Crítica de la película John Wick 3: Parabellum

La mejor película de acción y combates de artes marciales del año. Quiero más..

Quiero más películas de John Wick. Y las quiero pronto.

¿Por qué? Pues porque en este largometraje como en la película anterior de la saga los responsables de la misma han conseguido algo que no es nada fácil:  construir una trama volcada totalmente a la espectacularidad de la acción de los combates cuerpo a cuerpo sin renunciar a construir su propio universo, con su propia mitología, y con un guión que empleando muy pocas líneas de diálogo trabaja con solidez personajes y conflictos ganándose la complicidad del espectador desde el primer fotograma.

Además el tratamiento visual de la película, su juego con la luz y los colores, la estética, la puesta en escena, el diseño de producción y el rodaje de las secuencias de acción, que nunca, pero nunca de nunca, se repiten en esta entrega, a pesar de que constituyen el 90 por ciento del metraje, un logro notorio, constituye un ejemplo perfecto de cine de evasión pura y dura que no le falta el respeto al espectador y proporciona espectáculo de calidad.

Crítica de la película Timadoras Compulsivas

Si no fuese por las protagonistas, sería uno de los desastres del año.

Que puede acabar siéndolo, y realmente la parte más interesante es la que aporta Anne Hathaway, que es capaz de echarse sobre los hombros la película, seguramente buscando hacer una comedia simpática, un registro en el que no es tan habitual verla como en el drama (pese a su enorme papel en Ocean’s 8). Rebel Wilson hace lo que puede, pero sigue interpretando el mismo papel que le hemos visto una y otra vez en todas sus películas, con poquísimas variaciones. De hecho, su película reciente de Netflix ¿No es romántico?, es mucho, mucho más divertida que esta película, que acaba siendo una blanda mezcla entre Dando la Nota y Ocean’s 8. Y sí, suena tan mal como finalmente es.

Crítica de la película POKÉMON Detective Pikachu

Una buena película basada en un videojuego, que no es poco.

De hecho posiblemente sea una de las mejores del género, que no es decir mucho, por desgracia. Cada vez que han intentado llevar a la gran pantalla un personaje de videojuegos o un juego en general, la cantidad de desastres que hemos visto se acumula desde hace muchos, muchos años, comenzando seguramente con Super Mario Bros, y terminando con Warcraft, por poner un ejemplo. Las propias películas de animación de Pokémon estaban bastante bien, la verdad, pero no fueron memorables excepto para los más fans del juego. Aquellos que hace 20 años y que hoy, ya adultos, llenan las salas junto a los niños, muchos junto a sus hijos, para ver lo que fue parte imprescindible de su infancia. Y ese es otro de los valores de la película.

[video] crítica de POKÉMON Detective Pikachu por Jesús Usero

[video] crítica de El Hijo de David Yarovesky porMiguel Juan Payán

[video] crítica de Hellboy de Neil Marshall por Jesús Usero

[video] crítica de Hellboy de Neil Marshall por Miguel Juan Payán

Crítica de la película El Hijo

Una magnífica perversión del mito de Superman. 

Además que James Gunn, productor de la película, tiene buena experiencia con el universo superheroico. No sólo ha dirigido las dos primeras entregas de Guardianes de la Galaxia, además prepara la tercera y la secuela de Escuadrón Suicida, sin olvidarnos de Super, aquella gamberrada sobre vigilantes con máscara de 2010 que nos hizo reír mucho. Esta película es más seria, pero Gunn ha estado muy cerca del proyecto todo el camino, lo que le da en varias ocasiones ese tono de humor negro e irreverencia que tenían sus primeras películas, las menos desconocidas pero las más salvajes. Y además con todo el conocimiento que atesora el director, aquí productor, de su paso por el cine de superhéroes, lo que hace que la película no quede en mera gamberrada.

Imaginemos la historia de Superman, que podría ser la de su versión malvada de los cómics por ejemplo, pero con un ligero o enorme cambio. El niño que cae del cielo en una nave, adoptado por una familia de granjeros de Kansas y que pronto descubre que tiene poderes incalculables (los mismos que Superman, ni en eso se despistan un momento) no es nuestro salvador, sino que ha venido a acabar con todos aquellos que se opongan a él, camino de convertirse en un tirano que nos dominará a todos. Eso es lo que propone la película y sabe superar la anécdota argumental inicial para crear un universo de personajes ricos e interesantes, liderados por esa madre inagotable que es Elizabeth Banks, pero sin olvidar a su resignado marido, David Denman, o a Gregory Alan Williams como el sheriff…

Crítica de la película Hellboy

Buen regreso del personaje, aunque lejos de ser perfecto. 

La película llega a España con un mes de diferencia respecto al resto del mundo, y muchos ya habéis leído muchas cosas al respecto, no todas buenas, o la mayoría nada buenas. Se ha sido, creo, injusto con la película, sobre todo comparándola con las dos anteriores de Guillermo del Toro, y no se pueden comparar. No, esta nueva versión no está al nivel que aquellas, pero tampoco lo busca. Su director, Neil Marshall, es lo que se llama un artesano, excelente en la serie B y el cine de género, pero sin la imaginería visual del cineasta mexicano. No pasa nada. No hay que hacer sangre con eso. La nueva película es una serie B, sencilla, divertida, sangrienta y directa. Y que homenajea a las dos películas anteriores.

El regreso de la poderosa Nimue, La Reina de Sangre, es lo que lleva a Hellboy a Inglaterra para enfrentarse a un mal que podría acabar con toda la humanidad y traer el infierno en la Tierra, y lo que hace que el propio Hellboy se plantee en qué bando debería luchar, quién es su amigo y quién no, y hacia dónde se dirige su destino, si a salvar el mundo o a destruirlo. Por el camino eso nos hace aprender algo más sobre los padres del propio Hellboy, los biológicos, algo que en cine no se había tratado todavía, y que hace al personaje un poquito más complejo, más interesante. Con más aristas.

Crítica de la película El Hijo

Entretenida historia de terror de progenitor frente a adolescente con segunda lectura. 

La segunda lectura es una broma sobre el emblemático personaje que lanzó las figuras de superhéroes en el cómic y sirvió también como abanderado del desembarco de esos personajes en el cine, primero en forma de serial, dibujos animados luego y finalmente en los largometrajes de finales de los setenta y primera mitad de los noventa. Me refiero, claro está, a Supermán.

Lo que plantea el argumento de El hijo no es otra cosa que una versión siniestra en clave de terror de lo que habría sucedido en el caso de que Superman hubiera resultado ser un supervillano en lugar de un superhéroe. Tan simple como eso. Pero sacando el máximo partido a a la posibilidad en sus claves más terroríficas, salpicadas con guiños al espectador y chistes que alcanzan su fase más paródica en el paroxismo de las imágenes del telepredicador que cierran el relato y permite jugar con esa baza imprescindible de las fábula de terror que son los finales abiertos.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp