Ouija ★★

Miguel Juan Payán 03 Dic 2014

Crítica de la película Ouija.

Terror con y para adolescentes amigos del susto fácil y las leyendas urbanas presas del tópico.

Michael Bay sigue produciendo miedo fácil para adolescentes con pocas ganas de machacarse las neuronas pensando más de la cuenta. Ahora le ha tocado el turno a otro juego de la Hasbro Games, Ouija, que como se pueden suponer sigue fielmente todas las normas del género paso por paso y con pocas sorpresas. Pilla de aquí y de allá todos los lugares comunes que le salen al paso: el golpe en la puerta, la gente arrastrada por el sueldo (dos veces, se repiten), los sustos facilones con golpes de sonido, el espíritu avanzando hacia la cámara como una casera furiosa a la que le debemos el alquiler de medio año, el ático “con pasado” en el que se descubre la clave del enigma que ha desatado la maldición, (el terror oriental ha dejado su huella… piensen en El grito), las fotos rarunas que dan mal rollo, la bajada al sótano oscuro en el que falla la linterna, el trapicheo con el mundo de los espíritus con la infancia de por medio (El grito 2)… Seguro que me salto alguno, pero ustedes pueden terminar de rellenar la quiniela de tópicos. Poco original, la película ha sido un éxito en la taquilla americana precisamente por su extrema sencillez lindante con la simpleza. De vez en cuando empieza a desarrollar cierto aire de imitación del cine de terror de James Wan, moviendo la cámara como testimonio de “la presencia del mal”… pero ni en eso tiene continuidad. Interrumpe esa herramienta abruptamente y acaba en un plano contra plano totalmente anodino y previsible. Tampoco es que tenga muertes especialmente llamativas para que los aficionados al terror puedan ampliar su colección de momentos escabrosos, porque no tiran por el gore, sino por el “truco o trato”. Eso sí, aviso que en esta película pasarse el hilo dental es deporte de riesgo, así que si me obligan a elegir me quedo con la muerte por  hilo dental y chichón, que la encuentro muy socorrida. En el final no se han quebrado mucho las neuronas pensando: incluso en los efectos copian la fórmula visual para exorcizar demonios de la serie Sobrenatural

En su conjunto me ha recordado esas películas de terror para adolescentes que se producían en los años ochenta y noventa en las que la militancia en los pagos de la serie B no las eximía de tener un guión más bien pobre (aquí por ejemplo todos se echan mucho de menos, un personaje, muy dolido por la desaparición de una amiga, de repente parece pasar olímpicamente de lo que le ocurra a su pareja sentimental en la parte final de la película, vamos que se queda tan fresca y sigue a lo suyo, dale que te pego al tema de pelearse con los espíritus…).

Tengo que decir no obstante que he sentido saltar unas cuantas veces a algún que otro compañero crítico que estaba conmigo viendo el pase, así que le auguro un éxito en la cartelera alimentado por el mismo tipo de público que llenó las salas para ver Annabelle, por poner un ejemplo reciente.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 25 Febrero 2019 15:40
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp