Mejor y más sólida como película que El despertar de la fuerza. Una fiesta.

Los últimos jedi vuelve a ponernos en la tesitura de recalificar todas las películas de la saga, y la lista tal como me sale ahora mismo, la pone en segundo lugar entre las mejores películas de la saga empatada con Star Wars, una nueva esperanza y solo por debajo de El retorno del jedi, que sigue siendo la número uno de esta franquicia. Lo que además hace es dejar sumidas en el olvido más absoluto las tres primeras entregas dirigidas por Lucas, episodios I, II y III, por mucho que a los aficionados que crecieron con ellas les dé una pataleta leyendo esto. Aparcad la rabieta, chicos y chicas, el Episodio VIII confirma el rumbo marcado por el Episodio VII y reafirma que es posible seguir la onda de la serie clásica poniendo al día personajes y claves argumentales pasando olímpicamente de la primera trilogía. Es más, y esta es la otra cosa que me ha gustado de Los últimos jedi, planta los pies bien en el suelo y, siguiendo un rumbo aún más decidido que El despertar de la fuerza en el sentido de no darnos más de lo mismo y materia ya repetida, consigue que, ésta vez sí, sea imposible que la acusen de ser una nueva versión de cualquier otra cosa que hayamos visto en la trilogía original. Se aleja así del fantasma del reboot que sobrevolara la película anterior y profundiza más en sus propias claves, intrigas, personajes y propuestas, para proporcionar al espectador un relevo en toda regla de las películas clásicas. En eso se acerca más a la propuesta de Rogue One, y conservando vínculos simbólicos con los Episodios IV, V y VI, se niega a ser un reboot de El imperio contraataca, al mismo tiempo que le rinde homenaje a su manera, con guiños a Dagobah y a Hot, con la recuperación de un personaje clave en la saga y recuperado además de una manera muy significativa en lo que presentación visual se refiere. Lo que sí conserva, afortunadamente, es el ritmo trepidante que tuviera la mejor entrega de toda la franquicia, El retorno del jedi, y lo hace con una energía y una manera de presentar tramas en paralelo que la convierte en una propuesta digna de aplauso en lo referido a su solidez como película. Usa además el sentido del humor, en ambos bandos, e incluso es capaz de hacer parodia, mofa y befa, de todos los rumores, sospechas y especulaciones que han circulado en las redes sociales sobre quién es el padre de quién, con quién se lía sentimentalmente fulano o mengana, qué va a pasar con Kylo Ren, de dónde viene Rey, etcétera. Hay en la película una saludable y encomiable capacidad para dejar a los especuladores y polemistas en evidencia plantándose firmemente sobre sus propios criterios y elecciones de cómo debe ser esta trilogía. Y aplaudo eso con ganas, porque sé que a más de un polemista se le van a atragantar las palomitas cuando llegue a cierta escena de acción con sables láser que abre paso al tercer acto de la película, y que viene a ser como si les volcarán el refresco en la entrepierna a todos los que nos han cansado la cabeza cruzando posibilidades como si la trama argumental de esta franquicia fuera el Santo Grial para arreglar todos los problemas de nuestro maltratado planeta. ¡Tantas horas de cálculo y ahora vienen estos guionistas impertinentes y osan contaros la historia tal como la ven ellos!¡Qué osadía! ¡Cómo se atreven! Ya me imagino a más de uno y una entrando en curva de rechazo absoluto porque en la pantalla no ocurre exactamente, con pelos y señales, lo que él o ella había imaginado que tenía que ocurrir sí o sí. Pues no señores, esto es Star Wars, no la serie Arrow, y aquí las películas no las cuentan o manipulan los aficionados, sino los cineastas, a los que agradezco que se hayan aislado de tanto rumor, tanta especulación y tanta manipulación en redes sociales para contarnos su versión de este asunto, que dicho sea de paso, es por lo que pago cuando paso por taquilla (y yo paso, porque tras ver Los últimos jedi sin pagar en pase de prensa tengo ya compradas las entradas para repetir el próximo viernes, pagando como está mandado, para verla con la familia).

Página 1 de 2

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp