Crítica de la película Milla 22

Recomendada para adictos al buen cine de acción con Iko Uwais, protagonista de The Raid .

Peter Berg ha vuelto a demostrar con este trabajo por qué es uno de los directores más eficaces del actual cine de intriga que en sus películas siempre acaba mutando espectacularmente en estallido visual de acción.

El tándem formado por Berg con el actor -desdoblado en productor- Mark Wahlberg muestra aquí nuevamente que ambos forman una de las maquinarias mejor engrasadas del cine comercial de nuestros días.

Wahlberg defiende el asunto delante de las cámaras con la misma solvencia que Berg detrás de las mismas, y además respalda como productor esta hábil absorción de claves del cine de acción más exóticas como la que ha propuesto Gareth Evans con Iko Uwais como protagonista en The Raid (2011) y The Raid 2 (2014). Si el lector de estas líneas es aficionado al cine de acción y todavía no las ha visto, ya está tardando en salir disparado a buscarlas. Garantizo uno de los mejores ratos de reparto de tollinas de la historia del cine.

Volviendo a la película que nos ocupa, lo que me interesa destacar es que en Milla 22  la máquina Berg-Wahlberg -conviene empezara  pensar en ambos como entidad única de asociación creativa con unas claves de estilo bien definidas en sus películas El único superviviente (2013), Marea negra (2016) y Día de patriotas (2016)- no se ha limitado a replicar o copiar descaradamente lo propuesto por Gareth Evans en The Raid y The Raid 2, sino que simplemente han tomado de ambas aquello que les parecía más interesante para incorporarlo a su propia panoplia de recursos, intereses y estilo. Construyen así una intriga en evolución hacia lo trepidante y visualmente explosivo en la que podemos registrar las claves de su manera de entender y desarrollar este género que estaban ya presentes en sus colaboraciones anteriores, y cuyos orígenes pueden rastrearse hasta la mejor película de lo que podríamos denominar la primera etapa de iniciación en el género de Berg en solitario, La sombra del reino (2007). Dicho largometraje es un precedente muy claro de las aspiraciones del director y de una forma de entender el cine de acción e intriga que no ha podido poner en pantalla hasta que se cruzó con Mark Wahlberg en su doble papel como actor y productor. Por otra parte hay que tener en cuenta que esa asociación director-actor se forja sobre una comunidad de intereses en la forja de un tipo de producto de acción determinado que estaba también anticipada en la filmografía del propio Mark Wahlberg como actor con Shooter: el tirador (2007), dirigida por Antoine Fuqua, pero en mi opinión algo por debajo de todas las propuestas en esa misma línea que ha protagonizado el actor/productor a las órdenes de Berg.

Milla 22 encaja perfectamente en todo ese paisaje y filmografía compartida por Berg y Wahlberg, y además demuestra la intención clara de no quedarse estancados en el mismo tipo de historia y estar siempre atentos a los cambios que puedan operarse en la periferia del género en el que trabajan, lejos del barullo de repetición de esquemas, superhéroes franquiciados y serialización que impera actualmente en el cine comercial estadounidense.

Ese esa capacidad para ofrecernos un cine de acción, serio, muy trabajado en su guión y creación de personajes, bien respaldado por su reparto y notable por su manera de cruzar intriga y acción, lo que hace de Milla 22 una de las más recomendables propuestas del género que vamos a ver este año.

Cuenta además con el habitual ritmo trepidante y la solidez de los empeños Berg-Wahlberg, con un reparto en el que, como era previsible, brilla en la secuencias de acción y combate cuerpo a cuerpo Iko Uwais, con una espectacular Lauren Cohan repartiendo leña junto a la campeona de artes marciales Ronda Rousey, Sam Medina, al que vamos a ver también pronto en Alita: ángel de combate y Venom, como antagonista y John Malkovich en un papel breve pero donde tiene margen para imponer estilo y presencia.

Miguel Juan Payán

©accioncine 

Crítica de la película Predator

Consigue lo que se propone: entretenimiento y evasión. Competente secuela del original.

Es la tercera mejor entrega de la serie tras Depredador y Depredador 2, al menos según mi opinión, y además consigue rendir homenaje a la original y al cine de los ochenta y sus disparates trepidantes para disfrute gamberro del género de aventuras y fantasía manteniendo el estilo que caracteriza las películas de su director.

Suficientemente sangrienta para no ser una farsa, es visualmente la más explícita de toda la saga, no ha hecho pacto para buscar calificación por edades más amplia, y eso es bueno, porque de ese modo, Shane Black puede soltarse la melena y hacer el tipo de entretenimiento para adultos que requiere esta saga.

Crítica de la película Teen Titans GO La Película

Una de las mejores películas de superhéroes del año. Quizá no sea mejor que Los Increíbles (aunque personalmente me gusta más, debido a su tono de sátira) pero es bastante mejor que Ant Man y la Avispa, en serio, y podría competir perfectamente con Deadpool 2, si la contamos como película de verano, aunque llegase en mayo. DC ha demostrado con esta pequeña joya de animación simple y colores brillantes, que se puede hacer una sátira sobre DC y que no necesita ser siempre oscura o trágica. Pero hay que entender también que todo ello viene enmascarado con un envoltorio de serie de animación dirigida a los más pequeños. Luego uno ve la serie y la película y se da cuenta de que para nada iban dirigidos al público infantil. O al menos no sólo a ellos.

Los Jóvenes Titanes, al menos la versión de la serie Teen Titans Go!, quieren tener su propia película en un mundo en el que todo superhéroe la tiene. Pero nadie les toma en serio. Son demasiado jóvenes y poco profesionales como superhéroes. Un chiste. Eso no evitará que sigan buscando tener su propia película, con viaje a Hollywood incluido. Así descubrirán a quien podría ser su gran archienemigo, Slade… El resto es un humor desatado, una sátira continua del género y del medio, que no es tan salvaje como Deadpool, obviamente, ni tiene las implicaciones socioculturales de Los Increíbles 2, claro. Pero a veces, con su humor, resulta más ácida e inteligente que aquellas.

Sobre todo porque sabe reírse de sí misma y de DC sin ofender, simplemente buscando hacer reír con ironía y sarcasmo, las señas de identidad de la serie de Cartoon Network, que son ampliadas aquí con una elegancia propia de los mejores. Hay bromas sobre la película de Green Lantern, por ejemplo, y son brillantes. Se ríen de Batman v Superman, con mucha fuerza, o incluso de la película fallida de Superman de Tim Burton, con Nicolas Cage poniendo voz a Superman… Y lo hacen con una aventura dinámica, con ritmo, con tensión dramática y con un par de giros que sorprenderán a los pequeños de la casa. Y todo gracias a un guión magnífico que debería ser la clave de cualquier película.

Sí, la animación, aunque mejor que la de la serie original, es tosca, pero es su estilo visual desde hace años, no van a cambiarlo ahora. Y sí, le sobran canciones al principio. Pero sólo por el CAMEO (permítanme que lo escriba en mayúsculas) o por el final, ya deberíamos olvidarnos de esas dos minucias. Y la película es un continuo viaje a través de la memoria cinéfila y superheróica, con cientos de chistes referenciales, paródicos y a veces, muy muy sutiles. Vayan con confianza a verla, con todos los miembros de la familia, porque la película está creada para todos ellos. Y sobre todo para los frikis, para los que van a entender cada chiste y referencia y van a convertir esta pequeña joya en una película de culto. Esperemos secuela lo antes posible, porque ésta sí que se la merece.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Crítica de la película El último Sharknado: Ya era hora

Exclusivamente para los más fans de la saga, que la disfrutarán enormemente. El resto, el que pretenda incorporarse a la sexta y última entrega de la saga de tiburones más demencial de la historia, puede que llegue tarde, a pie cambiado y sin tener ni la más remota idea de lo que va a encontrarse. Esos, esos pocos, puede que se queden de piedra con el humor absurdo y las barbaridades que van a ver en la gran pantalla. El resto, los que llevan ya cinco películas siguiendo las andanzas de Finn Shepard, su familia y sus amigos, tendrán aquí el final de una franquicia que nos ha acompañado durante seis años cada verano, y a la que, tristemente, toca decir adiós.

No es la más fresca ni la más divertida de las seis entregas. Tampoco es la más rompedora, ni la más absurda, y eso se nota. La saga incluso con todo lo que conlleva de humor absurdo, ridículo y estúpido, sufre un agotamiento considerable y ya no daba más de sí. Es el momento de dejarla descansar o de decirle adiós para siempre. Sin pena y sin duelo, pero toca despedirse de Sharknado antes de que en alguna entrega, directamente no tengamos ganas ni de encender la tele para ver una nueva entrega. Lo que nos encontramos aquí es una buena y divertida despedida, que incluye un tema que hasta el momento no habían tratado demasiado en la saga, los viajes en el tiempo. Y vaya si los aprovecha.

Lo que en otras sagas tardan años en recorrer, o en series, aquí se lo ventilan en 90 minutos. De la época de los dinosaurios a la corte de Arturo, de allí a la revolución americana, el salvaje oeste o la California de hace unas décadas, lo que sea para llevar la aventura hacia adelante. Aunque lo de menos sea la aventura en sí, y lo importante sean las risas que producen los momentos imposibles (casi todos), el drama impostado e inverosímil escrito de la peor manera posible e interpretado a como si fuese una broma, los efectos especiales de saldo y la dirección incompetente a más no poder. Es decir, las señas de identidad de Asylum que han tenido su máximo exponente en Sharknado.

Aunque cueste decir adiós es el momento. Para que os hagáis una idea de por qué, aunque hay un cameo de Tori Spelling muy bien aprovechado, hay otro de Chris Owen (Sherminator en la saga American Pie de la que Tara Reid es parte) del que nadie se aprovecha. Nadie lo usa, como si fuese lo más normal del mundo. Un pequeño error, que muestra que no todo está en su sitio ya. Pero por el camino tenemos 90 minutos de locura absoluta, de chistes cinéfilos y seriéfilos con sal gruesa, de motosierras, de tiburones en un tornado y de no importar absolutamente nada más que hacer reír al espectador. Hay que ser muy bueno para hacerlo tan mal adrede y que funcione siempre.

Jesús Usero

Crítica de la película Quien está matando a los moñecos 

Divertida, gamberra, salvaje… pero podía serlo todavía más, y véanla en versión original, por favor. Y antes de que nadie se me eche al cuello, sí, he dicho en versión original. Y no, no tiene que ver con el doblaje o los dobladores. Tiene que ver con la traducción y con quien creyese que era una buena idea meter chistes de Falete, Julio Iglesias o Cristiano Ronaldo en la película en castellano. Sí, como si se tratase de una sitcom de los 90, ¿recuerdan? Como en Cosas de Casa o El Príncipe de Bel Air. Era algo que olía a rancio entonces y sigue haciéndolo ahora. Es tan ridículo que casi nos salimos de la sala. Por suerte la película no abusa demasiado, y permite seguir… pero tuve que verla una segunda vez en VOS…

Por si alguien se lo pregunta, la presencia de David Broncano, aunque no sea doblador profesional, ayuda. Todos sabemos que el título castellano de la película es debido a Broncano, así que es lógico que esté y que meta sus conocidas palabras en sus diálogos. Eso es localizar, la película no lo hace mal. Lo de hablar de Guardiola es hacerlo mal. El público responde mal a eso… Y es una pena porque la película merece más. Su trama de cine negro es bastante normalita y hasta previsible, pero sus continuos homenajes al género (empezando por Vivir y Morir en Los Angeles). No es mal referente para empezar a hacer chistes. Chistes salvajes, la mayoría de las veces…

¿Se ofende usted con facilidad? ¿Cree que el mundo debe ser políticamente correcto y no bromear con algunos temas? Entonces ésta no es su película. Es excesiva, salvaje, abrumadoramente bruta y por momentos no deja títere con cabeza. Tiene una de las escenas de sexo más brutales, divertidas y únicas que se recuerdan, y los “moñecos” son malas bestias pervertidas, drogadictas, violentas, machistas… Los humanos no son mejores, la verdad. Si no se ofende con facilidad, no se preocupe, es su película. Se reirá cada pocos minutos, por momentos incluso se perderá chistes con las risas. Mi favorito sigue siendo uno en una ambulancia que es tan bestia que no me creía que fuesen capaces de incluirlo en la película…

Pero hay temas con los que la película no se atreve. Estupidez, sexo, violencia, drogas… Sin problemas. Otros temas… ni los toca. Tiene la oportunidad, pero se aleja. Se mantiene al margen. Y con películas como La Fiesta de las Salchichas o Agente Contrainteligente tan recientes en la memoria, uno se acuerda de que podía haber sido mucho más salvaje. Como lo fueron Team América o El Delirante Mundo de los Feebles. Salvajes, sí. Pero para ciertas cosas sólo. Una película bien narrada, con unas marionetas perfectamente integradas, un reparto humano que cumple más que a la perfección y un aire de cine negro tan imposible como divertido. Si la trama fuese mejor y tuviese valor de meterse en todos los huertos posibles, sería una película mucho mejor. Por ahora, cumple.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Crítica de la película El espía que me plantó

Un rato de evasión veraniega de perfil bajo mezcla de comedia y acción.

Quede claro desde el principio que es una especie de poco o nada sorprendente “cuento de hadas” en la misma línea y con los mismos elementos que abundaban en otras propuestas de comedia y acción que suelen aparecer por la cartelera en estas fechas veraniegas, producto muy habitual en la filmografía de Mila Kunis , por otra parte. En lo esencial es el mismo tipo de producto que nos propusieron hace dos veranos o así con Melissa McCarthy en Espías, y en su versión masculina con Ryan Reynolds en El otro guardaespaldas, aunque ambas eran algo más ambiciosas y acertadas en su resultado final, mientras que El espía que me plantó prefiere jugar más sobre seguro. Aún trabajándose el humor gamberro, sobre todo merced al personaje de Kate McKinnon, no acaba de apostar por él con tanta decisión y no la deja tan suelta y a su aire como McCarthy en Espías, además de contar con secuencias de acción menos resolutivas y espectaculares que las de El otro guardaespaldas y faltarle el nervio que a aquella aportaba el histriónico pero eficaz tío de Reynolds, Samuel L. Jackson y sobre todo Salma Hayek. Suele ocurrir por otra parte en este tipo de historias que en la turbulencia de la búsqueda de las risas fáciles se les escape construir más sólidamente personajes y situaciones, algo que impide que acaben desarrollando el verdadero potencial de sus elementos. En Espías lo mejor de la película era la interacción de Melissa McCarthy y Jason Statham. De manera que el personaje de Jude Law sobraba. En El otro guardaespaldas lo verdaderamente interesante y con potencial de disparate cómico era la asociación de Samuel L. Jackson y Salma Hayek. Y el personaje de Ryan Reynolds sobraba. Pues bien, en El espía que me plantó han tenido algo más de puntería a la hora de plantear el asunto centrándolo en el dúo Mila Kunis y Kate McKinnon. Lo que ocurre es que han equivocado la proporción y debería ser una propuesta con Kate McKinnon como protagonista y Mila Kunis como acompañante. Además le faltan más chistes como los de las “americanas estúpidas” que están ahí, y funcionan, pero no acaban de ser la verdadera materia prima del asunto, que sería lo más recomendable, porque la película parece verse obligada a desarrollar esa naturaleza como “cuento de hadas” para féminas urbanitas actuales con aspiraciones a empoderamiento pero sin sacarse de encima la dependencia del estigma de “príncipe azul” materializado por los personajes de Justin Theroux y Sam Heughan.

A pesar de todo ello, y aunque es cierto que se sostiene sobre tópicos y la fórmula, con el aditivo de algunas referencias al empoderamiento femenino que aborda más como pincelada de moda que como propuesta sólida en su argumento, lo cierto es que es coherente con sus objetivos, muy primarios: ser pasarratos veraniego más o menos aseado, aunque menos divertido de lo que pretende. Y, eso sí, transmitiéndonos la sensación de que todo lo que nos están contando ahí ya lo hemos visto antes, pero resulta moderadamente distraído, aunque en mi opinión se les ha ido un poco de metraje, y prolonga en exceso el chiste en su conjunto.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Crítica de la película Megalodón

Simpática por momentos, pero sin aprovechar el tremendo potencial que tiene.

Es decir, que estamos hablando de una película que propone el enfrentamiento entre un Megalodón, un tiburón gigante, y Jason Statham, lo que con las suficientes dosis de sorna y un director que supiese qué hacer con el proyecto podía haber dado una de las películas más divertidas y especiales del verano. Una especie de Sharknado pero con presupuesto. Quizá algo más seria, pero sin tomarse nunca en serio a sí misma del todo. Y sobre todo entretenida. Salvajemente entretenida. Eso esperábamos y eso es lo que no consigue la película durante la mayor parte de su metraje, en un efecto similar al que sufrió recientemente Operación Rampage, y que hace que toda la cinta esté a medio gas.

Crítica de la película The Equalizer 2 

Mejor que la primera, con un Denzel Washington soberbio y en su salsa.

Antonie Fuqua y Denzel Washington le han pillado totalmente el pulso al personaje de Robert McCall en esta segunda película, y se nota que ambos están más cómodos para abordarlo, más relajados, con menos lastres de presentación de personaje, y acercándose a una trama donde mantienen varios “casos” a la vez en el aire, como malabaristas hábiles del cine de intriga salpicado ocasionalmente con secuencias de violencia rápida y brutal donde de paso encuentran y explotan cierto tono de autoparodia -el tema del reloj- sin por ello descascarillar la tensión.

Creo que en esta segunda película consiguen equilibrar mejor esas dos identidades que conviven en las historias de la serie The Equalizer tal como las han repensado para el cine. La alianza entre una forma de abordar la intriga que remite al tono de cine setentero con historias de conspiración se da aquí la mano mejor que en la primera película con la parte de acción trepidante. Y el encuentro de Denzel Washington con Pedro Pascal funciona bien, aunque sin grandes sorpresas. El juego de los actores en general es el mejor aliado de la película para salir adelante y hacer sólidas e interesantes las partes más frágiles del relato. Esa fragilidad deriva del hecho de que en realidad tampoco es que no estén contando nada nuevo. Es una película de acción e intriga sólida, solvente y resolutiva en su contenido, que como muchas de las que habitaron la cartelera en la etapa de clásicos del género en los años setenta sale adelante porque tiene un guión bien organizado y bien equilibrado en sus partes esenciales, porque Fuqua sabe cómo sacarle el máximo partido a Denzel Washington, su actor-fetiche, en este género -no se le dio tan bien en el flojo remake de Los siete magníficos, pero incluso en aquella las partes más sólidas derivaban de la química director actor entre Fuqua y Washington, una de las mejores asociaciones de director-actor del cine actual, como vienen demostrando desde Día de entrenamiento-, y porque sabe cómo reforzar a su protagonista con la contribución de un cuadro de actores de reparto en el que además de Pascal saca muy buen partido a las breves pero contundentes contribuciones de Melissa Leo y Ashton Sanders en papeles más relevantes, pero también, y esto es aún más llamativo y sin duda esencial para darle solidez y madurez a la propuesta, en contribuciones más breves pero esenciales de Bill Pullman, Orson Bean y Sakina Jaffrey para revestir de mayor solvencia las partes más de tránsito y acompañamiento de otros momentos más esenciales de la historia. Derivado de todo ello, esta segunda película tiene más personalidad que la primera, tiene un final de acción más interesante y dinámico, y en su conjunto todo está más conseguido. Además puede profundizar más en el pasado del personaje incorporando información sobre el mismo de manera dinámica a la trama, lo que le proporciona más base y desarrollo al trabajo de Washington dando como resultado un personaje más completo.

Se preguntarán ustedes por qué si todo esto está tan bien no le he atizado cuatro estrellas en lugar de tres. Pues porque ahí algunas cosas que me chirrían especialmente. Vamos con ellas. Primero ese “buenismo” cargante que impregna algunos momentos particularmente babosos de la película. A ver, tengo clarísimo, y lo advierto antes de que salga el listillo/a de turno a tirarse del tirante, que el tema del buenismo forma parte de la propia personalidad del personaje. Lo acepto, no me lo trago ni por un segundo, ojo, me crispa y me parece un lastre que se empeñen tanto en convertirlo en una especie de banderita de buen rollo, pero, como decían en el anuncio aquel de los juegos de mesa: aceptamos barco como animal de compañía. Me gustaría que el tema de la redención lo llevaran por un lado menos simplón, sobre todo porque me parece una manera de justificar que el menda se ponga las botas cada vez que se lía a repartir leña con consecuencias particularmente brutales y sangrientas. Da la sensación de que la previsible satisfacción sádica del espectador por ver tan expeditivo reparto de tollinas quedara liberada de toda responsabilidad o mal rollo por la vía del buen rollo. Me parece algo farisaico el asunto. Pero lo que me ha aniquilado en esta película es el desenlace del abuelete que busca el cuadro. Creo que ahí se les ha ido la mano. Mucho. Es un final de telefilme, modo “El equipo A” y creo que no pega nada con la interesante y narrativamente saludable amargura y tristeza que transpira todo el resto de la película. Tampoco me convence el “momento mensaje” metido con calzador entre Denzel y su joven vecino en el edificio de los camellos, pero al menos en ese caso lo bien que funcionan los actores hacen que lo pueda hacer pasar por la garganta y me lo trague a regañadientes sabiendo que es más falso que el alma del propio Judas. Otro arrebato de telefilme. Y, bueno, lo de ese Deus ex machina del golpe de viento en la torre ha conseguido que escuche incluso el mecanismo de poleas de guión como si estuviera rascándome la toga en un teatro griego mientras me tatúan en el antebrazo apò mekhanês theós. Esperaba que resolvieran ese interesante huerto de estrategia en el que se habían metido sin salirse por la tangente. Ah, y bueno, lo del pasajero con pinta chunga que, ¡sorpresa!, resulta ser un chungo, no puedo decir que me haya sorprendido especialmente. En general, la parte de intriga propiamente dicha, me ha sorprendido poco, principalmente porque pescan peces de plástico en el mismo barril de siempre y no arriesgan, pero tampoco voy a pedirle más a este tipo de producto que, insisto, en todo lo demás me parece bastante sólido y me ha proporcionado un buen rato de cine de acción e intriga, tomándose además el tiempo necesario para construir su historia abordando personajes y asuntos de carácter más secundario, cosa que es muy de agradecer.

Al contrario que otras películas de intriga y acción, The Equalizer 2 sí es una película, película. Y bastante completa.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Revista ACCION 1808 AGOSTO 2018

Aquí tenéis los jugosos contenidos de agosto.

Como siempre sabéis que podéis adquirirla en los kioscos al precio de 3,50 euros (España)

Ahora también podéis adquirir la versión online a través de Zinio que podéis leer en cualquier ordenador PC y PAC y tablets como Ipads, pinchad aqui para acceder

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Si no encuentras ACCIÓN Cine-Vídeo en quioscos te la podemos enviar, previo pago mediante PAYPAL o tarjeta de crédito

ESPAÑA: 3,50€ + 1,50€ de gastos de envío

EUROPA: 3,50€ + 5€ post

FUERA DE EUROPA / OUTSIDE EUROPE: 3,50€ + 6€ post

SUSCRIPCION ACCIÓN (1 AÑO/12 NÚMEROS) ESPAÑA - 35€

SUSCRIPCION 1 AÑO / 12 NÚMEROS EUROPA - 70€
ACCION SUSCRIPTION 1 YEAR/12 ISSUES EUROPE

SUSCRIPCION 1 AÑO / 12 NÚMEROS FUERA EUROPA - 80€
ACCIÓN SUSCRIPTION 1 YEAR/12 ISSUES OUTSIDE EUROPE

Si desea realizar el pedido desde fuera de España escríbanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para informarle del coste del envío

Si deseas información de pedidos de revistas anteriores escríbenos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

EN PORTADA:
LOS INCREÍBLES 2. La familia Parr vuelve a salvar el mundo en esta secuela, donde el pequeño Jack-Jack demostrará la cantidad de poderes que acredita debajo de su aspecto de inocente bebé.

LA HISTORIA DE PIXAR El sheriff Woody, Buzz Lightyear, Boo, Nemo, Mike Wazowski, James P. Sullivan, Dory… La historia de Pixar se puede contar a través de la fisonomía de los célebres personajes que han protagonizado sus películas de dibujos informatizados: un universo de colores y escenarios divertidos, que han colocado a este gigante tecnológico en lo más alto de las empresas dedicadas a las películas infantiles y familiares. Pero Pixar cuenta con una historia que ya sobrepasa las cuatro décadas, en las que la compañía ha tenido que lidiar con épocas de triunfo, y otras de incierto futuro. .

DE ESTRENO: Blackwood Rodrigo Cortés nos trae una película para público juvenil que no es lo que esperamos del cine para adolescentes. Un relato de terror gótico fascinante que es una de las sorpresas más gratas del verano.

ENTREVISTA: Rodrigo Cortés Desde su primera película, la magnífica Enterrado, Rodrigo Cortés ha decidido que nadie sea capaz de encorsetarle en un tipo de proyectos, y lo vuelve a demostrar con Blackwood. Una película producida por Stephanie Meyer dirigida al público adolescente, que esconde mucho más en su interior, desde sus aires de cine de terror de los setenta, a una cuidadísima atmósfera y producción. Y de todo ello nos habló en profundidad en esta entrevista en exclusiva con ACCIÓN.

DE ESTRENO: The Equalizer 2 Cuarta colaboración entre Denzel Washington y el director Antoine Fuqua, quienes vuelven a unir fuerzas para contarnos el regreso de Robert McCall, personaje televisivo llevado al cine en 2014 por primera vez por este equipo que se reúne de nuevo. Una historia que mezcla intriga con brutales secuencias de acción y donde volvemos para encontrarnos nuevos aliados y enemigos, además de personajes ya conocidos por los fans de la primera película, que sin duda disfrutarán con una segunda entrega hecha por y para ellos. Algo que parece que tienen claro todos los responsables de la película… ¿Estará a la altura?.

ENTREVISTA: Denzel Washington y Antoine Fuqua Cuando Antoine Fuqua presentó al mundo a un irresistible héroe cinematográfico –el director le considera un “ángel oscuro”, que lucha por lo que es justo y luego desaparece en la noche– sabía que un thriller lleno de acción protagonizado por Denzel Washington como The Equalizer sería muy popular entre la audiencia. Y ciertamente lo fue, pero Fuqua no se dio cuenta en aquel momento de lo popular que sería. .

OTROS ESTRENOS: Megalodón, Slender Man, Alpha, El espía que me plantó, Mentes poderosas.

REPORTAJE: Tiburones el mar sangriento: Jason Statham ha etiquetado Megalodón como “un cruce entre Tiburón y Parque Jurásico”, pero a quien esto escribe le recuerda más a otra propuesta de evasión submarina pura y dura producida también por Warner Bros., Deep Blue Sea, dirigida por Renny Harlin en 1999, cuya secuela, Deep Blue Sea 2, casualidades de la cartelera, se ha estrenado en 2018, y es más bien floja.

REPORTAJE: Títeres asesinos y muppets pervertidos. El cine de marionetas que no pueden ver los niños: A grandes y pequeños nos encantaron en su momento Cristal oscuro y Dentro del laberinto, aventuras fantásticas para toda la familia, geniales en su modalidad e imperecederas, pero las marionetas no tienen por qué dirigirse siempre a los niños y pueden llegan a ser muy canallas. El 17 de agosto se estrena ¿Quién está matando a los moñecos?, dirigida por Brian Henson y protagonizada por Melissa McCarthy, una producción de la propia Jim Henson Company, que se atreve a dar un paso hacia la incorrección sin ambages. Como es habitual con los teleñecos, en la película participan actores reales y muñecos, pero en esta ocasión no se ofrecen las peripecias de Peggy, Gustavo o Gonzo, sino un policíaco cachondo repleto de barrabasadas que ha sido calificado R en Estados Unidos.

CARTELMANÍA: Leyendas y disparates de terror
Hombres de las nieves, Santa Claus asesinos, conejos gigantes psicópatas, cocodrilos albinos y otras criaturas y leyendas explotadas por el cine se dan cita en la “Cartelmanía” del mes para festejar el estreno de la primera aventura de su colega, Slender Man.
Boogeyman: La puerta del miedo (2005), Bunny, la cosa asesina (2015), Candyman, El dominio de la mente (1992), El abominable hombre de las nieves (1957), El paso del diablo (2013), La bestia bajo el asfalto (1980), Trollhunter (2010), Un cuento gamberro de navidad (2010).

CARTELMANÍA Grandes películas de cine de terror (XXV parte)
La presente entrega es una buena ocasión para reparar en las fronteras y diferencias entre el terror financiado por los grandes estudios y el terror de serie B o serie Z.
Déjame entrar (2008), Hostel (2005), La Horda (2009), La Niebla (2007), Los renegados del diablo (2005), Paranormal activity (2007), [Rec] (2007), The Descent (2005)

SERIES TV.

Reportaje: Stargate SG-1 Stargate está de vuelta en nuestro país. La serie que servía de secuela a la película de 1994 de Roland Emmerich nunca se ha ido realmente, y desde el pasado 16 de abril, SYFY la ha recuperado para todos nosotros, emitiendo actualmente la Temporada 6 y se terminará de emitir en septiembre con la última temporada. Es el momento idóneo para recuperar un universo que nació con una película para convertirse en un referente de ciencia ficción televisiva por derecho propio y con varios récords que nadie se ha atrevido a romper todavía. Es momento de volver a usar la puerta a las estrellas…

Reportaje: Krypton. Presente y futuro La primera temporada de Krypton ya está entre nosotros, y ha sido una sorpresa más que agradable, un soplo de aire fresco en el saturado mercado de adaptaciones de cómic, que además no ha tenido miedo de cambiar las reglas del juego y la mitología de Superman, en cierta medida. Nos trasladamos a Londres de la mano de HBO, quien tiene la serie en nuestro país, para hablar en exclusiva para nuestro país con cuatro de sus protagonistas, Cameron Cuffe, Wallis Day, Ann Ogbomo y Blake Ritson, quienes nos hablaron de la serie en profundidad… y de lo que está por llegar. Eso sí, si no han visto la primera temporada, ojo… Hay spoilers.

Reportaje: Legión Segunda temporada: Tras convertirse en una de las series más únicas, inclasificables, peculiares, abrumadoras y lisérgicas que cualquiera de nosotros pueda recordar, Legión ha regresado este año con nosotros con una segunda temporada que no planea cambiar de rumbo respecto a lo visto en la primera y que profundiza aún más en la locura de sus personajes, sobre todo su protagonista, pero sin desligarlo del universo X-Men al que pertenece. Una segunda temporada que no será la última pero que nos permite ahora, ya emitida en nuestro país, revisarla para invitar a todo fan de los cómics a participar en este viaje.

Entrevista: Simone Missick La actriz llega junto a nosotros y saluda a todo el mundo, preguntándonos de dónde venimos. Es divertida, vibrante y tiene una forma fascinante de contar las cosas que hace que riamos continuamente durante la entrevista, permitiéndonos además descubrir muchas cosas sobre esta segunda temporada, que son de lo más interesantes. Desde cómo encontraremos a su personaje, a las escenas de acción, pasando por un posible salto a una serie como protagonista, con Las hijas del dragón al frente… Eso sí, si no han visto The Defenders, ojo, puede haber spoilers. Todo en esta entrevista en exclusiva en España con ACCIÓN.

Entrevista: Mustafa Shakir Es el recién llegado a Luke Cage y en cierta medida se nota. Sus respuestas son escuetas muchas veces, pero no por sequedad, sino porque se percibe que no sabe hasta dónde puede llegar con las respuestas, que son concretas y muchas veces muy divertidas. Va camino del estrellato con Luke Cage y su papel en The Deuce. Le interrogamos sobre la nueva temporada de la serie, sobre su personaje y su llegada a Luke Cage, y sobre todo lo que pueda contarnos sobre Bushmaster, el nuevo villano. Y todo ello en esta entrevista en exclusiva en España con ACCIÓN.

FICHAS ACTORES TV:
Chadwick Boseman, Portia Doubleday, Jessica Lucas, Bd Wong.

FICHA SERIES DE TV: Érase una vez

COLECCIONABLE ESTRELLAS DEL CINE
Peter Sellers
Nacido el 8 de septiembre de 1925 en Portsmouth, Inglaterra, Peter Sellers alcanzó su estatus como estrella internacional con personajes como el inspector Clouseau de la saga de La Pantera Rosa (1963), pero lo cierto es que su carrera como actor fue mucho más rica que su dedicación a esa taquillera franquicia y buena prueba de ello son el pederasta bromista que encarnó en Lolita (1962), los tres papeles que interpretó a las órdenes de Stanley Kubrick en ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964) –el presidente Muffley, el militar capitán Mandrake y el disparatado doctor Strangelove que prestaba su nombre al título original de la película, a los que pudo añadirse el mayor T. J. King Kong, de no ser porque no acababa de pillarle el acento texano al personaje, que el director llegó a ofrecerle a John Wayne– y Bienvenido Mr. Chance (1979), película que tardó nueve años en conseguir que fuera financiada por un estudio dada la desconfianza que despertaba su potencial en la taquilla hasta que finalmente el retorno de la saga de La Pantera Rosa demostró que seguía teniendo tirón comercial como protagonista.

SECCIONES FIJAS

16 FICHAS CRÍTICAS
A la deriva, Ant-Man y la avispa, Bendita ignorancia, Con amor Simón, El hombre que mató a Don Quijote, Jurassic World: El Reino Caído, El mundo es suyo, Hereditary, JoJo's Bizarre Adventure Diamond is Unbreakable, Lola Pater, No dormirás, No te preocupes, no llegará lejos a pie, Que Guapa Soy, Sicario: El día del soldado, Tokyo Ghoul, Un mar de enredos,

4 FICHAS CINE CLÁSICO ESPAÑOL.
El largo día del águila (1969), La flaqueza del bolchevique (2003), Platillos volantes (2003), Princesas (2005)

FICHA ACTOR: Margot Kidder

PELÍCULA MÍTICA: Häxan: La brujería a través de los tiempos (1922).

FICHAS SERIES TV : Freaks and Geeks (T1), Friday Night Lights (T1), Por trece razones (T1), Veronica Mars (T1)

OTRAS SECCIONES
Noticias, Correo del lector, Mundo fantástico, Novedades DVD

8 POSTERS GIGANTES
Los increíbles 2, Legion T2, Bumblebee, Spiderman: Un nuevo universo, Venom, Glass, Piraña


www.ciao.es

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Crítica de la película Mision Imposible: Fallout

La mejor de las misiones imposibles de la 3 en adelante y muy cerca de la 1. Cruise se supera.

La sexta entrega de la franquicia de Misión imposible no da muestra alguna de agotamiento de la saga. Todo lo contrario. Completa el proceso de reinvención de la misma que se inició con la entrada en la franquicia de J.J. Abrams y pienso que de algún modo cierra un segundo ciclo tras el comienzo de cine más clásico de la primera película dirigida por Brian De Palma y el fallido resbalón de la segunda entrega, sin duda la peor de toda la saga. Esta película es la culminación de muchas claves que empezaron a manejar los artífices de la franquicia desde la tercera película y lo hace con una capacidad de autoparodia, un humor y un desarrollo de personajes en uno de los mejores guiones de toda la serie que consigue batir sin problemas a la última entrega de James Bond, Espectra, por poner un ejemplo de producto similar en el cine de evasión y enretenimiento.

Por otra parte, en lo que se refiere precisamente a cine de evasión y entretenimiento, lo que nos ofrece esta nueva Misión imposible es precisamente la propuesta más apetecible del cine de blockbuster para el verano. Es la mejor entre los estrenos que han llegado a nuestras pantallas en las últimas semanas y además va a situarse sin problemas como una de las mejores películas de este año, una de las más eficaces en su banda de explotación del cine como herramienta de evasión y entretenimiento. Pero además es muy sólida como película. Aprovecha las claves de sus predecesoras pero funciona perfectamente en solitario sin necesidad de ver el resto, cosa de la que no pueden presumir la mayoría de las franquicias de nuestros días.

El guión de Fallout hace dos cosas interesantes. La primera es poner al personaje de Tom Cruise en una nueva posición más interesante. A ver, el hombre siempre ha sido un pupas, resolutivo y eficaz, pero siempre luchando en primer lugar contra la incompetencia de sus jefes, lo que le otorgaba cierto tono de clásico y trágico perdedor. En la fase iniciada por J.J. Abrams empezó a cultivarse una segunda personalidad para este personaje de antihéroe que ha ido fructificando en varias entregas y alcanza su forma más completa en ésta última. Encontramos así a un Ethan Hunt que ajusta cuentas con sus fantasmas del pasado pero al mismo tiempo es capaz de incorporar claves de humor como el propio guión, que parodia, homenajea y al mismo tiempo bromea con las claves de la serie –el tema de las máscaras, por ejemplo-, sin renunciar a la solidez de los personajes, tanto el principal como los secundarios que le rodean y están mejor desarrollados y utilizados que nunca. Me atrevo a decir que, sin perder su propia personalidad, aquí Ethan Hunt me ha recordado más que nunca el tono y estilo de antihéroe trepidante que caracterizara los mejores momentos del Indiana Jones de Spielberg y Harrison Ford, un tipo que se pasa la película improvisando y con un diálogo y personajes y actitudes que en más de una ocasión arrancaron sonrisas y carcajadas a los espectadores incluso en el pase de prensa.

Divertida, trepidante, con un ritmo que hace que llegues a las dos horas y pico de metraje pensando que sólo has estado una hora en el cine esta es sin duda la mejor y más completa propuesta de la saga. Además Tom Cruise se supera, está en su salsa y consigue meterse al público en el bolsillo desde el prólogo. La secuencia en la que se lesionó es buena prueba de la dedicación que tiene a su trabajo y ver cómo completa su plano tras hacerse polvo la pierna como si no ocurriera nada es un ejemplo a seguir para todo actor. No hay truco: él se sigue jugando el físico en sus secuencias de riesgo, y está en una forma física propia de un atleta de alta competición, más que de un actor. Es grato ver eso en una pantalla tratándose de una estrella del cine de acción.

Pero dejando al margen el despliegue del protagonista hay otros factores en el reparto a tener en cuenta. El primero es lo bien que encaja en el conjunto la entrada de Henry Cavill. Parece que hubiera estado en la saga desde la primera entrega, y compone una pareja de acción con Cruise con buena química. Además los personajes de Ving Rhames y Simon Pegg reciben el homenaje y mérito que merecen y tienen un buen puñado de momentos de protagonismo propio para lucirse. Sin poner en cuestión el protagonismo de Cruise, podríamos decir que esta es la entrega más coral de toda la saga. Dicho sea de paso, es también una de las que mejor maneja la parte femenina de la misma, con cuatro mujeres dominando parcelas clave de la trama de manera nutritiva para todo el conjunto. Por cierto, si alguien se está preguntando si se echa de menos a Jeremy Renner, tengo que contestar que no. De hecho casi es mejor para el actor y para el equilibrio de fuerzas y protagonismos del reparto de esta entrega que no esté. Renner merece tener más papel del que ha tenido en las entregas anteriores, pero para ello tenemos un problema, y es que no hay metraje para desarrollar ese protagonismo. Para tenerle a un nivel de no desarrollo de su personaje, con participación meramente cosmética, es preferible que no esté presente. Y Alec Baldwin, que tiene poco papel, está perfecto dando un toque de estilo que completa y mejora el de todos sus antecedentes en ese mismo rol de jefe del departamento de misiones imposibles. Finalmente, en cuanto a las secuencias de acción, está tan bien servida como las entregas anteriores.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp