La misteriosa belleza de la sueca Rebecca Ferguson es el principal atractivo de esta película un tanto confusa, en la que la directora Shamir Sarif narra una historia de amor en medio de la dictadura soviética.

Un comienzo alentador, ambientado en el Moscú de los secretos candentes de finales de los años cincuenta, sirve para arrancar los motores de esta movie, diseñada con demasiados frentes que atender y una relación romántica entre agentes inexpertos, que es -a la postre- el mejor elemento del guion.

La misteriosa belleza de la sueca Rebecca Ferguson es el principal atractivo de esta película un tanto confusa, en la que la directora Shamir Sarif narra una historia de amor en medio de la dictadura soviética.

Un comienzo alentador, ambientado en el Moscú de los secretos candentes de finales de los años cincuenta, sirve para arrancar los motores de esta movie, diseñada con demasiados frentes que atender y una relación romántica entre agentes inexpertos, que es -a la postre- el mejor elemento del guion.

Dos realidades paralelas, que juntan su discurso ante la aparición de las heridas sin cerrar procedentes del pasado, confluyen en la trama del filme. Unas coordenadas temporales representadas en la época del Telón de Acero y en las jornadas de la perestroika; y que exhiben el desequilibrio dramático existente en el argumento de la cinta.

Mientras que la parte correspondiente a las actividades de los protagonistas en su juventud, cuando luchaban por no ser descubiertos por el KGB, mantiene el interés por medio de las emociones desbocadas y los peligros evidentes; los momentos más actuales del metraje no consiguen despegar. Un asunto en el que tiene mucho que ver la inclusión de personajes tan artificiales como el de la opaca Lauren (Rebecca Ferguson) y el de la periodista multiusos denominada Martina (Antje Traue).

Ante la disyuntiva de apostar por alguna de las épocas, Sarif carga las tintas en los hechos acaecidos en plena Guerra Fría, con el miedo en el cuerpo que albergan constantemente el treintañero Alexander (Sam Reid) y la enigmática Katya (Rebecca Ferguson, en su rol más agradecido dentro del largo). Y deja un tanto en el aire el atisbo de relación lésbica entre Lauren y Martina (Antje Traue); así como el enfrentamiento entre los ya ancianos y crepusculares Alex (Charles Dance) y Misha (Anthony Head).

Quizá, por no haber concitado la necesaria profundidad de campo, la responsable de I Can’t Think Straight olvida aspectos fundamentales de la acción (tales como dar nociones sobre la relevancia de los croquis que fotografían Katya y Misha). Déficit argumental que la también novelista cree salvar con la incorporación de estereotipos muy manidos, respecto a las actividades de espionaje en la antigua Unión Soviética.

Sin embargo, Sarif tiene la suerte de contar con la capacidad de Ferguson para favorecer la empatía del espectador con tenues tics y movimientos, siempre envuelta en los ropajes vaporosos de una mujer como Katya: llena de silencios y tristeza medioambiental. Ella es el valor más en alza de Cuando cae la nieve, y su caracterización como fémina enamorada del miembro del Ministerio de Asuntos Exteriores al que roba los documentos (Sam Reid compone un trabajo verosímil y creíble en este papel) recuerda vagamente a los pasos sinuosos de Ingrid Bergman en Arco de triunfo.

Pese a contar con una pareja de pegada más que considerable, la cineasta malgasta el cartucho de su elenco ante la incompleta y esquelética dramatización de los secundarios, error ejemplificado en la manera de abordar la construcción del tercer componente del triángulo pasional: el oscuro e inconexo Misha (interpretado en su juventud por Oliver Jackson-Cohen, y por Anthony Head en su ancianidad).

Jesús Martín

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 22 Febrero 2016 10:16
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp