Mostrando artículos por etiqueta: comic - AccionCine - Tu revista de cine y series

Legendary Entertainment ha adquirido los derechos de El Vengador Tóxico para llevarlo a la gran pantalla, con Lloyd Kauffman y Michael Herz de Troma como productores.

El personaje estrella de la compañía de cine basura Troma, El Vengador Tóxico (o Toxie para los amigos) parece que tendrá nueva película de la mano de Legendary Entertainment, quienes han adquirido los derechos del personaje, según anuncia Movieweb, para llevarlo de nuevo a la gran pantalla.

La actriz Margot Robbie aprovecha las redes sociales para mostrarnos el título oficial de la película Birds of Prey.

Podría parecer que la película que liderará Margot Robbie y cuyo rodaje comienza en breve, podría tener un título sencillo, pero la actriz se ha asegurado de que no sea así.

[Video] Crónica HEROES COMIC CON de Madrid por Miguel Juan Payán y Jesús Usero

Éxito de la charla de ACCIÓN de Los Superhéroes en el Cine.

Desde el 21 al 23 de Septiembre el pabellón 12 de Ifema nos ha abierto sus puertas para disfrutar de este encuentro entre amantes de cine, series, superhéroes y frikis de un modo u otro.

El primer día pudimos disfrutar de Jacob Elordi, posando en un stand inspirado en su película Mi primer beso  y Kevin McNally quien compartió con todo nosotros muchas anécdotas de rodaje.

El sábado 22 contamos con la presencia de Jerome Flynn, actor que interpreta a Bronn en Juego de tronos, quien no dudó en sentarse en el trono de la serie de HBO, y Paul Wesley de Crónicas vampíricas. No podía faltar el clásico y siempre esperado concurso de cosplays.

Un año más del 21 al 23 de septiembre en Ifema, Heroes comic Con Madrid nos acerca al evento más esperado del año para los amantes del cómic, la ilustración, el cine y las series de televisión, con la presencia de autores nacionales e internacionales y actores internacionales.

Este año con sus habituales Q&A contamos con actores de la talla de Paul Wesley, al que todos conocéis por ser el protagonista de Crónicas vampíricas, así como el carismático Señor Gibbbs, Kevin McNally , de la saga Piratas del Caribe. También estará Jacob Elordi protagonista de la exitosa producción de Netflix Mi primer Beso y Jerome Flynn , Bronn en Juego de tronos, el inseparable acompañante de Tyrion Lannister y, posteriormente, de su hermano Jaime y al que muchos le vimos en un episodio algo oscuro de Black Mirror.

Pincha para leer más...




Espectacular película sobre la vejez y la muerte, inteligente, madura y brillante. Arrugas supone uno de los relatos más apasionados, sutiles, sinceros y profundos de lo que supone la vejez en nuestra sociedad, sobre todo cuando viene acompañada de una enfermedad tan terrible como el Alzheimer, que puede ser la enfermedad más terrible que conoce el ser humano, y cuyo viaje la película analiza con sencillez y sin sentimentalismos baratos, con mucha inteligencia, con ternura y a veces con dureza, a través de un grupo de ancianos que viven en una residencia donde sus familiares les han metido.

Basada en el brillante cómic de Paco Roca, aún recuerdo haber descubierto la obra cuando presencié cómo le entregaban a su autor los Premios al mejor guión y la mejor obra española en Barcelona en el Salón del Cómic de 2008, lo mismo que en el Expocómic de Madrid de ese mismo año. La obra de Roca era y sigue siendo uno de los mejores tebeos que uno puede echarse a la cara, y la prueba viviente de que el cómic no es sólo para niños. Hay un cierto tipo de tebeo para el público adulto, tan válido y maduro como la mejor de las novelas y Arrugas es la prueba de ello.

Con una animación sencilla y a veces algo tosca, una paleta de colores que transmite las emociones de la historia y unas voces perfectamente seleccionadas, Arrugas hace de la falta de presupuesto una virtud. De su sencillez extrae la pureza de la historia que trata sin tapujos, sin artificios innecesarios, dejando sólo lo imprescindible, lo realmente necesario no sólo en la historia, sino en la propia animación. Eso es lo que convierte a Arrugas en una de las mejores películas de animación que uno pueda ver, y en una de las mejores películas españolas de cualquier género de los últimos años, más que merecedora de los Goyas recientemente obtenidos al mejor Guión Adaptado y mejor Película de Animación.

La película no sólo abarca la tragedia que supone la vejez con Alzheimer, una enfermedad que poco a poco te lo arrebata todo (la forma de plantear la enfermedad mediante flashbacks o con recuerdos que se pierden en la niebla), sino también el modo en que tratamos a nuestros mayores, la tristeza de la muerte en soledad, la hipocresía que nos rodea, pero también la amistad, el valor y la serenidad de no rendirse ante las mayores adversidades.

Con un sentido del humor arrollador y unos personajes carismáticos y reales, Arrugas es una de esas películas a las que ni les sobra ni les falta nada, fascinantes, perfectas y únicas. Una historia de amistad y respeto que es valiente hasta sus últimas consecuencias, que no miente ni endulza la realidad y que bordea siempre el sentimentalismo barato y la ñoñería para resultar auténtica, sincera. Honesta, dura cuando debe serlo y tremendamente humana. Mucho más entretenida y mejor realizada que la mayoría de películas que tratan el mismo tema con actores de carne y hueso. Simplemente una obra maestra.

Jesús Usero.

{youtube}GjnJA3SQL88{/youtube}

Crítica de la película Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio

Aventura con mayúsculas. Recuerdo que cuando se estrenó En busca del Arca perdida, película con la que Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio tiene mucho en común, la frase promocional era: el retorno de la gran aventura. Pues bien, eso es precisamente lo que Steven Spielberg nos propone ahora con esta traducción al cine de la obra de Hergé, brillante tanto por su técnica como por su ejecución, y con algunos momentos de auténtica épica cinematográfica que hacen de la película un auténtico acontecimiento cinematográfico. Y cuando digo acontecimiento, me refiero principalmente a que se trata de uno de esos títulos que todo aficionado al cine quiere ver como una especie de fenómeno, algo que ya fueron otras películas de este mismo director, como Tiburón, Encuentros en la tercera fase, E.T., el ciclo de peripecias de Indiana Jones, Parque jurásico

De manera que de la mano de Tintín vuelve al cine por un lado el Spielberg que llena los cines, el más popular, el que llega a mayor número de público. Y por otro regresa el Spielberg que precisamente por lo anterior, se puede permitir el lujo de experimentar, con notable éxito desde el punto de vista expresivo, narrativo y sobre todo en clave muy cinematográfica, con una de las novedades tecnológicas incorporada hace varios años a la panoplia de herramientas del cine de animación, pero nunca ejecutada con el instinto de cine puro, la cuidada planificación de movimientos de cámara, el cuidado encuadre y la planificación y el uso de la luz que nos ofrece Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio. Me refiero al sistema de motion capture. Pero olvídense del acartonamiento con el que se aplicó a intentos anteriores, de Polar Express, Beowulf, Cuento de Navidad… Aquellos primeros pasos era una interesante novedad tecnológica con algo de cine, pero lo que hace Spielberg con Tintín es cine puro, con todos sus elementos, incluidos los actores, porque al contrario de lo que ocurría en ocasiones anteriores, el astuto director ha descubierto en un alarde de sutileza que le honra, que este procedimiento de animación saca más partido a la interpretación de los actores sobre los personajes precisamente si en lugar de mirar hacia el avance tecnológico y la animación en 3D se recuperan algunas de las claves expresivas de la animación tradicional en 2D. Es algo que le ha permitido esa especie de videoteca gigante que Spielberg lleva en la cabeza, esas muchas horas de ver y disfrutar cine que es lo que principalmente le permiten tener el recurso apropiado en la memoria para cada cosa, y por otra parte estar adaptando una historieta de cómic que nació en dos dimensiones, y a la que rinde homenaje con ese plano al principio de la película en el que un caricaturista dibuja una versión bidimensional de Tintín exacta al de las viñetas de Hergé que se enfrenta, cara a cara, con la versión realizada para el cine con motion capture en 3D y el actor Jamie Bell bajo el pellejo del personaje. Es un gran momento de declaración de principios en el que el cine toma el relevo de los cómics. Puede convertirse en una de las escenas más vistas del cine del presente año, de ésas que salen en los resúmenes de prensa cuando en plenas navidades se pasa revista al año que terminó en cada uno de los campos de interés informativo.

De manera que Spielberg, además de devolvernos la gran aventura de pantalla grande para todos los públicos (hayas sido o no seguidor del personaje de Tintín en los cómics), consigue que los actores habiten más y mejor que nunca bajo el pellejo de los personajes de la motion capture retomando las claves y la herencia de la animación tradicional previa al 3D, donde el actor no se adapta tanto a la novedad tecnológica como a la fisonomía del personaje de ficción, lo que le permite respetar el diseño de las criaturas de Hergé al mismo tiempo que el implemento tecnológico de última hornada sirve para reforzar la huella de la interpretación humana en y con el personaje, alejándolos así de esa especie de espectáculo de títeres de alta tecnología que ofrecían intentos anteriores de motion capture.

{youtube}nLIEO8ne0o0{/youtube}

Superado el escollo tecnológico, que no era cosa fácil (conste que como espectador yo siempre echa de menos a los actores de carne y hueso, y quien pretenda que este tipo de alardes técnicos van a acabar con su imprescindible presencia en la pantalla  está para que lo aten con una camisa de fuerza: el día que los actores dejen de aparecer en pantalla, simplemente se acabó el cine), Spielberg se permite además el lujo de recrearse como cineasta y como autor, rescatando las claves esenciales de su manera de concebir el cine, introduciendo planos secuencia, rodando persecuciones superiores a algunas de las que nos ofreciera en su última entrega de Indiana Jones, y que por su ritmo vertiginoso y su fuerza nos recuerdan al mejor Spielberg de En busca del Arca perdida (con el perro Milú ejerciendo como Indiana Jones, salvo que en lugar de perseguir cestas persigue la furgoneta en la que va el cajón con su amo secuestrado), trabajando con la luz, como por ejemplo en la escena de la entrada de Tintín en la mansión durante la noche y la sombra en paralelo que se revela como otro personaje, o haciendo transiciones visualmente estimulantes de una escena a otra. Hay muchas, pero me quedo con las de la gota de agua o el capitán remando en la barca en medio de un charco que pisa otro personaje, simplemente genial como encadenado de la acción, y esenciales para marcar el ritmo trepidante que no cesa en todo el relato, con lo que el director consigue mantenernos totalmente atrapados dentro de la trama, sin que podamos pensar si estamos viendo dibujos animados o personajes de carne y hueso.

A eso hay que añadir una batalla épica en el mar que respeta en su  división del flashback utilizando el recurso de los recuerdos interrumpidos del capitán todo el espíritu de la manera de fabular de Hergé, y al mismo tiempo ofrece un espectáculo  visual impresionante al público cinematográfico, o la persecución en la ciudad árabe, como digo mejor que muchas de las peleas y persecuciones que vemos en imagen real en los cines en los últimos tiempos, incluyendo alguna rodada por el propio Spielberg para Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal.

En mi opinión no hay modo de sacarle pegas importantes a la película, salvo algunas menores. Por ejemplo como lector europeo de las peripecias de Tintín, escuchar en la versión original en inglés cómo llama al perro Milú con el nombre que le pusieron en Estados Unidos, Snowy, me resulta desconcertante, y quizá hacia el final, con la pelea de las grúas, se hace evidente que en lo referido a ritmo trepidante continuo, se le va la mano y se acerca a algo que le criticaron en Indiana Jones y el templo maldito, ese encadenado de acción pura y dura propio del serial, en el que las escenas de diálogo ocupan forzosamente un segundo plano frente a las acciones. Pero considerando que personalmente me gustó, y mucho, Indiana Jones y el templo maldito, me reconozco incapaz de verle algo negativo a ese ritmo trepidante, como de persecución ininterrumpida, que marca toda la película.

Resumiendo: Spielberg abre nuevas perspectivas y horizontes para la motion capture con la que, en mi opinión, es uno de los grandes acontecimientos cinematográficos de la cartelera de este año.

Miguel Juan Payán

{youtube}ZpDryrKx9tE{/youtube}

Página 1 de 3

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp