Shin Godzilla ★★★★

Crítica de la película Shin Godzilla

La mejor película de Godzilla que he visto, la que saca más y mejor partido a las claves del original.

El cine japonés ha conseguido finalmente volver a pillarle las vueltas al monstruo icónico que nació en los años cincuenta y acabó convirtiéndose en uno de los emblemas de su cine fantástico y de ciencia ficción. Shin Godzilla se una celebración del personaje que protagonizara Japón bajo el terror del monstruo, la primera entrega de Godzilla, convertido en metáfora del terror y la catástrofe nuclear desatada en Hiroshima y Nagasaki, esa especie de representación del espíritu de la naturaleza maltratada rebelándose y vengándose contra el hombre, que luego se convertiría en una especie de muñecote para entretenimiento de todos los públicos, sumiéndose en una sobrexplotación comercial que le llevó a devaluarse como héroe y protector de Japón frente a otras monstruosas amenazas del kaiju eiga.

En esta ocasión, Godzilla vuelve a sus orígenes, se reencuentra con la amenaza que fue, por supuesto superando a las dos versiones del personaje producidas en Estados Unidos, el Godzilla noventero de Roland Emmerich y el Godzilla más reciente dirigido por Gareth Edwards, para acercarse a esa joya del cine “con” (no “de”) monstruo que es la coreana The Host.

La titánica bestia, el leviatán destructor, adquiere nuevamente sus originales características de excusa, gatillo o detonante para una reflexión más política y social de la que suelen proponernos este tipo de largometrajes. Y lo mejor es que no por eso renuncia a su vitalidad como herramienta de destrucción a gran escala y divertida propuesta de cine de catástrofe y aventura de supervivencia llevada hasta sus límites. Además supera incluso a su antecesora nipona, Godzilla 2000, que siempre me pareció mejor que las versiones norteamericanas más recientes.

En su origen, la película dirigida por Inoshiro Honda en 1954, Godzilla era una encarnación de los Gaki, espíritus malignos que entran en el mundo humano, pero al mismo tiempo ejercía como motor y reto para la renovación de la voluntad y el cambio de los japoneses habitantes de las ciudades devastadas por las bombas nucleares y de progreso de una sociedad que asume la catástrofe como parte de su ciclo de existencia casi cotidiano. La catástrofe de la central de Fukushima proyecta así su sombra sobre esta versión actualizada del monstruo icónico, esquivando la progresiva infantilización sufrida por el personaje en versiones anteriores. La acción y el espectáculo siguen ahí, pero no son ya el único atractivo de la propuesta, que es la más madura relacionada con Godzilla que nos ha dado el cine desde que esta especie de variante de King Kong comenzara a dejar su huella en la pantalla grande. Me atrevería a decir que es la mejor película de toda la larga y variopinta saga de Godzilla tal y como la hemos conocido hasta ahora, una entrega de la misma que puede incluso captar nuevos aficionados al personaje y abrir nuevas puertas a las aventuras del mismo en Japón. Sospecho que la huella de este Shin Godzilla llegará a extenderse incluso a la nueva franquicia que sobre este personaje se está edificando ahora mismo en Estados Unidos.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Miércoles, 31 Octubre 2018 07:39
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp