Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Feliz día de tu muerte ***

08 Nov 2017
Terror entretenido que intenta sacar partido al Día de la marmota.

Los aficionados al comic recordarán de las viñetas a este guionista que renovó la saga de los mutantes X de la Marvel en los años noventa con algunas claves que se asoman esporádicamente a esta película en la que oficia como guionista. El juego con el bucle temporal no es nada nuevo y ha sido exprimido incluso con más solvencia en películas como Atrapado en el tiempo con su Día de la Marmota, Código fuente, Al filo del mañana, Destino oculto, o Los cronocrímenes, por citar algunas de las más recientes. Esa fórmula de bucle repetido, en este caso en torno a la muerte de la protagonista, que debe repetir una y otra vez ese día fatal para identificar a su asesino, lo que nos lleva más al camino argumental de Following de Nolan, o de D.O.A. Muerto al llegar, se ajusta bien tanto a la narración fragmentada en viñetas del cómic como al cine, aunque en este segundo medio puede llegar a resultar algo más repetitivo y que desgasta el interés del espectador a menos que los responsables sepan cómo renovar el relato con nuevos elementos a medida que se produce la repetición del bucle.

Feliz día de tu muerte consigue eso en buena parte de su metraje, en buena medida porque no intenta ser lo que no es y parte de la base de jugar con la complicidad del espectador desde el primer momento, con la broma del logo del estudio que se repite. Lo que ocurre es que en lugar de jugar con ese disparate hasta las últimas consecuencias, buscando el encuentro con el absurdo, intenta en un momento de su metraje tomarse más en serio de lo que debe, lo cual automáticamente colapsa su cualidad como juguete de complicidad con el público en el ecuador de su metraje, justo el momento en el que debería haber puesto toda la carne en el asador y erigirse como una especie de sátira del género de terror en sus reglas y fórmulas más reiterativas, poniendo así de manifiesto el carácter repetitivo del mismo.

De manera que es eficaz como entretenimiento. Competente en su mezcla de intriga y pinceladas de humor y autoparodia, con guiños a las claves más obvias del género de terror como el miedo a los hospitales y el uso de los golpes de sonido y música para fabricar sustos. Y en su naturaleza como gamberrada para goce de adolescentes muestra una inteligencia que lamentablemente es poco habitual en este tipo de propuestas. Jessica Rothe hace un buen trabajo ganándose al público y oficiando como elemento para convencernos de que continuemos viajando en bucle con ella durante toda la película, siendo así la mejor aliada de la película para hacernos olvidar el carácter de anécdota más propia para el cortometraje que para el largometraje que tiene el guión de la película. Digamos que le falta otra velocidad, camino quizá del gore disparatado tipo Posesión infernal de Sam Raimi, para poder ir más allá de la gracieta de esa anécdota de partida y convertirse en una sátira más completa y madura del género.

No puede ser especialmente disfrutable por adolescentes sin muchas ganas de comerse el tarro y es un pasarratos majo.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Miércoles, 08 Noviembre 2017 10:59
Valora este artículo
(0 votos)
H

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.