Illang: La brigada del lobo ★★★

Crítica de la película Illang: La brigada del lobo

Fantásticas escenas de acción dotadas de una increíble potencia visual

En Octubre de 2018 se estrenó en la plataforma Netflix la película Illang Brigada de Lobos, una sensacional historia de ciencia ficción basada en el anime japonés "The Wolf Brigade" (1999), con un apartado visual espectacular que consigue atrapar al espectador durante las casi dos horas y media que dura la cinta (139 min.) y con unas escenas de acción de primera categoría, rodadas con maestría a pesar del austero presupuesto que hay detrás de este proyecto: 17 millones de dólares. Sin duda, el director de este film, el coreano Kim Jee-woon, consigue que cada dólar de ese presupuesto luzca en pantalla de manera asombrosa, demostrando que no siempre una factura modesta tiene por qué lastrar una película, al igual que un presupuesto desorbitado tampoco es garantía de excelencia aunque facilita mucho las cosas permitiendo que no haga falta sudor y lágrimas para sacara delante cierto tipo de escenas complejas o acercando el rodaje a escenarios reales más espectaculares en pantalla.

La película empieza con una voz en off que nos explica que en el año 2024 las dos Coreas deciden reunificarse para hacer frente a la amenaza que supone para ellas Estados Unidos, China, Japón y Rusia, siendo necesaria la creación de unas Fuerzas Especiales que aseguren el orden público durante la reunificación, existiendo una moratoria de cinco años para llevar a cabo tal objetivo. En medio de todo ese proceso, nace una organización terrorista llamada Secto que pretende acabar con la reunificación, provocando el endurecimiento de esas Fuerzas Especiales que empiezan a usar armamento pesado y en una misión matan accidentalmente a un grupo de quince niñas inocentes (conocido como Viernes Sangriento), siendo ese suceso usado por el departamento de Seguridad Pública (que estaban en contra de la reunificación) para forzar el cierre de esas Fuerzas Especiales, las cuales quedan reducidas a un pequeño grupo cuyos miembros se ven obligados a ocultar su rostro después del trágico accidente.

Con esa brillante intro que en tan sólo tres minutos y medio nos explica perfectamente en qué situación nos encontramos, usando imágenes reales como las del momento en el que esos miembros de las Fuerzas Especiales matan a las quince niñas acompañado de una música preciosa que aporta más dramatismo a todo el conjunto, nos encontramos en el año 2029, el último año de esa moratoria en la que dichas Fuerzas Especiales deberían estar poniendo todos sus esfuerzos en acabar con Secto, cuyo grupo se está debilitando a la vez que se radicaliza aún más (lo que se suele decir morir matando) pero como bien cuenta la intro, la peor batalla tiene lugar entre la presidencia y Seguridad Pública.

En ese contexto empieza la película que ya digo que es sensacional, y nos meten de lleno en medio de una manifestación que es utilizada por miembros de Secto para atacar a la policía con cócteles molotov, explosivos, armas de fuego… viendo incluso a miembros de la policía saltar por los aires. Es entonces cuando entra en escena un camión al más puro estilo Soldado Universal que cuando todos lo ven aparecen saben que se va a liar parda. Los terroristas se ocultan en las cloacas que es donde tienen su cuartel secreto y donde la policía no se atreve a entrar pero las Fuerzas Especiales no tienen miedo a nada y entran hasta la cocina. Esta será una de las escenas más impactantes de la película en la que vemos como van apareciendo esos miembros de las Fuerzas Especiales entre las sombras con esas armaduras tan espectaculares para dar caza a esos terroristas. Cuando los encuentran tratando de huir, estos vacían los cargadores sobre esta temible brigada que vemos como les impactan las balas en la armadura, incluso les hieren pero ellos ni se inmutan (son de otra pasta en todos los sentidos)… Y claro, les disparan con un lanzacohetes y por ahí sí que no, eso es pasarse… y terminan usando munición letal contra ese grupo de terrorista que acaba con la muerte de la mayoría de ellos. Hasta aquí todo correcto hasta que cuando están terminando de limpiar todos los túneles se encuentran con una niña que lleva una mochila que la han dado los terroristas y cuando encuentra a uno de los miembros de esa brigada especial, Im Joong-Kyung (Gang Dong-won), se suicida detonando la bomba.

Este suceso vuelve a ser utilizado por el Departamento de Seguridad Pública para parar las actividades de esta brigada durante un mes, siendo en ese momento cuando uno de los ex-miembros de esas Fuerzas Especiales que participó en el asesinato de las 15 niñas cuatro años atrás y que ahora trabaja en el dpto. de Seguridad Pública, Han Sang-woo (Kim Mu-yeol), acude a la base de la Brigada para auditar lo ocurrido y le entrega a Im, quien también participó en el viernes sangriento junto a Han, el diario de la niña suicida, recogido de la escena del crimen. Esto provoca que nuestro protagonista decida quedar con la hermana de la niña, Lee Yoon-hee (Han Hyo-Joo), para entregarla el diario de su hermana y tratar de pedir perdón por lo ocurrido. Sin embargo, Lee está siendo forzada por Han para hacer que Im se enamore de ella y le tienda una trampa para convertir a este miembro de las Fuerzas Especiales en el cabeza de turco perfecto para hacerlo pasar por terrorista y acabar por fin con la famosa brigada… pero el amigo Im no está muy por la labor de ponerle las cosas fáciles a su antiguo compañero.

Lo primero que me gusta nada más empezar el film es justo antes de que empiece la película, cuando vemos esos ojos rojos robóticos que perfectamente podrían pertenecer a un Terminator y como poco a poco empieza a alejarse el foco permitiéndonos miles de esos ojos que acaban creando el famoso logotipo de Warner Bros. Pictures en rojo. Salvando las distancias y, repito, salvando las distancias… me recuerda al inicio de otra película icónica de la ciencia ficción: Matrix, en cuyo principio de su primera película el inicio era muy parecido, el logotipo de la WB en verde, ese verde informático del MS-DOS que ya nos introducía en ese mundo  repleto de código informático.

La película tiene unas escenas de acción increíbles a nivel visual tanto en esa incursión en las cloacas como en los duros entrenamientos de los miembros de esta brigada de élite como en el asalto que tiene lugar en la torre de Seúl en una de las escenas más maravillosas de toda la película y en la cual se utiliza un dron de combate que sinceramente nunca he visto tan bien aprovechado en ninguna película.

Las escenas nocturnas me fascinan, en ese funicular de subida a la torre, la librería de Lee en la que nos cuenta la verdadera historia de Caperucita Roja que no es tan alegre como el famoso cuento, la ciudad de Seúl con esas luces led que la iluminan de una manera muy especial… Una vez vista la película, te das cuenta de que en la escena de la librería, cuando proyectan esas imágenes de Caperucita ya nos adelantan en cierta manera el desenlace de la película con esas sombras en la pared que se trasforman en otra cosa que entenderemos al final de la película, cuando Im y Lee están de vuelta en las cloacas donde empezó todo.

Durante toda la película veremos a personajes que parecen una cosa y luego son otra, dando lugar a algún que otro giro más que interesante cuando vemos que el cazador finalmente es cazado… ¿o es al revés? Al final, entenderemos por qué se llaman Brigada de Lobos: “No somos hombres con piel de lobo, somos lobos con piel de hombre”.

Con todo ello, podría decir que estamos ante una película de un cuatro estrellas tranquilamente, con un inicio increíble, visualmente es una delicia, con una trama romántica que no me cansa, unos protagonistas que están sensacionales y las escenas de acción son maravillosas, dignas de cualquier película de primera división… pero os mentiría si no dijera que el director se gusta mucho a sí mismo y estira la película más de lo necesario, alargando innecesariamente el metraje y cuando parece que ha acabado, vuelve a la carga una vez más…. Como si no quisieran acabar el rodaje.

En mi caso, eso no es un problema porque la película me ha encantado y por mí podrían seguir media hora más, pero sé que habrá espectadores que se les haga larga esta película y por eso la bajo media estrella, quedándose en tres estrellas y media (un 7 de nota).

En conclusión, estamos ante una muy buena película de ciencia ficción que visualmente es una maravilla, con esos protagonistas vestidos con esa super armadura que recuerda a los videojuegos Wolfenstein y KillZone, con esos rojos que aparecen entre la oscuridad… y unas escenas de acción que son una delicia, rodadas con maestría aprovechando cada dólar del presupuesto. Sin duda, esta es una sensacional película que no es podéis perder, merece la pena.

Rubén Arenal

Comenta que que ha parecido este artículo en nuestro grupo Amigos de AccionCine en Telegram o simplemente para charlar de cine entre amigos

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Abril 2019 21:12
Valora este artículo
(0 votos)
Rubén Arenal

Nací en Cantabria en 1987 y uno de los primeros recuerdos de mi infancia es estar con cuatro años en la sala de cine viendo La bella y la Bestia (1991) con mi padre. Pasaron los años hasta que una noche vi en televisión Lawrence de Arabia y recuerdo que tras ver la película quedé extasiado. Desde entonces, el cine dejó de ser un entretenimiento y se convirtió en una herramienta con la que aprender y crecer como persona, ya que considero que una película tiene la capacidad de arañarte por dentro y dejarte cicatrices: algunas son superficiales y se curan con facilidad y, otras, te acompañan de por vida. Después de tantas “cicatrices”, decidí escribir sobre cine para contar mis experiencias tras ver una película y mostrar las “cicatrices” que me han dejado las mismas.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp