Remember ***

Remember. Atom Egoyan consigue salir a flote en un resbalón con ayuda de un notable Christopher Plummer.

Este año somos muchos los que hemos echado de menos a Michael Caine entre los nominados a mejor actor por su trabajo en La juventud, pero lo cierto es que otro tanto se podría decir del gran Christopher Plummer que encabeza el reparto de Remember, porque el hombre está absolutamente entregado a una causa difícil, con todos los obstáculos en contra, en este largometraje sobre el anciano aquejado de demencia senil que inicia un viaje de venganza contra el nazi que asesinó a su familia.

Remember es una película de itinerario, como en su momento lo fueron Una historia verdadera de David Lynch o Nebraska, de Alexander Payne, por la que Bruce Dern sí fue nominado al Oscar. Pero al contrario que aquella es víctima de un extraño desencuentro del director con el tono y el tema de su película. En la misma destacan también los secundarios que acompañan al protagonista en ese viaje de recuerdos, Martin Landau, Bruno Ganz, Jürgen Prochnow y Dean Norris, pero eso no sería suficiente de no ser porque tiene al frente a un actor tan brillante y con frecuencia desperdiciado como es Christopher Plummer. Hay ciertas cualidades literarias en el relato de las que habitualmente han conformado los mejores hallazgos de Egoyan como director siempre con un pie puesto en lo novelístico y otro en lo cinematográfico, siempre buscando, y en muchos casos encontrando, el camino entre uno y otro mundo, aportando a su lenguaje cinematográfico elementos propios de la reflexión literaria, pero en esta ocasión la jugada no le ha salido tan redonda como en otro momentos de su carrera, aunque la película tampoco es tan fallida como pretenden pintarla algunos comentaristas de estos asunto. Cierto es que a Egoyan se le ha ido la mano confundiendo el intento de hacer una historia cotidiana con cierta banalidad en algunos momentos, con algunos pinceladas de humor y subrayados excesivos en algunos momentos, pero más allá de esa supuesta torpeza propia del telefilme, que lastra y hace más plano el discurso visual de su película, lo cierto es que consigue crear una intriga y apoyado en una historia y un protagonista muy por encima de ese tono de farsa que en algunos momentos parecen ponerse en su contra como ocurre con el desenlace y con algunos toques de casualidad excesivos en su despliegue argumental. Es precisamente esa especie de contradicción entre el potencial del tema propuesto, que planteaba un interesante doble conflicto con la demencia senil y el recuerdo del Holocausto por un lado y la intriga de la caza del nazi y la venganza por otro, y el modo en que Egoyan elige contar casi como a desgana de melodrama televisivo lo que más frustración puede haber producido entre algunos críticos y espectadores, aunque su naturaleza de ejercicio de intriga sale mejor parada de esa contradicción que su contenido más de autor. En todo caso lo que me ha sorprendido más, desde un punto de vista negativo, ha sido la ingenuidad con la que un director tan interesante y del que todavía espero mucho buen cine como Egoyan aborda su tema y personajes en Remember.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Martes, 29 Marzo 2016 15:59
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp