Jurassic World: Campamento Cretácico ★★★

Septiembre 27, 2020 123

Crítica de la serie Jurassic World: Campamento Cretácico

Una aventura de animación para toda la familia que está a la altura de la saga jurásica.

      Cuando el año pasado Netflix anunció que una serie de animación de Jurassic World estaba en camino, muchos fans se echaron las manos a la cabeza. Por un lado, había miedo de que un producto de animación dirigido a todos los públicos edulcorara la aventura hasta el punto de que los dinosaurios resultaran ridículos. Por otra parte, la experiencia previa de Spielberg con los dinosaurios en televisión no era muy alentadora, pues Terra Nova fue un estrepitoso fracaso económico y de audiencia; al igual que tampoco lo era la de uno de sus creadores, Lane Dueras, que ya trabajó para Dreamworks en las discretas series spin-off Las aventuras del Gato con Botas o Kung Fu Panda: La leyenda de Po. Con semejante background, la sorpresa ha sido mayor, pues una vez devorados los ocho capítulos de veinte minutos que componen la primera temporada, solo puedo decir que Jurassic World: Campamento Cretácico es una nueva aventura trepidante e imprescindible para los amantes de la saga que, en muchos aspectos, supera a Jurassic World.

      No os dejéis llevar por la primera impresión, pues en el piloto existe una mezcla de déjà vu y disfrute. La historia transcurre en paralelo a los hechos narrados en Jurassic World y arranca con la llegada del protagonista, Darius, a un privilegiado campamento de verano con dinosaurios. El capítulo es ágil, se pasa en un suspiro y la animación, exceptuando los interiores un tanto vacíos, raya a buen nivel, pero la sensación que desprende la serie es que se va a conformar con vivir de las rentas. La música de John Williams no cesa, el primer encuentro con los dinosaurios herbívoros se siente repetitivo y algunas de las escenas, como la del recinto de los Velociraptores, están calcadas de la película. Sin embargo, a falta de una trama más original, la serie encuentra su propio tono y estilo a través de los personajes. Al principio, todos ellos son arquetipos: el miedoso, el chulo, la influencer, la tímida… pero poco a poco descubrimos que su comportamiento solo es un disfraz que esconde sus dudas y miedos. La saga nunca se ha caracterizado por tener personajes con trasfondo y matices, sino que simplemente el carisma de Chris Pratt, Sam Neill o Jeff Goldblum los habían sacado adelante. En ese sentido, nunca hemos visto en la saga unos personajes tan complejos y con unas motivaciones de su viaje a la isla tan trabajadas como en esta serie. Solo hace falta fijarse en la relación del protagonista con su padre. Desde luego no son los niños de Jurassic World, aunque al principio se vean obligados a cometer algunas estupideces que siempre han estado presentes en la saga como pretexto para construir situaciones de tensión.


      La serie no inventa nada nuevo, pero tampoco se le puede echar en cara en la primera temporada cuando ni siquiera las películas lo están haciendo. Campamento Cretácico se conforma con respetar las claves de la saga: aventuras, acción y mucha tensión. Y esto último sorprende, pues quizás haya ciertas situaciones que sean excesivamente fuertes o terroríficas para los más pequeños. Hay muertes (aunque sean en fuera de campo), sustos y dinosaurios acechando a presas por doquier, lo que evidencia que el paso del PG-13 al PG-7 no le ha afectado tanto como cabría esperar. Algunas set pieces con dinosaurios nunca las habíamos visto antes y en muchas de ellas aprovecha mejor los escenarios del parque que la película, con secuencias como la de la laguna o la del tranvía que reivindican al Mosasaurus o los Pteranodones, y que por fin colocan en el lugar que se merece a un dinosaurio que apenas ha tenido espacio en la saga como el Carnotauro.

      Aunque todo lo que rodea al Indominus Rex funciona muy bien, si la serie quiere crecer debe desvincularse más de las películas y encontrar su propio camino. La historia es la misma de siempre, y por ello encantará a los fans que solo busquen dientes y carreras. Definitivamente, no estamos ante una versión infantil de Jurassic World, por lo que debemos exigirle más. La primera temporada de Campamento Cretácico es una pequeña muestra de todo el potencial que puede llegar a tener, y el cliffhanger final, que abre una vía muy interesante, deja con muchas ganas de descubrirlo en su segunda temporada.

         Alejandro Gómez

 

 

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Domingo, 27 Septiembre 2020 21:16
Alejandro Gómez

Todo en uno: cinéfilo, seriéfilo, melómano, lector voraz y tragaldabas.