seguramente no salgan en los rankings de películas de amor más recomendadas ya que muchas veces se suele relacionar el género romántico con películas dulcificadas con amores de cuento de hada. Por nuestra parte, todo el respeto a esas películas pero nuestra selección ha querido ahondar en películas que cuya trama vaya más allá de una simple historia de amor.

Sin más preámbulos, empezamos con mi selección y esperamos que os gusten y las disfrutéis tanto como yo.

Casablanca (1942, Michael Curtiz)

¿Cómo no empezar esta selección con la historia de amor más grande del cine? Pocas veces (por no decir ninguna) Humphrey Bogart e Ingrid Bergman han estado tan sensacionales delante de la pantalla como en esta película en la que sus protagonistas, Rick e Ilsa, se reencuentran después de años separados de forma dolorosa, sobre todo para Rick, quien deberá decidir si da una segunda oportunidad al que ha sido el amor de su vida o, por el contrario, hacer lo correcto aunque eso conlleve perderla para siempre. Es la película que lo tenía absolutamente todo en contra durante su rodaje y que, sin embargo, se ha convertido por derecho propio en una de las películas más grandes del cine. Es imposible no enamorarse de esos personajes, de esa historia, de la fantástica música y del inseparable Sam.

El diario de Noa (2004, Nick Cassavetes)

Sé que es un drama romántico pero creo que representa perfectamente cómo una historia de amor evoluciona con el tiempo, desde un amor prohibido por los estándares de la sociedad en los que ciertas clases sociales no deben mezclarse (aunque sus protagonistas van descubriendo cómo saltárselos) hasta ver cómo siendo ya ancianos ese amor lo puede todo, hasta las enfermedades más terribles. Quizás el primer acto sea la típica historia de amor e cuento de hadas pero si dejamos avanzar la película, la dejamos que poco a poco vayamos reposando hasta llegar al tercer acto, será difícil que no consiga emocionarnos y conmovernos con una realidad cargada de dureza pero de belleza al mismo tiempo y con unos protagonistas que defienden muy bien su papel: Ryan Gosling y Rachel McAdams.

Grease (1978, Randal Kleiser)

En esta lista no podían faltar los musicales románticos y mucho menos podía faltar Grease, que se ha convertido en una obra de culto por sus fantásticas canciones, la vitalidad que desprende cada escena, la nostalgia que nos provoca… ¿Quién no recuerda esos amores de verano en nuestros años mozos? Pues de eso trata precisamente la película, del final del verano de 1959 cuando Danny (John Travolta) vuelve al instituto en su rol de chico engreído e insensible pero todo se tuerce cuando se encuentra con su amor de verano, Sandy (Olivia Newton), quien ahora va a su mismo instituto y que el Danny que recuerda (romántico, cariñoso, sensible…) nada tiene que ver con el que se encuentra. Toda la película estará aderezada de canciones pegadizas, con ritmos trepidantes acompañados de unos movimientos de cadera de quitarse el sombrero y con uno de los finales más buen rollistas que recuerdo. Sin duda, es una de las mejores películas de John Travolta, lo cual siendo por otro lado, no es excesivamente complicado.

Memorias de África (1985, Sydney Pollack)

Una de las bandas sonoras que a finales de los 80 y principios de los 90 más se escuchaban en las bodas… Y no es para menos porque se llevó el Oscar a mejor banda sonora, entre otros muchos premios. Con unos protagonistas de lujo, Robert Redford y Meryl Streep, y una música y fotografía sensacionales, lo cierto es que no era difícil hacer una buena película pero no por ello es menos meritorio. Cuando a principios del siglo XX Karen (Streep) se casa con un barón, ambos se instalan en Kenia donde quieren explotar una plantación de café. Poco a poco Karen, quien llegó a Kenia como una mujer acomodada, va haciéndose su espacio a la vez que se encariña con los lugareños e intenta poner en marcha diversos proyectos, enamorándose perdidamente de Denys (Redford). Y es que seamos sinceros, ¿quién puede evitar caer rendido ante el que ha sido uno de los mayores galanes de la historia de Hollywood? Una película que es pura belleza.

Brokeback Mountain (2005, Ang Lee)

El amor no conoce fronteras y por eso es importante incluir en este lista una de las películas sobre relaciones homosexuales más icónicas en la historia del cine, la de estos dos vaqueros Ennis del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal) que en la soledad de la montaña, mientras cuidan un rebaño de ovejas, surge el amor entre ellos, dando rienda suelta a su pasión en esa montaña Brokeback pero reprimiéndolo cuando vuelven a la ciudad, separando sus destinos. Una historia que habla de los sentimientos sin importar el género y de cómo la sociedad con sus reglas predefinidas oprime a todo aquel que intenta superarlas. Una película que costó mucho trabajo sacar adelante pero que su valentía al poner de manifiesto esta “realidad incómoda” le fue recompensada con nada menos que tres Oscars.

El hombre tranquilo (1952, John Ford)

Cuando hablamos del maestro John Ford, casi siempre recurrimos a sus grandes películas del Oeste con esos paisajes imperecederos en el Monument Valley que tantas veces hemos visto. Sin embargo hay que recordad y reivindicar sus otras películas fuera del género Western que también son auténticas joyas, como por ejemplo El hombre tranquilo, en la que John Wayne interpreta a Sean Thornton, un boxeador americano retirado que regresa a su Irlanda natal con el fin de devolver a la vida la vieja granja de sus padres y así olvidar su trágico pasado. Con lo que no cuenta Thornton es con enamorarse de Mary Kate Danaher (Maureen O´Hara), una mujer de armas tomar y difícil de dominar. Pero lo complicado no será conseguir el amor de la joven, sino conseguir caer bien a su futuro cuñado, “Red” Will Danaher (Victor McLaglen).  Una película muy entretenida y divertida en la que veremos a un John Wayne alejado del estereotipo de tipo dura que arregla todos los problemas a tiros, aquí rehúye el combate pero no por cobardía, sino por miedo a lo que puede llegar a hacer si se lo toma enserio…

Dos vidas en un instante (1998, Peter Howitt)

Es una película poco conocida, que no es una obra maestra pero tiene una propuesta muy interesante: ¿qué pasaría sí…? En esta ocasión Gwyneth Paltrow nos mostrará cómo podría ser su vida en dos caminos diferentes dependiendo de si consigue coger un tren o si lo pierde y debe esperar al siguiente. En el primer caso, llega a casa antes de tiempo y encuentra a su pareja siéndola infiel y, en la segunda, llega a casa con normalidad y todo trascurre según lo previsto. Veremos cómo se desarrollan ambas historias en las que su destino será completamente diferente. Lo dicho, es una historia diferente que nos muestra cómo pequeñas decisiones pueden cambiar nuestra vida.

Vacaciones en Roma (1953, William Wyler)

Otra de las grandes historias de amor del cine por excelencia y que cada X tiempo hay que revisionar por su belleza. Cuando en una visita a Roma la princesa Ana (Audrey Hepburn) decide dejar de lado los protocolos y las responsabilidades de palacio, se escapa para hacer un free tour de incógnito por la ciudad, conociendo a Joe (Gregory Peck), un periodista americano ávido de una exclusiva, quien conoce la identidad de la princesa pero finge desconocerla para vivir unos días inolvidables en la bella ciudad. Es maravillosa la química que había entre estos dos actores y la magia de Wyler para trasmitir de la manera que lo hace la belleza de Roma. Hepburn debutaba en el cine con esta película, en la que Peck confiaba de tal manera que exigió a los estudios que el nombre de su compañera apareciera al inicio del film junto al suyo, a lo cual accedieron. Finalmente, la actriz ganó el Oscar a mejor actriz. Otra curiosidad, su guión, de Dalton Trumbo, uno de los diez de Hollywood encarcelado acusado de comunista por las listas negras de McCarthy.

La flaqueza del bolchevique (2003, Manuel Martín Cuenca)

Y como no incluir en esta lista una película española y que encima fue la opera prima de su protagonista, María Valverde. Un día normal en mitad de un atasco en Madrid, el coche de Pablo López (Luis Tosar) se estampa contra el descapotable de una pija con pinta de arpía llamada Sonsoles (Mar Reguera), quien hace todo lo posible para empapelar a Pablo con la policía y el seguro. Para vengarse, Pablo decide putearla persiguiéndola y llamándola por la noche hasta que conoce a su hermana pequeña, María (María Valverde), cayendo enamorado de ella e iniciando un juego con la quinceañera que hará que su vida de un giro de 180º. Es una película muy entretenida y que propone una historia de amor diferente, entre un adulto y una joven adolescente que resulta muy interesante y atrevida.

UP (2009, Pete Docter, Bob Peterson)

Vale, está bien, no es una película de amor, pero no me digáis que el inicio de esta película no es desgarrador… Ver a esos dos niños aventureros haciendo un montón de planes sobre los viajes que van a hacer y cómo van creciendo a la vez que crecen sus responsabilidades… comprarse una casa, pintarla, amueblarla, reformarla, arreglar el coche… mientras la vida va pasando ante sus ojos hasta que finalmente Carl, ese niño aventurero, es ya un anciano, viudo, solitario y cascarrabias cuyo único objetivo en la vida es evitar que la constructora que quiere echarle del terreno acabe derribando su casa, el último recuerdo que le queda de su fallecida esposa… Es increíble como esta película, sobre todo su inicio, consigue removerte por dentro y te hace meditar sobre las cosas que realmente son importantes en la vida, preguntándote sobre cualquier proyecto que tengas en tu vida si mañana será mejor que hoy para iniciarlo. Lo dicho, quizás no sea el mejor ejemplo de película de amor pero creo firmemente que en sus primeros minutos cuenta más y trasmite más que muchas películas enteras.

Hay muchos títulos que se quedan fuera porque si no esta lista sería interminable, pero seguramente incluiría: Los Puentes de Madison, Orgullo y Prejuicio (2005), Love Actually, El lado bueno de las cosas o Mejor Imposible.

Espero que hayáis encontrado títulos diferentes a los que suelen salir en este tipo de rankings para celebrar San Valentín y que nos dejéis vuestras opiniones.

Rubén Arenal

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Febrero 2019 11:53
Valora este artículo
(0 votos)
Rubén Arenal

Nací en Cantabria en 1987 y uno de los primeros recuerdos de mi infancia es estar con cuatro años en la sala de cine viendo La bella y la Bestia (1991) con mi padre. Pasaron los años hasta que una noche vi en televisión Lawrence de Arabia y recuerdo que tras ver la película quedé extasiado. Desde entonces, el cine dejó de ser un entretenimiento y se convirtió en una herramienta con la que aprender y crecer como persona, ya que considero que una película tiene la capacidad de arañarte por dentro y dejarte cicatrices: algunas son superficiales y se curan con facilidad y, otras, te acompañan de por vida. Después de tantas “cicatrices”, decidí escribir sobre cine para contar mis experiencias tras ver una película y mostrar las “cicatrices” que me han dejado las mismas.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp