Hércules, el origen de la leyenda ***

Hércules, el origen de la leyenda: entretenida mezcla de Gladiator, 300 y la serie Spartacus.

Evasión pura y dura. Sin concesiones. Al estilo de su director, Renny Harlin, que sólo parece interesado en acumular imágenes espectaculares y para ello tira del ordenador como forma de recrear su circense visión de la mitología griega copiando esquemas visuales de las tres fuentes mencionadas más arriba, además de algún que otro plano al estilo de El señor de los anillos y una manera de concebir el diseño de producción y tunear paisajes y localizaciones al estilo de fuegos de artificio visuales que empleaba Tarsem Singh en la construcción de paisajes, ambientes y escenarios de combate de Inmortals. De hecho, en ese sentido, es muy fácil seguirle la pista a la panoplia de influencias e inspiraciones que ha esgrimido Renny Harlin para construir esta visión de la antigua Grecia por la que transita su Hércules, que como personaje podría llamarse de cualquier otro modo porque realmente es mero pretexto para construir un héroe más o menos funcional para la trama de aventuras que se ha inventado Harlin. En eso, este personaje sigue la pauta que de construcción que se aplicara a aquella serie de televisión producida en la segunda mitad de los noventa por Sam Raimi y protagonizada por Kevin Sorbo: todo vale. Hay momentos en que este Hércules podría ser el Conan de Jason Momoa o el Hércules de Kevin Sorbo, e incluso cumple como una variante del Perseo que interpretó Sam Worthington en Furia de titanes e Ira de tianes. El problema es que tanto la película como el personaje, y por tanto el actor, están por debajo del gladiador Máximo Décimo Meridio, alias Hispano, que interpretó Russell Crowe en Gladiator y tampoco alcance el nivel del líder de los espartanos Leónidas interpretado por Gerard Butler en 300, situándose además lejos del Espartaco interpretado en la serie de televisión por Andy Whitfield en la serie Spartacus, sangre y arena. De manera que lo primero que se le viene a uno a la cabeza viendo esta película es que adolece de cierta falta de personalidad propia, es una película sin identidad. Lo que ocurre es que, como siempre he dicho, si algo tiene Renny Harlin son recursos y astucia para hacer que las historias que nos cuenta sean muy entretenidas. Harlin nunca aburre. Podrá gustar más o menos, pero aburrir, no aburre. Es el director perfecto para una sesión palomitera al estilo de los programas dobles y las sesiones continuas, el cine de barrio puro y duro, a calzón quitado, sin concesiones. Pura evasión, como he escrito más arriba. De hecho, para que a los aficionados a los comics de Conan el bárbaro les quede todavía más claro (creo que son público de referencia para este tipo de producto, y me incluyo en la categoría, por supuesto), digamos que esta versión de Hércules viene a ser como un cómic de Conan de Ernie Chan. No es un comic de Conan de John Buscema ni por Barry Smith, puro arte, cada uno en su estilo, pero es tan resultona como un Ernie Chan.

Vamos que si lo pasaste bien viendo Furia de titanes, Ira de titanes o Inmortals, ésta es tu película para esta semana.

Miguel Juan Payán

©accioncine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Jueves, 06 Febrero 2014 17:06
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp