Está siendo un verano realmente extraño, en el que hasta los éxitos indiscutibles como Toy Story 4, hacen menos taquilla de lo esperado en su fin de semana de estreno. Un verano lleno de fiascos como MIB International, Godzilla Rey de los Monstruos, Mascotas 2, X-Men Fénix Oscura… en mayor o menor medida todas han pinchado en la taquilla, con estrenos muy por debajo de lo esperado. Sólo Aladdin cumplió las expectativas y John Wick 3 las superó. Por eso sorprende que Spider-Man Lejos de Casa sea de ese selecto club de películas que se estrenan con cifras mejores de lo previsto. La película se estrenaba en Norteamérica el pasado martes en sesiones nocturnas, llegando el miércoles a todo el país. Ese estreno adelantado se debía a la festividad del 4 de Julio, lo que ha hecho que el estreno de la película abarque seis días, rompiendo el récord por el camino de mejor estreno en 6 días de la historia en Norteamérica. Y lo ha conseguido con 185 millones de dólares sólo allí, 93,6 de los cuáles han llegado durante el fin de semana. Es una cifra espectacular que podría llevar la película, si convence a los fans, por encima de los que recaudó Homecoming e incluso por encima de los 400 millones. Hay que esperar y todavía es pronto, pero el futuro es muy prometedor.

Crítica de la película Spider-Man Lejos de Casa

Spider-Man cada vez más cerca de casa.

En el sentido de que cada vez se aproxima más lo que vemos en pantalla a la esencia de las viñetas, algo que muchos parecen no querer comprender, y lo siento. Por ellos y por lo que quiero explicar. La película es cada vez más fiel a la esencia de lo que es Peter Parker, un joven con una carga de culpa enorme sobre sus hombros que no es capaz de conciliar sus poderes con su vida mundana, y que pese a su inteligencia, sigue siendo un adolescente que no está preparado en muchos sentidos para enfrentarse al mundo. Spider-Man es romance, es aventura, es acción y es humor, un humor a veces extraño, que viene de la verborrea del personaje en acción y de su peculiar forma de ser fuera de la acción.

Es eso lo que me sacó de mis casillas en principio en Homecoming, esa manía por ridiculizar al héroe cuando estaba vestido de traje y en plena faena, no entendiendo que es entonces cuando Spider-Man no es un joven patoso, sino un héroe. Pero uno nervioso porque es joven, y tiene miedo, así que lo libera hablando sin parar. Aquí tenemos el paso a la madurez del héroe, que sigue teniendo 16 años, pero debe decidir si quiere aceptar esa responsabilidad, esa enorme carga, o si se convierte en un simple adolescente más. No es una decisión sencilla y la película la maneja muy bien porque, como en los cómics, tras un momento ligero y de humor, llega uno más devastador para el personaje. Uno que le rompe. Y eso funciona de maravilla.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp