Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Steven Spielberg construye una efectiva y emocionante película, en la que recuerda los tiempos en que cabeceras como The Washington Post se convirtieron en auténticos azotes del poder político en USA.

Hubo una época en la que el llamado cuarto poder ejercía como tal, y amedrentaba a la Casa Blanca con sus incendiarias portadas y exclusivas. Dentro de ese equipo de rotativos aguerridos, The Washington Post protagonizó los episodios más decisivos para acabar con la administración del irascible y poco carismático Richard Nixon.

Antes de producirse el escándalo del Watergate (investigación histórica llevada a cabo por dos periodistas de The Washington Post, la cual es estudiada obligatoriamente en las facultades de Ciencias de la Información de todo el mundo), el citado diario capitalino inició su campaña en favor de la libertad de prensa, con la aparición de los llamados “papeles del Pentágono”.

Steven Spielberg era un joven aspirante a cineasta cuando ocurrieron los hechos que narra el guion elaborado por Liz Hannah, pero recuerda muy bien el escándalo de juzgados que aireó la publicación de una de las filtraciones más aparatosas, de cuantas tuvo que soportar la nación de las barras y estrellas en la década de los setenta. En concreto, estos documentos revelaban la ristra de engaños encubiertos por cuatro equipos presidenciales, con respecto a la actuación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.

En su momento, el intento de Nixon por secuestrar las ediciones de The Washington Post y The New York Times acabó con el fallo favorable a la libertad de prensa promulgado por las altas instancias judiciales del país de Thomas Jefferson. Sin embargo, el presidente se mantuvo en su sillón hasta que sucedió lo del Watergate, y el consecuente impeachment terminó con el infausto período de Nixon.

El responsable de Tiburón recupera en esencia esas semanas decisivas, que marcaron una carrera contrarreloj en la que la sociedad se jugaba la necesidad de que los informadores se mantuvieran alejados de las esferas del poder, e hicieran valer la veracidad de los descubrimientos sorpresivos con respecto a las posibles mentiras de los políticos de turno.

Pese a que la historia se muestra con un cierto déficit de claridad expositiva, Spielberg consigue superar los obstáculos con su estimable experiencia en el mundo audiovisual, y su capacidad innegable para recurrir a la fibra sensible en cuanto se nota que hay una bajada de tensión argumental.

Para ello, el director de El color púrpura echa mano de la banda sonora del inagotable John Williams y de la fotografía del siempre imaginativo Janusz Kaminski. Estas dos piezas imprescindibles en la carrera de Spielberg consiguen diseñar la atmósfera envolvente que lubrica el curso argumental, hasta el punto de soportar con sus guiños subliminales el desarrollo de la historia.

Aunque, en ese empeño por levantar el peso sobrestimado de una trama algo farragosa, el equipo interpretativo se convierte en una de las principales bazas de Los archivos del Pentágono. Capitaneados por una creíble y vulnerable Meryl Streep (y eso que en algunas escenas peca de un exceso de celo gestual), el cuadro dramático mete a los espectadores en un tema que podría echar para atrás a los que no comparten la pasión profesional de los protagonistas. Una labor de intereses creados, en la que igualmente brilla Tom Hanks (a más de uno nos habría gustado conocer a un jefe de redacción con el olfato y la habilidad de la que hace gala Ben Bradlee, al que encarna Hanks).

Jesús Martín

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 15 Enero 2018 16:25
Valora este artículo
(0 votos)
H

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.