Criticas

Criticas (1697)

Crítica de la película La pequeña Suiza 

Floja comedia de situación, con el tópico de los nacionalismos como telón de fondo.

En medio de la deriva independentista de Cataluña y el juicio del procés, Kepa Sojo presenta esta muestra humorística sobre un peculiar pueblo de Castilla y León, que hace cualquier cosa por salirse de la comunidad a la que está circunscrito. El País Vasco es su primer objetivo; pero, cuando son descartados por este territorio, el hallazgo de la supuesta tumba del hijo de Guillermo Tell les anima a reclamar su incorporación a la federación cantonal en la que fue alumbrado Roger Federer.

Tal argumento es el molde en el que se centra el guion de La pequeña Suiza, para alimentar cada secuencia con el retrato del conjunto de personajes que viven en Tellería: un conjunto de seres un tanto deslavazados, más que nada por la incapacidad del libreto para reflejar las aparentes contradicciones que conlleva cambiar la nacionalidad cada dos por tres.

Crítica de la película El día que vendrá 

Keira Knightley construye una memorable interpretación, en esta apasionada película sobre el sentimiento de pérdida.

El final de la Segunda Guerra Mundial trajo consigo la destrucción literal de un continente europeo asolado por las bombas, y plagado de escombros y cadáveres escondidos entre las grietas de la sinrazón propagada por las hordas del Tercer Reich. Semejante escenario de sombras y fantasmas es donde el novelista inglés Rhidian Brook ambientó su éxito literario, titulado The Aftermath (La secuela): texto cargado de sensualidad y amargura medioambiental, que el cineasta James Kent (Margaret) ha traducido al lenguaje de las imágenes en movimiento. Un ejercicio que ha propiciado la elaboración de un filme intenso y frío a la vez, el cual cuenta con las excelentes interpretaciones de un elenco capitaneado por la singular Keira Knightley (mucho más mimética y contenida, que en otros largometrajes).

Crítica de la película ¡Shazam!  

DC acierta acercando su fórmula a Marvel.

Lo mencionábamos con una de las películas más queridas y de mayor éxito de DC, Wonder Woman, que era la más parecida a la fórmula Marvel que habíamos visto hasta la fecha, y sucede con Shazam que además de ser todavía más cercana, es una película de bajo presupuesto comparada con el resto de producciones del género de superhéroes. 90 millones se dice que ha costado la película en un mundo en el que obras como Aquaman, Capitana Marvel o Black Panther cuestan casi el doble que eso. No le sienta mal la idea, porque el despliegue de entornos digitales es menor, y su ambientación en Philadelphia, principalmente, ayuda a dar empaque a la historia de este joven adolescente huérfano que obtiene poderes de golpe.

La historia es esa sencillamente, un chico de quince años, que recibe de El Mago, una gran cantidad de poderes que le convierten en Shazam. La situación juega a dos niveles, el del humor con la respuesta a ¿qué haríamos cualquiera de nosotros si nos diesen poderes de golpe?, a lo que responde con sencillez y con una idea muy clara, la gente no está preparada para ser un héroe (la charla entre invisibilidad y volar da la pista inicial). Y por otro la búsqueda. De poder por parte del villano, de una familia y un hogar por parte del protagonista, aunque él crea que es la búsqueda de su madre perdida. Ahí está la trama de aventuras y el drama de una historia que tiene sin lugar a dudas un punto agridulce.

Crítica de la película Lo dejo cuando quiera 

Eficaz comedia con todos los elementos para pasar un rato divertido con su reparto.

Actores y un guión que sabe cómo sacarles partido. Ese es el secreto de Lo dejo cuando quiera, película que además se conoce perfectamente a sí misma y no pretenden en ningún momento ser otra cosa que un divertido entretenimiento en la línea del humor gamberro en torno a una anécdota argumental muy básica pero efectiva y enlazando una sucesión de situaciones cómicas habitadas por el talento de un reparto flexible que se amolda con singular eficacia a cualquiera de las propuestas que le hacen sus guionistas. Y al hablar de actores, como ocurre en las comedias más eficaces de nuestro cine, el cine español, vuelve a operar el protagonismo más coral que individual, empezando por el trío de personajes centrales, una especie de tres mosqueteros desnortados de la vida moderna, cuya peripecia vital les marca como fracasados en lo profesional y lo sentimental, pero como no podía ser de otro modo, eso no les impide abrazar la picaresca como forma de vida zambulléndose en una forma de vida “criminal” que claramente les viene grande pero de repente satisface sus más disparatados sueños de éxito social y popularidad.

Crítica de la película ¡Shazam!  

Divertidísima, fresca y con corazón. El universo DC continúa en la senda del éxito con las películas individuales.

Llevaban varios años intentando replicar la fórmula de Marvel, permitiéndose incluso jugar con la comedia con ese grupo de inadaptados que era el Escuadrón Suicida. La idea de DC era darle la réplica a los Guardianes de la Galaxia, pero el público no conectó con los personajes y su histrionismo y particular sentido del humor. Sin embargo, películas como Wonder Woman, Aquaman o la propia ¡Shazam! le permiten pensar en un futuro más alentador.

Directores como James Wan o David F. Sandberg han conseguido dar con la fórmula y llevársela al terreno e inquietudes de la compañía. Las sensaciones que deja ¡Shazam! tras su visionado son las mismas que producían en su día las primeras entregas de los Guardianes y Deadpool: ligereza, humor y una absoluta falta de pretensiones. El protagonismo de los niños hacía pensar en los chascarrillos absurdos e infantiles que monopolizaron la segunda entrega de Star-Lord y compañía, pero Sandberg llega al humor por la vía de la pérdida de la inocencia y la fascinación que sienten dos adolescentes cuando descubren que uno de ellos se puede convertir en un hombre adulto con traje ridículo e infinitos superpoderes. Una estrategia perfecta para ganarse la empatía del espectador y que da lugar a momentos memorables como la disparatada secuencia de montaje en la que Shazam/ Billy Batson descubre sus poderes o las pellas en el instituto.

Crítica de la película Identidad Robada  

Drama correcto apoyado en su excelente reparto, aunque demasiado televisivo.

Joel Edgerton es un excelente actor que ha destacado en películas como Warrior, La Noche más Oscura o El Gran Gatsby, pero además es un cineasta con varios guiones en su haber y que debutó como director de cine con la más que interesante El Regalo, en la que también fue guionista y se reservó un interesante papel. Aquí hace algo parecido pero con un género completamente distinto, y el resultado es correcto pero irregular, con Edgerton demostrando nuevamente que es capaz de sacar lo mejor de los actores con los que colabora, pero que visualmente no termina nunca de despegar. Una de cal y otra de arena, pero queda por debajo de los visto en El Regalo y sabemos que Edgerton puede dar mucho más de sí.

Crítica de la película Emboscada final 

Kevin Costner y Woody Harrelson motores de esta historia de hombres al final de su carrera.

Por cierto, no quiero obviar el título en castellano de la película, porque ni con Netflix nos libramos de los títulos que cambian por completo el sentido original del mismo, que en inglés es The Highwaymen. Dicho esto, la película de John Lee Hancock, a quien si no reconocéis por nombre ha dirigido películas como El Alamo, El Novato, la más que interesante El Fundador o Un Sueño Posible, que supuso el Oscar para Sandra Bullock. A los mandos del guión, el nombre de John Fusco, creador de la serie Marco Polo, sí, pero que se hizo nombre con futuro en Hollywood como guionista de Arma Joven y su secuela… Eso explica el tono de western crepuscular de la película…

Crítica de la película Cementerio de animales 2019 

Mejor que la versión de 1989. Eficaz propuesta de terror mejor al principio que al final.

Siembra bien. Pero no recoge. Este podría ser el resumen del trabajo que realizan los creadores de la nueva adaptación cinematográfica de Cementerio de animales, la historia de Stephen King que aquí supera a la película anterior dirigida por Mary Lambert y tiene una eficaz resolución visual en su principio, aunque en su desenlace afloje y parezca que le entran prisas para rematar la faena, sin llegar a cerrar temas propuestos al espectador inicialmente, como el de ese pasado que tortura a la madre, el wendigo que nos muestran, primero en libro y luego en sombras, en el bosque pero no llega a materializarse finalmente como amenaza, los encuentros del niño con el terror de lo sobrenatural, y sobre todo esa inquietante procesión de los niños con las máscaras del principio, que además forma parte de lo más inquietante del material promocional del largometraje pero no llega a desarrollarse más que como pincelada inicial de lo inquietante, a pesar de que pienso que esa procesión tiene materia prima de sobra para dar a luz su propia subtrama dentro de la película. E incluso una película entera, si me apuran.

Crítica de la película Dumbo 

Tim Burton regresa con una buena adaptación del clásico de animación.

Grata sorpresa, mejor que Alicia en el país de las maravillas, del propio Burton, Cenicienta, Maléfica, y otras producciones que han intentado con desigual acierto trasladar al cine en imagen real los clásicos de animación de la Disney.

Tim Burton hace suya la historia del elefante volador y logra desarrollar una versión de las peripecias del animalillo que no repite más de lo mismo, sino que abunda en el estilo del director. Está aquí más cómodo y más en su terreno que cuando rodó la versión de Alicia en imagen real. Tiene además poderosos aliados, empezando por un genial Danny De Vito, un eficaz y resolutivo Colin Farrell, una Eva Green que recuerda a las divas clásicas del cine de Hollywood y un Michael Keaton que disfruta parodiando el esquematismo de la figura del antagonista habitual de este tipo de productos.

Haciendo un astuto uso de la sobriedad que puede ser quizá confundido erróneamente con frialdad o mirada distanciada del director respecto a aquello que nos cuenta, Dumbo está bien construida sobre un guión eficaz y equilibrado defendido por sus actores y sobre una propuesta de resolución visual que encaja con el estilo del cine de Burton. Cuenta aquí el director con un reparto de colaboradores que son viejos conocidos de los aficionados a su filmografía y se ajustan como un guante al diseño de adaptación de personajes y situaciones que ha organizado Burton para sacar adelante con solidez y buen ritmo esta versión de la película original de dibujos animados. Dumbo tiene su primer acierto precisamente en potenciar los personajes humanos y sus conflictos sobre el animalillo que le da título a la película. De ese modo evita darnos más de lo mismo, repetir lo que ya conocemos en exceso, utilizando el largometraje precedente simplemente a modo de guía para imponer su propia visión de la trama.

Crítica de la película Quiero comerme tu pancreas 

Shin’ichiro Ushijima emociona con este conmovedor largometraje .

A menos de un mes de su estreno en cines españoles por parte de Selecta Visión, he sido uno de los afortunados en poder disfrutar de esta maravillosa película. Poco malo tengo que decir sobre ella, porque verdaderamente ha sido una experiencia increíble, llena de emociones y buenas sensaciones. Su historia, para quien no la conozca, trata sobre un chico que encuentra un diario de una joven que apenas le quedan meses de vida debido a un problema en el páncreas. Es a partir de ese momento cuando se entablará una amistad especial.

Solo con su sinopsis ya sabemos que va a ser una historia dura, pero llevada y contada tan bien que os llegará al corazón. Suelo dejar esta parte para el final de mis críticas la mayoría de las veces, pero aquí quiero recalcarla desde el primer momento; Su banda sonora. Es simplemente increíble, con temas emotivos y melancólicos, pero también muchos de ellos alegres y risueños, como su propia protagonista, permitiendo al espectador sentir un estado de ánimo diferente en cada una de sus escenas acordes con la música.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp