Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

El Canguro **

Nueva comedia para los fans de Jonah Hill. EL actor que se hizo popular en el mundo del cine merced a su participación en Supersalidos, estrenó en nuestro país hace una semana Infiltrados en Clase, bastante más gamberra y divertida, en resumidas cuentas, que esta fallida comedia, posiblemente la última en la que veremos al actor con su rotundo físico previo a la enorme pérdida de peso con la que le hemos visto en la película que protagoniza junto a Channing Tatum. El Canguro se estrenó antes en USA y se rodó antes, por lo que aquí le veremos en su versión más… redonda.

La historia es bastante sencilla, por mucho que intenten complicarla a través de un guión algo descafeinado. Hill da vida a un joven veinteañero que es un desastre en su vida, sin estudios, ni trabajo ni pareja, aunque una chica se aproveche de él y él la considere su novia. Su madre, divorciada hace tiempo, le pide un favor, que haga de canguro de los hijos de una amiga mientras ella puede así atender a una cena en la que le van a presentar a un posible marido. A regañadientes, acepta por ayudar a su madre, y así comienza una noche como canguro que nunca olvidará y que cambiará su vida.

Si algo tiene bueno El Canguro es que intenta salirse del molde. En lugar de tres niños hundiendo la noche a un canguro buenazo y superado por las circunstancias, son los tres niños los que se ven arrastrados a una noche de locura, drogas y violencia debido a un canguro algo golfo y que sólo piensa con su entrepierna. Los niños también tienen lo suyo, entre el joven con problemas de ansiedad, la niña que se cree Paris Hilton y el latino adoptado que parece un mafioso en miniatura.

Con la descripción de los niños ya pueden imaginarse el resto. Una lista de tópicos que, al menos en este caso, se decantan por lo más gamberro posible y por situaciones a veces delirantes, como cada discusión entre Hill y el chaval latino, que tiene alma de terrorista y es capaz de hacer volar un local si le dejan entrar en el baño. Tiene momentos divertidos, salvajes, brillantes. Pero son mucho menos de los que debería tener una comedia supuestamente gamberra. Está llena de tópicos (Sam Rockwell, el mafioso, está rebosante de ellos), es reiterativa (¿cuántas veces pueden repetir la fuga de uno de los niños?) y, en general, la gracia que haga al espectador la película depende en gran medida de su nivel de tolerancia a Jonah Hill, que, por cierto, en mi caso es bastante alto. Reconozco que el tipo me hace gracia.

Pero a veces, como en este caso, se les va de las manos, y no consiguen terminar de encajar en la película ni personajes ni tramas, porque les falta justo sentido del humor. O deberían ser más salvajes aún o deberían ser más inteligentes. Una comedia simpática para echar una tarde sin muchas complicaciones. Pero no le pidamos nada más.

Jesús Usero.

Modificado por última vez en Jueves, 17 Mayo 2012 17:26
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.