Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

AccionCine - Tu revista de cine y series - Miguel Juan Payán
Miguel Juan Payán

Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Crítica de la película Aquaman de James Wan

De lo mejor en lo suyo: superhéroes. James Wan clava el género con personalidad.

Espectacular a nivel de lo mejor que nos ha propuesto hasta ahora el cine de superhéroes. Perfecto viaje del héroe en todas sus fases y ejemplar argumento universal de búsqueda del tesoro el que se ha marcado James Wan para trasladar a la pantalla las viñetas del personaje de la DC. Olvídense de La liga de la justicia. Realmente esto es otra cosa. Me ha gustado más que Pantera negra, entre otras cosas porque tiene villanos más sólidos y es más interesante Atlantis que Wakanda con su puntito de tragedia griega propia estilo Olimpo imponiéndose sobre la vertiente más shakespeariana que adopta la de Marvel. Creo que no le sacaron a Wakanda todo el potencial y cualquiera que haya visto Vengandores: Infinity War entenderá a qué me refiero. También me ha gustado más que Wonder Woman. En aquella otra cuando salimos de la isla y la parte de Temiscira deja paso en la ecuación argumental y entramos en el mundo real, afloja un¡ poco pasando a ser algo más previsible en su fórmula de película de superhéroe en la Primera Guerra Mundial. Pero en ésta la mezcla de géneros está más equilibrada, y Atlantis nunca desaparece de la trama, sino que permanece aunque afortunadamente sí asistamos a salida al mundo “real” y no todo es agua. Hay cambio de paisaje pero sin perder nunca de vista el epicentro de ciencia ficción submarina que define la propuesta, que aporta además a la mezcla de aventuras un tono de fantasía heroica bajo el agua muy saludable y que da pie a secuencias de batalla épica realmente espectaculares.

Crítica de la película Galveston

Fábula de abandono y redención con notable reparto y sólida puesta en escena. .

La soledad y el abandono sirven como puente a la directora Mélanie Laurent para poner en pantalla un interesante ejercicio donde utiliza una capa exterior de solvente serie negra variante crook story que rápidamente y con astucia consigue ir apartando las capas genéricas propiamente dichas para construir una breve pero contundente película de itinerario en la que los dos personajes principales persiguen una redención aparentemente imposible.

La película hace por tanto un interesante ejercicio de utilización del género como punto de arranque pero en modo alguno como fin último. En ese camino merece más atención y mejor calificación de las que se le han dedicado, a pesar de que pueda llegar a despistar a algunos espectadores más amigos de lo evidente por su sólida convicción y coherencia que le impide hacer concesiones a la galería para satisfacer a las claves genéricas que son sólo el envoltorio exterior de una película que en realidad no aborda intrigas ni conspiraciones, sino un tema más interesante.

Crítica de la película Mowgli: La leyenda de la selva

Buena película y diferente en muchos aspectos de la última versión Disney.

Lo mejor de este largometraje es que tiene su propia personalidad y es diferente en el tratamiento de la misma historia frente a la última versión de la misma estrenada por Disney. Son dos películas distintas y sería injusto jugar a compararlas. No hay comparación en suficientes temas que las definen y más allá de que a mí me parezca ligeramente mejor la de Disney, confieso que ésta me gusta más, por varios motivos.

Crítica de la película La búsqueda de la felicidad

Una notable Gemma Arterton encuentra pista para lucirse visitando el horror de lo cotidiano. .

La búsqueda de la felicidad nos sumerge totalmente en la monótona y asfixiante existencia cotidiana de una madre de familia que le proporciona a Gemma Arterton la posibilidad de brillar como actriz en un trabajo interpretativo más sutil y exigente de lo que pueda parecer en un primer término. Ella es la principal baza de esta especie de monólogo sobre la nada donde el drama parece empeñado en convertirse en trama de horror cotidiano, el horror de descubrirse de repente en una vida cotidiana que odias, que te frustra, te amarga, te cansa y te somete a la angustia.

Crítica de la película Cadáver

Reiteración de lugares comunes en un terror que no descubre nada nuevo.

Quizá el argumento de este largometraje funcione mejor en clave literaria, como cuento corto de terror, pero para impresionar desde la pantalla le faltan mimbres. Y le falta más personalidad para encontrar su propio camino en la propuesta. Vive de los lugares comunes del género. Cultiva el tópico. Se arriesga poco o nada. Y además equivoca algunos procedimientos clave de la propuesta. Me refiero, y no es spoiler, a la manera en que procede el “monstruo” o “amenaza”, en definitiva, el “agente del caos” a la hora de atacar a sus víctimas. Estamos ante una forma que demasiado pronto pierde su capacidad para intimidar y se convierte en una prima lejana de la Criatura Gollum de El señor de los anillos y el Hobbit. Y así, miedo poco o nada. La suya es además una forma de matar que tal como se presenta visualmente remite más a superpoder mutante que a la inquietud paranormal. Procedimiento de película de supervillanos aplicado al terror se traduce en distanciamiento del espectador. Número equivocado. Y lo tenían relativamente fácil para haber sacado algo más inquietante o por lo menos perturbador. Pero sistemáticamente a la horas de elegir entre intriga y tensión creciente en la puesta en escena optan por tirar de pirotecnia visual y abrazar la acción. Así pierden al espectador-socio que fabrique su propia inquietud viendo la película para tener un espectador-pasivo que simplemente asiste a la función y no llega a llevarse tampoco muchos sustos. La incapacidad para provocar sobresaltos con este tipo de argumento es notable y deja en evidencia las limitaciones de la película incluso en su propio campo de juego.

Crítica de la película Máximo Riesgo (Cliffhanger) (1993).

Director: Renny Harlin; Intérpretes: Sylvester Stallone, John Lithgow, Michael Rooker, Janine Turner, Rex Linn, Caroline Goodall, Leon, Craig Fairbrass, Gregory Scott Cummins, Denis Forest, Michelle Joyner, Max Perlich, Paul Winfield, Ralph Waite, Trey Brownell, Zach Grenier, Vyto Ruginis, Don S. Davis, Scott Hoxby, John Finn, Bruce McGill, Rosemary Dunsmore, Kim Robillard, Jeff McCarthy, Mike Weis, Duncan Prentice, Kevin Donald, Jeff Blynn, Billy D. Lucas, Dickey Beer, Simon Crane, Mark De Alessandro, Debbie Evans, Norman Kent, Joel Kramer, Lane Leavitt, Lisa McCullough, Jeff O’Haco, Georgia Phipps, J. Suzanne Rampe, Scott Rogers, Oswald Santin, Kevin Swigert, David Walling, William Washington, David Brashears, Wolfgang Güllich. Año de producción: 1993; Nacionalidad: EE. UU., Italia, Francia; Guion: Michael France, Sylvester Stallone, John Long. Fotografía: Alex Thompson; Música: Trevor Jones; Color; Duración: 112/124 minutos.

Cliffhanger, que en España conocimos con el título de Máximo riesgo, es una de las películas que hizo remontar la carrera de Sylvester Stallone nuevamente en la taquilla tras una etapa irregular de recaudaciones. Stallone puede ser considerado como el campeón de las películas de “antihéroe salvando el día” ya que en algunos aspectos fue él quien prologó las propuestas de vulnerabilidad, humanización y redención del antihéroe con el éxito de Acorralado, sentando las bases de lo que iba a estallar posteriormente en Jungla de cristal con el personaje de John McClane. De hecho, el personaje de Bruce Willis tiene muchos elementos de vulnerabilidad inicial y una curva o arco de desarrollo argumental que corre paralelo al de John Rambo en Acorralado. Ambos tipos son protagonistas a la fuerza, solo quieren ir a lo suyo, arreglar sus asuntos personales, solucionar sus miserias en un mundo que parece haberles dejado en la cuneta, pero ambos se ven metido en una guerra desde la que van a reinventarse a sí mismos. Y ambos son gente de clase trabajadora capaces de enfrentarse a todo un sistema –policías brutales de entorno rural y guardia nacional o ladrones disfrazados de terroristas– en camiseta. El bosque de Acorralado se convierte en la jungla de acero y cristal del edificio Nakatomi Plaza. Lo rural se transforma en urbano.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.