Crítica de la película Una canción irlandesa

Comedia romántica simpática pero fácilmente olvidable.

      No resulta muy frecuente que la cinematografía japonesa reproduzca las bestialidades cometidas por el ejército nipón, contra las poblaciones de los territorios ocupados durante los años previos a la entrada del país del Sol Naciente en la Segunda Guerra Mundial. Un pasado cruel y genocida, que cineastas como el chino Zhang Yimou y el canadiense Roger Spottiswood sí se han encargado de escenificar, en Las flores de la guerra y Los niños de Huang Shi, respectivamente. Por eso es especialmente significativa esta obra grabada por Kiyoshi Kurosawa, quien recuerda el papel de aquellos compatriotas de Kenji Mizoguchi que intentaron contar lo que las tropas del emperador Hirohito estaban provocando en el conflicto entre China y Japón.

Ojo, porque se trata de un rumor por el momento, y del que tampoco se han hecho mucho eco los medios cinematográficos americanos, pero sí todos los medios británicos y gran parte de los nuestros. Según anunciaba la revista australiana NW, el actor había decidido abandonar la franquicia que se inició el pasado 14 de febrero con enorme éxito con la primera película basada en los libros de E.L. James. En la revista se indicaba que la esposa del actor, Amelia Warner, no estaba muy contenta con el fenómeno que se había creado en torno a su marido, y que el público había recibido tibiamente al actor en el papel. Pero hace apenas unas horas Eonline se desmarcaba del rumor anunciando que un representante del actor comunicaba oficialmente que no sólo Dornan no se va de la película, sino que Universal aún no ha dado luz verde al proyecto.

Mientras que de E! Online me fío bastante más que de una revista australiana, he de decir que seguimos en las mismas, porque nadie nombra al representante y Universal sigue sin hacer declaraciones, pero el comentario sobre la secuela y si tiene luz verde o no… Universal va a hacer esa película, con o sin Dornan, aunque tuviese que cambiar a todo el reparto, tras recaudar la primera más de 400 millones en todo el mundo con un presupuesto de apenas 40 millones y en sólo 10 días. Habrá secuela de Grey, pero necesitaremos que Jamie Dornan salga declarando si va a continuar o no en la saga, aunque yo por ahora me quedo con las palabras del representante. Y sí, puede que la secuela no haya sido anunciada todavía, pero no tardará demasiado en serlo. Y tanto el actor como Dakota Johnson tienen contrato para las mismas. ¿A quién le interesa lanzar esta serie de rumores?

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine