Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Crítica de la película Venom 

Irregular adaptación del personaje con muchos altibajos y a trompicones.

Dejando de lado todos los comentarios que han circulado sobre ella previos a su estreno, la película de Veneno es floja. No es, como algunos han comentado, del nivel de aquella de Catwoman con Halle Berry o del nivel de las dos primeras de Los Cuatro fantásticos. Es mejor que aquellas. Me recuerda más a la última adaptación de Los cuatro fantásticos dirigida por Josh Trank o a las dos primeras propuestas de película de Hulk en solitario, la protagonizada por Eric Bana y la protagonizada por Edward Norton. Pero incluso frente a ellas, resulta más floja que las mismas.

Tom Hardy hace lo suyo, y bien, cuando le dejan algo de espacio, pero no le dejan mucho que masticar o con lo que construir con la propuesta que finalmente va a llegar a la cartelera. Ignoro si esos comentarios sobre cuarenta minutos cortados tienen alguna base de realidad, pero lo que me parece claro es que si bien la película empieza con unos tonos más oscuros y en clave más entretenida, paulatinamente se va convirtiendo en otra cosa, parece agotada de sí misma, cae en algunos planos que hacen pensar en una copia algo trasnochada de claves visuales más presentes en el cine de los ochenta. Y es inevitable que llegados a este punto te vengan a la memoria las dos películas de El motorista fantasma con Nicolas Cage. Sea por los cortes, si los hubiera o hubiese, o no, lo cierto es que la película avanza a trompicones, deja sin solucionar temas que propone su guión, cae en la trampa de reiterar constantemente información que ya nos ha dado previamente, y además en lo referido al acompañamiento musical, es demasiado invasiva, como si la música tuviera la clave para hacer más siniestras o intensas las situaciones que no consiguen serlo a través de sus imágenes.

Si pasamos a los personajes, el personaje de Anne en manos de Michelle Williams es tópico y además le otorgan un papel clave muy forzado en el duelo final entre protagonista y antagonista. Vamos que no pinta nada ahí. Y además, insisto, es un tópico. En cuanto al abordaje de la relación sentimental de Eddie Brock y Anne es superficial, tópica, acude incluso a temas musicales como Our Love (¡¡¡Our Love!!! ¡¡¡En una película sobre Veneno!!!) para resumirle al lector que se quieren mucho y son una pareja maja y tal… Cosa que nos trae totalmente al fresco, pero que, con otras explicaciones reiteradas, ocupa mucho metraje que retrasa el verdadero arranque de lo que se supone que hemos ido a ver, esto es, Brock y Veneno. A Veneno no le vemos el pelo, o los dientes, hasta transcurrida más o menos una hora de película. Por cierto que Veneno acabe implicado en ese enredo sentimental en un empeño tardío por convertir el asunto en comedia es aberrante. Si querían mandarlo por ahí, deberían haberlo planteado antes así, pero no es el caso. Simplemente Veneno cambia de opinión, objetivos, carácter, etcétera, casi en el paso de un plano a otro, sin explicación alguna. En ese sentido, la relación Brock/Veneno, con sus diálogos, podría haber funcionado, pero no le dejan espacio. En cuanto al antagonista, es igualmente tópico. El mundo le hizo así de chungo, y ya.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Sábado, 10 Noviembre 2018 22:44
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.