Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Crítica de la película Robin Hood

Simpática actualización del mito de Robin Hood.

No sé si era necesaria otra versión de una historia quizá demasiado conocida por la audiencia, incluso cuando se trata de una versión británica y no americana. Pero es verdad que convertir al personaje en un superhéroe es la mejor forma de hacer que la audiencia se interese por el mismo, o lo rechace por completo. Es una apuesta curiosa, que uno no termina de ver con claridad pero que ofrece un espectáculo suficiente para pasar un par de horas entretenidas en una sala de cine, sin pretensiones. Aventuras a la antigua usanza, pasadas por el filtro del cine de cómics. Sin problemas, sin más esfuerzo ni nada similar. Sin querer ser aquello que no es.

La historia, que parece en muchos momentos rescatada de la versión del personaje protagonizada por Kevin Costner en los 90, nos muestra a un Robin de Loxley que parte para la guerra en tierras árabes, regresando tiempo después para reclamar lo que es suyo. Su lugar como lord, algo que no encontrará al descubrir que ha sido dado por muerto, la hacienda familiar saqueada, y la ciudad forzada a vivir en la miseria debido a los impuestos de Sheriff de Nottingham, un tipo despreciable aliado con la iglesia en un plan que podría cambiar el curso de la historia. Robin deberá engañar a todo el mundo, para lo que contará con la ayuda de John, un hombre que ha viajado de Arabia a Inglaterra junto a Robin y que le entrenará para convertirle en Robin Hood.

Es entretenida sin duda la propuesta, pero cabe destacar sobre todo, los momentos bélicos en tierras árabes, donde vemos lo mejor de la producción a todos los niveles. Hay que recordar que aunque pueda no parecerlo, la producción de Robin Hood es modesta, mucho, por lo que muchas de las escenas pueden resultar algo más televisivas de lo esperado, sobre todo en lo que se refiere a medios. Lo salvan continuamente con mucha dignidad y esfuerzo, y con un buen reparto liderado por Taron Egerton y Jamie Foxx, posiblemente quienes más claro tienen dónde se encuentran y quienes se lo pasan en grande con los personajes y las escenas de acción, haciendo disfrutar al público con ellos.

Otra cosa distinta es que Ben Mendelsohn y F. Murray Abraham tengan dos personajes que no se sostienen de puro tópico, que nadie sepa hacia dónde se dirige el de Jamie Dornan o que Marian, interpretada por Eve Hewson, sea poco más que un adorno, aunque intente lo contrario. Son problemas del guión salvados por la ausencia de pretensiones. Aunque en determinados momentos quiere parecerse demasiado a Batman, al Batman de Nolan de hecho, copiando literalmente momentos o frases de guión. Obsesionada con ser una película de superhéroes de época, sin pensar nunca que quizá el público esté algo cansado de que todas las películas se parezcan a ese género, y decida dejar esta nueva versión de Robin Hood aparcada…

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Miércoles, 05 Diciembre 2018 12:10
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.