Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Desenterrando Sad Hill ★★★★

Crítica de la película Desenterrando Sad Hill

Guillermo de Oliveira se estrena en el largometraje con un documental sobre la importancia de preservar el patrimonio cinematográfico y cómo la pasión por el cine y el arte unen a la gente.

Aquellos que amamos el cine, y seguramente quien esté leyendo estas líneas compartirá ese sentimiento, no concebimos las películas como un mero pasatiempo, sino como una inagotable fuente de experiencias vitales que guardamos muy dentro de nosotros. Elucubramos teorías acerca de las películas, nos enamoramos de sus personajes, coleccionamos las distintas ediciones, caemos en la tentación de comprar ingentes cantidades de merchandising, nos emocionamos al visitar los lugares de rodaje y hablamos de ellas durante horas con personas con las que, al igual que con ese idolatrado universo de ficción, desarrollamos una conexión casi espiritual. En ese sentido, tal y como se expone en la película, podríamos hablar del cine y el arte como una religión.

Desenterrando Sad Hill supone el debut de Guillermo de Oliveira en la gran pantalla, después de realizar diversos fan films sobre videojuegos, tan curiosos y de buena factura técnica como Seth’s Gold (cortometraje basado en Red Dead Redemption, en el que ya declaraba su amor al western) o ese loco crossover que es Mad Max Payne. El documental cuenta la historia de un grupo de soñadores, con una fuerte conexión emocional con la película El bueno, el feo y el malo, que se proponen recuperar el escenario del cementerio de Sad Hill, lugar imponente rodeado de más de cuatro mil cruces en cuyo círculo central tenía lugar el duelo entre Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee van Cleef. Situado en la provincia de Burgos, el emplazamiento podría haberse convertido en una enorme atracción turística para los amantes del cine, pero sufrió un progresivo abandono y ha quedado sepultado bajo tierra.

Lo que podría haber derivado en un documental cinematográfico sobre los entresijos del rodaje y la importancia del film de Sergio Leone, es en realidad un canto de amor al cine y la pasión que genera. No se olvida de la filmación, pues también explora los incontables problemas que tuvieron, las anécdotas de los vecinos del pueblo que participaron o la inesperada ayuda del régimen franquista a una película de marcado carácter liberal; pero lo que verdaderamente le interesa al cineasta vigués es la conexión emocional que tienen con la película todos los implicados como para acometer la admirable proeza de levantar piedra a piedra de nuevo el cementerio. Un grupo de amigos que sorprendentemente se encontraron con fans que vinieron de distintas partes del mundo para reconstruir un lugar que consideran poco menos que sagrado y con personalidades ilustres que apoyaron la causa como Ennio Morricone, Joe Dante o el mismísimo Clint Eastwood.

Un documental bien narrado, con un metraje medido y sin caer en repeticiones ni vicios del género. La labor de dirección es destacable (los planos cenitales y a vista de pájaro retratan a la perfección ese espacio de culto en medio del bosque) y maneja con inteligencia el componente emocional y el montaje. Para muestra la desoladora historia de la relación del hijo y su padre con la mítica película y el conmovedor clímax, momentos puntuales bien administrados a lo largo del relato que tampoco abusan de las lágrimas; o el juego al despiste con las distintas apariciones de James Hetfield y el concierto de Metallica, que tienen su razón de ser en el emocionante epílogo. Funciona porque nos guste o no el western, habla de algo que experimentamos y sentimos todos los cinéfilos: la devoción por el séptimo arte.

Alejandro Gómez

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Martes, 06 Noviembre 2018 07:56
Valora este artículo
(0 votos)
Alejandro Gómez

Todo en uno: cinéfilo, seriéfilo, melómano, lector voraz y tragaldabas.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.