X-Men Dias del futuro pasado ★★★★

Miguel Juan Payán 02 Jun 2014

Crítica de la película X-Men: Días del futuro pasado

Bryan Singer pone a los mutantes a nivel Vengadores con su propia personalidad.

Hagamos un poco de historia. En su momento Singer demostró con X-Men cuál era el camino para adaptar superhéroes de la Marvel al cine: traduciéndolos a un género concreto de manera que cualquier espectador pudiera entrar en la trama aunque nunca hubiera leído un solo tebeo sobre los personajes protagonistas. En el caso de X-Men ese género fue la ciencia ficción. Más tarde Christopher Nolan repetiría la jugada adaptando las tramas de Batman al cine negro, especialmente en El caballero oscuro. De ese modo, lo que eran personajes de cómic encontraron el camino hacia la explotación mainstream en el cine que se les había resistido hasta ese momento en la explotación audiovisual salvo en el caso puntual de las películas de Supermán interpretadas por Christopher Reeve. Singer abrió así paso con sus mutantes, y asociado inevitablemente al éxito comercial del Spiderman de Sam Raimi, a la explotación de los superhéres en la pantalla grande y en la pequeña que hoy se ha convertido en fuente principal de la explotación de franquicias del cine estadounidense. Así es cómo Marvel pudo llegar a rodar Los Vengadores.

El breve repaso para abrir este comentario viene a cuento porque muchos lectores me han preguntado si pienso que el retorno de Singer a la franquicia de mutantes con X-Men, días del futuro pasado es del nivel Vengadores, y lo cierto es que creo que sí, pero con la personalidad propia que Singer le dio a su saga mucho antes de que se rodara Los Vengadores. Esa personalidad que le permite confirmarse como una tercera vía o camino para adaptar los superhéroes al cine perfectamente válida y épica, pero con su propio estilo, como digo cronológicamente anterior a Los Vengadores. Vamos que entiendo la pregunta siempre que no olvidemos que los mutantes de Singer están en este baile antes que Los Vengadores de Joss Whedon, e incluso antes que El caballero oscuro de Christopher Nolan.

Lo que Singer demuestra es que su opción para continuar las peripecias de los mutantes es claramente superior a la tercera entrega de la saga que no llegó a dirigir, X-Men: la decisión final, pero además es más completa que sus dos películas anteriores y que X-Men: primera generación, con la que no obstante encaja e interactúa a la perfección. Además, Singer ha inaugurado su propia “fase 2” en lo referido a explotación de estos personajes en el cine, como demuestra claramente la escena extra tras los créditos de esta película. Vista dicha escena que anticipa X-Men: Apocalypsis me atrevo a afirmar que ese próximo largometraje va a estar todavía más cerca del nivel Vengadores que el que ahora se estrena.

Lo que es principalmente X-Men: Días del futuro pasado es un ajuste de cuentas de Singer con ese tercer capítulo de la trilogía que él había iniciado y no llegó a concluir.  La mejor prueba de ello son los cameos finales que ha incorporado a esta película.  Su volantazo a la saga es definitivo, ordena algunas cosas, abre puertas más compleja para otras, deja que algunos personajes reencuentren su puesto en esta franquicia y de paso completa su primer paseo por la saga mutante al mismo tiempo que sirve como puente para abrir una nueva fase con el próximo largometraje.

Y todo eso con un guión que consigue lidiar con un montón de personajes de mutantes, encuentra el camino del sentido del humor (principalmente a través del personaje de Mercurio), maneja a la perfección y con gran dominio de la narración en paralelo el tema de los viajes en el tiempo, con un toque Terminator que hace honor a la fuente de origen del relato, el cómic Días del futuro pasado. Y además saca el máximo rendimiento a la reunión en el reparto de los pesos pesados de la saga. En ese sentido, hay que decir que el peso recae principalmente sobre las mejores aportaciones interpretativas de esta entrega, que son las de Michael Fassbender, James McAvoy y Jennifer Lawrence, asociados con Hugh Jackman, que con su papel de Lobezno y tras esta película se confirma como el cemento esencial de la saga, vínculo de unión esencial de todas sus partes.

El resultado es una muy buena película de superhéroes a la que además le aplaudo su capacidad para mostrar alternativas y personalidad propia frente a Los Vengadores. La mejor de toda la saga cinematográfica de mutantes. No es ni mejor ni peor que el cómic, porque su naturaleza como adaptación cinematográfica la sitúa fuera de ese tipo de comparaciones con una creación de otro medio. Es la mejor adaptación posible del cómic al cine, eso sí lo tengo claro.

Es un soplo revitalizador para una franquicia que estaba en un momento comprometido, tras el encadenamiento de fiascos de X-Men: la decisión final y la primera película de Lobezno, y después de que X-Men: Primera generación y la segunda película de Lobezno nos hicieran concebir ciertas esperanzas de revitalización de la propuesta que quedan plenamente confirmadas con este notable trabajo de Singer retomando las riendas de todo el asunto.

Lo que le falta es un tercer acto más potente, aunque el que tiene está bien e incluye una batalla épica en varias líneas temporales que está casi, casi, aunque no llega a alcanzarlo, al despliegue de acción épica de Los Vengadores o de Capitán América: el Soldado del invierno, que para mi gusto en sus desenlaces siguen estando algo por encima de esta nueva entrega de X-Men. Eso se debe, principalmente, a que el estilo Singer es más sobrio en las secuencias de acción, siempre lo ha sido, así que no creo que sea una pega, sino simplemente una nota de personalidad propia dentro de su propia concepción de lo que debe ser una película de superhéroes.

Por otra parte pienso que hace falta más Lobezno en ese tercer acto, que también habría ganado si hubieran recuperado el papel de Mercurio, en el que Evan Peters destaca como la mejor incorporación de esta entrega.

Miguel Juan Payán

©accioncine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Jesús Usero

Modificado por última vez en Miércoles, 05 Junio 2019 10:24
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp