El actor ha confirmado los rumores que hablaban de una séptima entrega del personaje en solitario, que tendría que ver con un país extranjero y un nuevo boxeador.

Llevamos tiempo oyendo hablar entre rumores y filtraciones de Rocky VII. Según los mismos, Sylvester Stallone planearía regresar como protagonista de una nueva entrega de Rocky, alejado de Creed y de las dos películas lideradas por Michael B. Jordan en las que el actor ha tenido un papel imprescindible. No había confirmación, pero se decía que sería la séptima entrega de Rocky, con el personaje volviendo para entrenar a un nuevo discípulo, en esta ocasión un joven latinoamericano, que tras volver a su país para visitar a su familia y dada su condición de inmigrante ilegal, no puede volver a Estados Unidos, por lo que será Rocky quien viaje a este país para entrenarle.

El mítico personaje de Sylvester Stallone podría regresar en una nueva película alejado del personaje de Adonis Creed y la nueva franquicia, volviendo a la saga original.

El final de Creed II daba una sensación de cierre y despedida de muchas cosas, pero quizá la principal de separación de caminos entre los personajes principales. O quizá no. No sabemos si Rocky aparecerá en Creed III, parece improbable incluso (recordemos que el actor quería que el combate final fuese entre  él y Dolph Lundgren y hubo que explicarle que eso no era posible…), pero podría ser porque el personaje, el más icónico de la carrera del actor, que ha aparecido en ocho películas, encuentra su propio camino en otra película de la saga Rocky y no de Creed. Dos sagas que podrían continuar a la par, quizá incluso cruzándose en el futuro, según ha anunciado Variety, en una entrevista con Stallone.

Crítica de la película Rocky

El despegar de Stallone y el nacimiento de uno de los personajes más queridos del cine

En el año 1976 Sylvester Stallone era un perfecto desconocido, un joven que soñaba tanto con convertirse en actor de cine que para pagar sus clases de arte dramático tuvo que participar en una película porno al sólo quedarle 20 dólares en el bolsillo. Hablando en plata, vivía en la más absoluta miseria ya que, como aseguró el propio Stallone más adelante, el apartamento en el que vivía Rocky en la película (que era un cuchitril) era mucho mejor que el suyo e incluso tuvo que vender su perro por 25 dólares, tal era su situación por aquel entonces. Pero ya se sabe, América es la tierra de las oportunidades, el lugar en el que los soñadores persiguen ese inalcanzable ideal conocido como “el sueño americano” y eso mismo hizo Stallone.

Empezó como extra en películas y series como Bananas (de Woody Allen), Carrera de la Muerte 2000 o por ejemplo en Kojak y rápidamente empezó a bocetar guiones hasta que el 24 de Marzo de 1975 presenció el combate entre el gran Muhammad Ali y Chuck Wepner, pelea que dominó Ali en todo momento pero, en el noveno asalto, Chuck golpeó a Ali, consiguiendo derribar al campeón, quien inmediatamente se levantó para seguir con el combate para continuar dándole a Wepner la paliza de su vida. No sé si cayó por el golpe o por inestabilidad pero lo cierto es que cayó y eso dio la idea a Stallone para escribir el guión sobre un boxeador que fuera totalmente desconocido, un don nadie al que nadie toma en serio pero que fuera capaz no sólo de derribar al campeón sino que, además, aguantar los 15 asaltos, demostrando a todo el mundo que no era uno más del montón.

En sólo tres días preparó el guión de Rocky, un guión que encantó a los productores pero había un problema, que no querían a Stallone en la película pero el actor se negaba a soltar el caramelo porque sabía que era tal el potencial de ese guión que se aferró a él con todas sus fuerzas, a sabiendas que si se deshacía de él se arrepentiría toda la vida. Los productores, convencidos de que podrían convencer a Stallone de soltar el guión con ayuda de un cheque que el actor necesitaba más que el comer, pensaron en varios actores para interpretar al púgil más famoso de Filadelfia: Ryan O´Neail, Burt Reynolds, James Caan o Robert Redford fueron algunos de los candidatos. Le ofrecieron a Stallone 300.000 dólares para que se saliera de este proyecto, cantidad que le resolvía la vida en aquel momento, pero nada lo convenció. Finalmente, accedieron a darle el papel principal a cambio de pagarle tan sólo 35.000 dólares por el guión.

Crítica de la película Creed II. La Leyenda de Rocky

Mejor que Creed, la leyenda de Rocky , madura en historia, personajes y épica. Buena puesta en escena.

Creed II ha hecho todo lo que tenía que hacer para superar a su inmediata predecesora y además toma las decisiones correctas para madurar. No es mera explotación de la marca para seguir metiendo dinero en la taquilla, sino que complementa perfectamente Creed y se pone en cuatro estrellas y media, casi cinco, sacando adelante una asociación entre ambos largometrajes que, salvando las distancias, es en la saga de Rocky el equivalente a lo que fuera El padrino II para El padrino.

Crítica de la película Creed, la leyenda de Rocky

Creed, la leyenda de Rocky. La mejor de la saga desde la primera.

El regreso de Sylvester Stallone al personaje que le diera la fama se ha convertido en una de las propuestas de cine de evasión mejor concebidas por la máquina de producir ficción de la industria de Hollywood.

Creed recupera y actualiza las mejores cualidades de la película que la inspira, claramente la primera entrega de la saga de Rocky, curiosamente lo mismo que le ocurre a El despertar de la fuerza con La guerra de las galaxias, a Mad Max: furia en la carretera con Mad Max: el guerrero de la carretera y a Los odiosos ocho con Reservoir Dogs. Eso me hace sospechar que estamos en una clara tendencia de relectura de películas preexistentes más exigente que los fallidos intentos de remake y reboot que han caracterizado el cine comercial en los últimos años con fallidos intentos de reproducir lo precedente que en el fondo venían a contarnos más o menos lo mismo, pero con más instinto de mera explotación que de renovación sincera de la propuesta.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp